Soñamos con desconectar en esta moderna casa de vacaciones junto a un fiordo

Inmerso en la naturaleza, el refugio proyectado por el estudio de arquitectura Eerkes está concebido para escapar del estrés urbanita gracias a las vistas que ofrece la casa: un fiordo y las montañas, que invitan a la desconexión.

La casa, entre el agua y el bosque, es un proyecto de Eerkes Architects.

La casa, entre el agua y el bosque, es un proyecto de Eerkes Architects.

Para escapar del estrés urbanita, en medio de un bosque frondoso en el estado norteamericano de Washington, el equipo de arquitectura Eerkes ha proyectado una moderna casa de playa ubicada junto al fiordo de Hood Canal. Desde Surly Crab, como se llama el refugio, las vistas hacia el oeste abarcan el canal y las Montañas Olímpicas. Tierra adentro desde la casa la mirada se pierde en un frondoso bosque con helechos, rododendros autóctonos, madroños y abetos. Los arquitectos han conseguido plasmar las necesidades de sus dueños: tener un retiro en el que reunirse con amigos y desconectar entre la riqueza del paisaje natural.

1 /6
Surly Crab Elevation Final 1

La casa está dividida en tres estructuras. La sala de estar principal tiene dos alturas, colinda con el agua y está emplazada en lo que era una antigua cabaña de pescadores.

Surly Crab GH Final 1 lr

Detrás de las zonas comunes de la vivienda, se encuentra el ala de invitados y el dormitorio principal, que se elevan y abrazan el comienzo del bosque.

Surly Crab Vignette Bridge 1

Las diferentes estructuras de la casa se conectan por pasillos acristalados, que permiten que la vista se pierda en la naturaleza mientras se hace la transición de una parte a otra de la casa.

Surly Crab Vignette Fire 1

“Al separar el programa en tres estructuras, la configuración da como resultado una variedad de relaciones entre la arquitectura y el paisaje circundante”, explica Les Eerkes, arquitecto principal del proyecto.

Surly Crab GH Final 1

Inspirándose en la frondosa naturaleza del espacio, los arquitectos han apostado por materiales naturales para revestir el exterior de la estructura. La madera de cedro teñida oscuro y compuesto de fibra en la fachada permiten que la casa se mezcle con el bosque en pendiente. Por su parte, las paredes y los suelos de cemento y el mobiliario de roble claro buscan replicar la textura arenosa de la playa.
 

Surly Crab Entry Final 1

La casa se abre hacia el oeste, lo que permite a sus habitantes disfrutar de las vistas del atardecer sobre el agua. El equipo de arquitectura ha elevado las habitaciones sobre el salón para potenciar las vistas desde la zona de descanso. 
 

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?