Los txokos vascos se modernizan: así se ha transformado este de 30 metros en clave contemporánea

Los tradicionales txokos vascos se renuevan abriéndose a las tendencias en decoración, con líneas minimalistas, colores neutros y toques modernos.

Salón de un txoko en el País Vasco, con estilo rústico moderno.
Osvaldo Pérez
Sara Barragán del Rey
Sara Barragán del Rey

Periodista especializada en arte y cultura visual

Los tradicionales txokos del País Vasco, espacios pensados para cocinar y comer entre amigos, se abren al diseño contemporáneo de la mano de interioristas como Raquel González, que ha transformado un espacio de 30 metros cuadrados en un salón, comedor y cocina de inspiración rústica muy acogedor. Modernizar estos espacios privados y sociales, en los que se reúnen amigos y familiares para disfrutar de un ambiente informal y acogedor fuera de la casa, es algo que se ha convertido en tendencia. 

Comedor y cocina de un txoko en el País Vasco diseñado por Raquel González.

Una tradición muy viva

El término 'txoko' ('rincón' en euskera), surgió a principios del siglo XX en el País Vasco para referirse a estos espacios comunitarios. Tradicionalmente, estaban amueblados con piezas de madera maciza, mesas y sillas robustas funcionales para grandes grupos, chimenea y elementos de la cultura y tradición vasca. Ahora, las tendencias de diseño y decoración, han invadido algunos de estos espacios que se han adaptado a las nuevas necesidades. Las líneas limpias y los colores neutros, materiales más modernos, como el acero inoxidable y el vidrio, y una mayor atención a la decoración, la iluminación y la acústica, han ido cambiando la atmósfera de los nuevos txokos.

 

 

La funcionalidad, la comodidad y la personalización cobran ahora más importancia a la hora de diseñarlos. El objetivo: conseguir un lugar acogedor donde cocinar, comer y conversar. "Esto se logra a través de una buena distribución del mobiliario, un estudiado proyecto de iluminación, y una buena elección de materiales y colores que generen una atmosfera cálida y acogedora", explica Raquel González. Ella firma este espacio de inspiración rústica y acabados contemporáneos ubicado en la planta baja de una vivienda unifamiliar en Gorliz, Uribe Costa. 

1 /7
salón rústico moderno txoko
Osvaldo Pérez

Una distribución perfecta

El objetivo de la interiorista en este txoko era crear un solo espacio abierto que integrara salón, comedor y cocina. "Teníamos claro que el espacio debía de cumplir las funciones de zona de descanso, de cocina y de comedor, así que debíamos de trabajar esa versatilidad de forma conjunta y bien estudiada", explica Raquel González. La planta en forma de L ha permitido distribuir los espacios fácilmente creando una gran zona social capaz de cumplir los tres requisitos. El salón y el comedor se ha distribuido en la planta horizontal, divididos por una columna y la cocina se ha ubicado en el hueco que deja la L.

Cocina blanco rústico txoko
Osvaldo Pérez

Conseguir la máxima luz

Al ser un espacio semisoterrado, el objetivo principal se centró en obtener la máxima luz natural. Para ello se utilizó el color blanco como principal en la paleta y se instaló luz indirecta mediante foseado LED perimetral en los techos. "El techo foseado es una solución ideal para estos casos en los que al crear un falso techo en dos niveles podemos esconder un sistema de iluminación que proporciona una luz interesante y atractiva que remarca el perímetro de las zonas", comenta la interiorista.

Salón rústico txoko
Osvaldo Pérez

Una estética que dialoga con la tradición

La piedra y la madera son dos elementos que dialogan con la estética de los txokos tradicionales. En todo el perímetro del espacio se ha utilizado una superficie que imita a la piedra, dialogando con la fachada, y que es iluminada por el foseado. Además, el suelo del salón y el comedor es un porcelánico que imita a la madera.

Salón luz perimetral estilo rústico
Osvaldo Pérez

Piezas escogidas al detalle

En el salón, destaca la Butaca Radial de Expormim, una reinterpretación de una pieza de los 80 cuya peculiar silueta curvilínea evoca iconos de la cultura pop. Se ha combinado con dos sofás de estilo completamente distinto, uno de ellos de Ikea en líneas contemporáneas y otro más clásico, de Maison du Monde. La lámpara de sobremesa de cerámica es de Polomio y los faroles de fibra natural de Zara Home.

Cocina blanco rústico txoko
Osvaldo Pérez

Cocina blanca y funcional

Para dar un aspecto pulcro a la cocina, se han elegido muebles lacados en blanco que contrastan con una encimera de granito negro en la isla y en la zona de trabajo. El suelo hidráulico de Nais aporta un toque rústico y acogedor a al estancia. El toque de diseño lo dan los taburetes Moody, de Andreu World. 

Comedor y cocina estilo rústico txoko
Osvaldo Pérez

Comunicadas pero independientes

El comedor y la cocina permanecen separados por la isla funcional y de estilo minimalista. Esta pieza cuenta con almacenaje en la parte interior y una zona de barra en la exterior. Su diseño atemporal encaja a la perfección en el espacio.

comedor y salón txoko rústico
Osvaldo Pérez

Una mesa para seis

En la zona del comedor, la mesa de comedor para seis comensales se combina con las sillas Terje en color negro de Ikea. La lámpara de techo Böja, también de Ikea, añade el toque artesanal y rústico, completado con el mantel de Zara Home. 

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?