Una planta baja con mucha vida interior

A partir de un juego de yuxtaposiciones, CRÜ Studio proyecta esta vivienda a pie de calle con un marcado carácter polivalente

Txell Moreno / Fotos: Adrià Goula

1 / 9
Dormitorio con cerramiento acristalado, puerta exterior al fondo, mesita auxiliar negra, suelo rojo. El dormitorio del espacio a fachada, con techo abovedado, se aísla respecto la calle a través de intercalar un patio que filtra la contaminación acústica y visual.

1 / 9

El dormitorio del espacio a fachada, con techo abovedado, se aísla respecto la calle a través de intercalar un patio que filtra la contaminación acústica y visual.

Zona cocina, mueble con revestimiento espejo, reflejo patio casa, suelo rojo, encimera de granito negra. El mobiliario a medida de la cocina se extiende hasta integrarse en el salón. En ambos casos, se completa con una encimera de granito negro.

2 / 9

El mobiliario a medida de la cocina se extiende hasta integrarse en el salón. En ambos casos, se completa con una encimera de granito negro.

Mueble salón de madera y encimera de granito, sofá de madera y tapicería en rojo. El uso de espejos a lo largo de toda la vivienda, como se muestra en este frente, aporta mayor sensación de amplitud al conjunto

3 / 9

El uso de espejos a lo largo de toda la vivienda, como se muestra en este frente, aporta mayor sensación de amplitud al conjunto

Salón con estantería de pared a pared, sofá rojo, butaca color grus claro, apertura patio exterior. La zona de día se abre hacia un patio exterior manteniendo la estética blanca de paredes y techos, y la calidez de una pátina homogénea de epoxi en color rojizo.

4 / 9

La zona de día se abre hacia un patio exterior manteniendo la estética blanca de paredes y techos, y la calidez de una pátina homogénea de epoxi en color rojizo.

Zona de paso, puerta corredera de madera, pared blanca con detalle obra vista. La puerta corredera de la estancia polivalente está pensada para dejarla abierta en caso de actuar como una prolongación de la zona de día y cerrarse si se emplea como dormitorio.

5 / 9

La puerta corredera de la estancia polivalente está pensada para dejarla abierta en caso de actuar como una prolongación de la zona de día y cerrarse si se emplea como dormitorio.

Patio exterior cubierto, cerramientos acristalados. Junto al patio exterior y contigua a la zona de día se levanta una estancia polivalente que tanto puede hacer las veces de dormitorio como de comedor.

6 / 9

Junto al patio exterior y contigua a la zona de día se levanta una estancia polivalente que tanto puede hacer las veces de dormitorio como de comedor.

Baño, zona lavamanos, lavabo exento, revetimiento de gres blanco, pared naranja. El cuarto de baño queda oculto tras la cocina, en la zona más estrecha de la vivienda. La zona de lavabo está compuesta de lavamanos exento sobre base de obra revestida de cerámica, y se acompaña de ducha con cerramiento acristalado.

7 / 9

El cuarto de baño queda oculto tras la cocina, en la zona más estrecha de la vivienda. La zona de lavabo está compuesta de lavamanos exento sobre base de obra revestida de cerámica, y se acompaña de ducha con cerramiento acristalado.

Dormitorio doble, bóveda techo, cerramiento acristalado. Predomiantemente blanco y puro, el dormitorio principal contrasta con las paredes de piedra y el suelo cerámico de la zona de acceso.

8 / 9

Predomiantemente blanco y puro, el dormitorio principal contrasta con las paredes de piedra y el suelo cerámico de la zona de acceso.

Acceso exterior desde calle, puerta de hierro. Al interior de la vivienda se accede desde la propia calle a través de un cerramiento de hierro y cristal que deja que la luz natural penetre hasta el interior.

9 / 9

Al interior de la vivienda se accede desde la propia calle a través de un cerramiento de hierro y cristal que deja que la luz natural penetre hasta el interior.

El estudio de arquitectura CRÜ Studio ha logrado aportar singularidad y un toque personalidad a esta planta baja situada en el barrio del Clot, de la ciudad de Barcelona. El espacio, de planta rectangular, dibuja dos subáreas a ambos extremos, uno a fachada y otro a patio de manzana, conectados a modo de apéndice por un pasadizo de singulares proporciones, dada su gran altura y su escasa anchura. En total la vivienda tiene una superficie de 90 m2 a los que se le ha querido dar un carácter polivalente. Si bien cuenta con dos habitaciones, una doble, con bóveda incluida, y otra individual, esta última está proyectada tanto para ser zona de noche como para comedor.

La búsqueda de la versatilidad con la que han trabajado Joan Astallé, Clàudia Raurell y Marc Peiró, de CRÜ Studio, se traduce aquí en espacios depurados donde se impone la funcionalidad, eso sí, con un toque personal. El conjunto de la vivienda se ha revestido de pavimento continuo de resina epoxi multicapa, de tonos rojizos, generando cierta continuación visual con las baldosas cerámicas del patio exterior. Y es que la ubicación de la vivienda y su disposición contribuyen a que el diálogo entre interior y exterior sea omnipresente, en mayor o menor graduación.

El acceso a la vivienda, a pie de calle, se hace a través de un cerramiento de hierro. El dormitorio que comunica con la fachada se aísla respecto al exterior a través de intercalar un patio que filtra la contaminación acústica y visual. Tras superar esta primera área, se llega a una zona más angosta a lo largo de la cual se ha proyectado la cocina, a partir de una disposición en línea que da cabida a las zonas de almacenaje, agua y cocción. En el mismo frente, una puerta conecta con un cuarto de baño oculto tras la cocina.

En la parte posterior de la vivienda se encaja la zona de día, presidida por una serie base de baldas de DM barnizado. La zona de estar se orienta a un patio exterior donde se levantaba un volumen que ahora se recupera para integrarse al resto de la vivienda. Es aquí donde el espacio resulta más polivalente, pudiéndose adaptar a las necesidades de sus propietarios.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?