Minimalismo en casa: significado, cómo aplicarlo y por qué vivir con menos

Adoptar un estilo de vida minimalista en el hogar puede traer consigo una sensación de tranquilidad y armonía. Con estas claves de estilo minimalista es posible crear espacios acogedores, funcionales y libres de desorden. Recuerda que la clave está en la simplicidad.

Minimalismo en casa: significado, cómo aplicarlo y por qué vivir con menos
Ores Lario
Ores Lario

Periodista especializada en estilo de vida, decoración y diseño

Raquel Suárez
Raquel Suárez

Redactora web de Arquitectura y Diseño especializada en interiorismo y estilo de vida

El minimalismo es un enfoque de diseño que se ha vuelto cada vez más popular en los últimos años. Se caracteriza por la simplicidad, la funcionalidad y la eliminación de lo superfluo. Una casa minimalista busca crear un ambiente tranquilo, ordenado y armonioso. El anhelo por tener menos empieza a convertirse en un movimiento universal, hacia un mundo diferente y más sencillo, una forma de pensar sobre lo que hace una buena vida. Incluso para algunos, el minimalismo es terapia al representar una ruptura decisiva con el pasado. 

¿Qué es el estilo minimalista?

Decía Will Smith que "gastamos dinero que no tenemos, en cosas que no necesitamos, para impresionar a la gente a la que no le importamos". Según esta afirmación, nos rodeamos de adornos inútiles y fruslerías que no necesitamos en nuestra vida y vamos con el piloto automático puesto, siguiendo un estilo de vida consumista. Si nos paramos a mirar a nuestro alrededor, ¿cuántas cosas tenemos que consideramos realmente necesarias?

Probablemente no incluyamos en la lista esa lámpara que nunca encendemos, ni el rodillo de cocina que solo hemos usado una vez para una receta y ahora agoniza en un cajón. A veces (la mayoría), al comprar un objeto trae consigo una pequeña descarga de dopamina, pero ésta se desvanece en cuanto el objeto sale de su caja y el objeto deja de utilizarse. 

 

La esencia de cada uno

 

 

Ser minimalista no implica vivir en una casa sin muebles y con todas las paredes blancas, sino en centrarse en lo que es vital para cada uno desde su individualidad. El estilo minimalista es un enfoque de diseño que busca la simplicidad y la eliminación de lo innecesario. Se caracteriza por la utilización de líneas limpias, colores neutros y la ausencia de adornos o elementos decorativos excesivos. En el minimalismo, menos es más, y se busca crear espacios despejados, ordenados y funcionales

 

Espacios diáfanos. Este estilo se caracteriza por la ausencia de grandes piezas de mobilario y por utilizar solo las estrictamente necesarias.

¿Por qué tener una casa minimalista?

Los beneficios del menos es más han conquistado a hombres y mujeres que han tenido una epifanía surgida como una crisis personal de consumo. Comprar más no conlleva felicidad. De hecho, puede atrapar. Presidiendo esta filosofía está la gurú japonesa Marie Kondo, cuyo principal mandamiento consiste en abandonar todo lo que no genera alegría, una máxima que se ha hecho familiar en todo el mundo.

Al eliminar el desorden visual y reducir la cantidad de objetos decorativos, se crea una sensación de organización y armonía en el espacio. Esto ayuda a reducir el estrés y la ansiedad, proporcionando un entorno sereno que favorece el descanso y la relajación. Además, simplifica el mantenimiento y la limpieza del hogar. Al tener menos objetos y muebles, se reduce la acumulación de polvo y se facilita la tarea de mantener el espacio limpio y ordenado. 

 

Adiós a lo supérfluo

Otro beneficio del minimalismo es que fomenta la funcionalidad y el uso práctico del espacio. Al suprimir lo superfluo, se da prioridad a los elementos esenciales y se optimiza la distribución del mobiliario. Esto permite aprovechar al máximo cada área de la casa y crear espacios versátiles que se adaptan a las necesidades individuales. Lo mejor de todo, es que este estilo es atemporal y perdura en el tiempo.

