Una vivienda minimalista ideada para relajarse

Con la voluntad de crear un espacio limpio y lacónico, el estudio ucraniano Yakusha Design, ha diseñado esta sugerente vivienda de esencia minimalista.

1 / 16
Cocina y comedor en un solo ambiente, con mobiliario en blanco, gris y negro y campanas estractoras cilíndricas en blanco

El estudio Yakusha Design, con sede en Kiev, ha ideado este hogar familiar de diseño minimalista, acentuado por la luz, los volúmenes y genuina decoración.

Comedor con mesa y sillas de madera, luminaria suspendida, jarrones en el suelo en negro

La vivienda, situada a las afueras de la capital ucraniana, se organiza en dos pisos bajo una paleta monocromática que unifica ambientes haciendo de todos ellos un entorno en calma, sencillo y tranquilo.

Mesa de comedor con sillas a juego, jarrón de cristal, cortinas en gris claro

La zona de comedor está presidida por un amplia mesa de madera, en acabado natural, con sillas de formas sinuosas a juego. El espacio, muy luminoso, se protege de miradas y el exceso de luz natural con cortinas en gris claro. 

Detalle de luminaria suspendida de cerámica sobre mesa de comedor de madera

La luminaria suspendida sobre la mesa del comedor, así como otros elementos decorativos del proyecto son de Faina, firma creada por la propia diseñadora y responsable del proyecto Viktoria Yakusha.

Detalle sillas y mesa de comedor en madera, con jarrón de cristal y cortinas blancas al fondo

Los suelos de hormigón pulido de la zona de día encuentran su cálido contrapunto en la madera que viste la zona del comedor, así como en las cortinas de lino y las alfombras de felpa del salón. 

Detalle de cuadros y escultura sobre mueble contenedor en gris junto a zona de cocina con encimera de granito en negro.

Los jarrones de cerámica de original diseño, dispuestos sobre la cómoda de la cocina, así como el resto de equipamiento que visten la zona de día armonizan perfectamente con el ambiente minimalista del espacio.

Taburetes del office de cocina, en negro, junto a salón con alfombra blanca sobre suelo en gris oscuro y mobiliario del salón en blanco

Una isla de mármol negro se ha convertido en el punto principal de la cocina, sirviendo como lugar de preparación de alimentos así como de imán para que todos los miembros de la familia se reúnan a su alrededor.

Estantería en blanco encajada en pared de salón, suelo de madera

Una amplia librería a medida, dispuesta de suelo a techo, actúa como expositor de diferentes piezas decorativas que sobresalen sobre el blanco inmaculado de la estructura. La exposición es un gran ejemplo de cómo las preciadas pertenencias de uno pueden hacerse un lugar en un hogar minimalista.

Jarrón en gris antracita sobre mueble suspendido en blanco

El diseño está elegantemente elaborado, combinando una paleta de colores neutros con ráfagas de personalidad que se materializa en un mobiliario depurado y elementos decorativos llenos de matices y singularidad. 

Hueco de escalera en negro en contraste con paredes y puertas en blanco

La escalera está en sintonía con otros volúmenes. Sus líneas negras gráficas a lo largo del techo y las paredes combinan con acierto con las uniones invisibles entre las paredes y el suelo.

Escaleras pintadas en gris frente a detalles en negro y paredes en blanco

Justo esta escalera de hormigón en blanco y negro se ha convertido en la parte favorita de los diseñadores responsables del proyecto para trabajar.

Dormitorio con lenceraría de cama y detalles en tonos grises rosados, mesilla a modo de cesto y alfombra en crudo sobre suelo de madera

El dormitorio principal está construido en una dominante monocolor en rosa grisáceo con una cuidadosa selección de detalles. La madera, el lino y el acero pintado combinan entre sí convirtiéndose en un todo.

Detalle escultural circular en pared en tonos rosados en dormitorio

Una cuidada colección de obras de arte y objetos decorativos, todos en tonos neutros, se dan cabida a lo largo de los diferentes ambientes de la casa dando una idea de los gustos y la personalidad de sus propietarios.

Detalle mesilla de mimbre a modo de certo con aplique en pared y cama tapizada en acabado aterciopelado

La fusión de materiales y texturas se hace especialmente evidente en el dormitorio, cuya cama tapizada en tejido aterciopelado combina con mesillas de noche en forma de cestos de mimbre y apliques de pared en acabaddo dorado mate.

Dormitorio con luminaria puntual suspendida, detalle de pared a rayas horizontales negras

El juego gráfico que brindan las paredes de este dormitorio a base de finas rayas negras horizontales sobre fondo blanco crea un original efecto que además da mayor sensación de amplitud espacial. 

Detalle mobiliario en blanco sobre pared en negro con estante suspendido y jarrón de formas circulares

Los armarios y los espacios de almacenamiento no son visibles para que todo permanezca limpio y sobrio, despejando el espacio de elementos supérfluos y llenándolo de funcionalidad bajo una estética mesurada.

A las afueras de la ciudad de Kiev, en Ucrania, los diseñadores Viktoria Yakusha y Vladislav Baranow, fundadores del estudio Yakusha Design han proyectado esta vivienda familiar, pensada para irradiar paz y tranquilidad. Con una superficie de 235 m2, la vivienda se viste a partir de una paleta monocromática, combinada con una cuidada selección de piezas de mobiliario y objetos decorativos –algunos de ellos diseñados por los propios responsables del proyecto bajo la firma Faina– que dan como resultado una encantadora residencia, capaz de atraer todas las miradas, especialmente a los amantes del minimalismo.

Una vez se accede a la vivienda, se observa cómo la superficie se ha distribuido en dos plantas. La inferior se caracteriza por ser un espacio abierto en el que se dan cabida la cocina, el comedor y las salas de estar. Las paredes exteriores están casi cubiertas con ventanas, proporcionando mucha luz natural para cocinar y reunirse con la familia. En la cocina, una gran isla central de trabajo revestida de piedra oscura focaliza todas las miradas y se convierte en el eje central de la cocina, alrededor de la cual se disponen los diferentes ambientes. La zona de almacenaje de la cocina, totalmente en blanco, se integra por completo en el ambiente sin apenas peso visual. A un lado de la cocina abierta está el comedor, cuyo mobiliario en madera clara y acabado natural se yuxtapone a los tonos oscuros de la cocina y del suelo de hormigón pulido, a la vez que aporta un extra de calidez al ambiente. Los altos techos, junto con las muchas ventanas de la habitación, dan una gran sensación de ligereza.

En el otro extremo de la cocina se encuentra la sala de estar cuya apariencia se ciñe a tonos neutros, con un suave sofá gris y una alfombra de felpa. El nivel superior de la vivienda está reservado a zona de noche, un ambiente más íntimo ocupado por dormitorios y baños. Una suave color rosa grisáceo tiñe completamente el dormitorio principal en un sugerente juego de texturas y materiales.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?