10 casas maravillosas que han adoptado este estilo

  1. Un apartamento atípico y minimalista en el que nada es lo que parece.
  2. Las dos fachadas de esta casa minimalista están enloqueciendo a todo el pueblo.
  3. Así es el refugio minimalista y cálido de un pintor de Shanghái en Barcelona.
  4. Esta casa minimalista en Canadá lo apuesta todo al blanco (y acierta).
  5. Encontramos la paz mental en esta casa minimalista y llena de luz.
  6. Solo lo necesario: así es la casa blanca y minimalista de un arquitecto en Madrid.
  7. Un pisazo en Barcelona funcional, minimalista y con mucho encanto gracias a sus bóvedas.
  8. Este piso minimalista de Bilbao se ha convertido en dúplex gracias al trastero.
  9. Una vivienda minimalista ideada para relajarse.
  10. Un pisazo con interiores decorados en estilo minimalista.

 

Cocina minimalista blanca con tablas de madera

    Claves del estilo minimalista

    1. Menos es más

    Este concepto se refiere a la idea de que la simplicidad y la reducción de elementos innecesarios resultan en una mayor calidad estética y una experiencia más enriquecedora. Al eliminar el exceso de adornos y mantener solo lo esencial, se crea un ambiente visualmente limpio y ordenado que permite apreciar cada detalle y objeto de manera más significativa. Esta filosofía evita la sobreestimulación visual y fomenta la apreciación de la belleza en su forma más pura.

    2. Colores neutros

    Los colores neutros son elementos clave en el estilo minimalista debido a su capacidad para crear un ambiente tranquilo y atemporal. El blanco, el gris, el beige y tonos similares son conocidos por su sutileza y versatilidad. Estos colores ofrecen una sensación de luminosidad y amplitud en el espacio, ya que reflejan la luz de manera efectiva, lo que contribuye a una atmósfera relajante y serena. Estos tonos se pueden combinar fácilmente con otros colores y elementos decorativos. Esta flexibilidad brinda la posibilidad de personalizar el espacio en el futuro sin tener que realizar cambios drásticos en la paleta de colores, lo que lo convierte en una opción práctica y duradera para la decoración minimalista.

     

     

    Dormitorio casa de campo minimalista con techo de vigas de madera y cama con dosel negro

     

    3. Materiales y texturas naturales

    Optar por materiales como la madera, el mármol, el acero inoxidable y el cristal permite crear una atmósfera serena y armoniosa en el hogar. La madera, en particular, es un elemento clave en el minimalismo, ya que aporta calidez y un toque orgánico al espacio. El mármol y el acero inoxidable, por otro lado, brindan una estética elegante y moderna, además de ser duraderos y fáciles de mantener. Las texturas también juegan un papel importante en la decoración minimalista. Las alfombras de lana, los cojines de algodón, las mantas tejidas y otros tejidos naturales añaden capas de textura sutil que suavizan el ambiente y crean una sensación de confort

    4. Mobiliario funcional

    En lugar de muebles voluminosos y ornamentados, se prefieren piezas de diseño sencillas y versátiles que cumplan con más de una función. El enfoque principal del mobiliario minimalista es eliminar el desorden visual y crear un ambiente despejado y ordenado. Los muebles minimalistas suelen tener líneas rectas y simples, sin adornos ni detalles superfluos, lo que ayuda a crear una estética elegante y sofisticada.

     

    5. Iluminación suave y natural

    En lugar de luces brillantes y directas, se busca utilizar una iluminación suave que genere una sensación de calma y confort. Una forma de lograr esto es aprovechar al máximo la luz natural a través de ventanas amplias y sin obstrucciones, permitiendo que la luz del sol inunde el espacio. Cuando se trata de iluminación artificial, también se pueden utilizar lámparas de pie o de mesa con tonos cálidos para crear una iluminación ambiental agradable y relajante.

     

    Piso de diseño industrial, minimalista y luminoso en Barcelona

    6. Espacios abiertos y despejados

    Este estilo busca crear un diseño que permita una conexión visual y fluida entre los diferentes espacios. La eliminación de paredes innecesarias y la adopción de un diseño de planta abierta ayuda a maximizar el flujo de luz natural y a crear una sensación de amplitud en todo el espacio. La idea principal de los espacios abiertos y despejados en el estilo minimalista es crear un ambiente donde cada elemento tenga su lugar y propósito específico.

    7. Decoración minimalista

    Los elementos decorativos minimalistas se caracterizan por su simplicidad y diseño limpio. Algunos ejemplos incluyen obras de arte minimalistas con formas geométricas simples, plantas en macetas sencillas, cojines y textiles en tonos neutros, y elementos escultóricos minimalistas de materiales naturales. Estos elementos añaden interés visual y textura sin saturar el espacio, manteniendo la estética minimalista y la sensación de calma y equilibrio.

     

    Loading...

    ¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?