La casa de madera perfecta para disfrutar de la vida al aire libre

Este chalet en Oka, Canadá, está pensado al detalle para sus propietarios: amantes de la navegación y entusiastas del aire libre. La madera, la terraza en la cubierta y la inspiración náutica son las indiscutibles protagonistas

Una casa que parece un barco

Una casa que parece un barcoFoto: Raphaël Thibodeau

Aleks Gallardo
Aleks Gallardo

Periodista especializado en interiorismo Coordinador web de Arquitectura y Diseño

A los propietarios de este chalet les encanta la navegación y querían que esto se notase desde el primer vistazo a su nueva casa diseñada por el estudio Paul Bernier Architecte. Debido a su pasión, decidideron adquirir un terreno en Lac des Deux-Montagnes en Oka, una zona conocida por su club náutico y su excepcional masa de agua. El lugar perfecto para disfrutar de la vida outdoor.

El lugar, en cambio,  presentó un problema: el área de terreno fuera la línea de inundación resultó más pequeña de lo esperado. Tanto los cliente como el arquitecto decidieron ver en esta limitación un desafío interesante y el resultado no puede darles más la razón. El perímetro delimitado por la línea de inundación y diversos retrocesos esculpieron la huella del edificio que le dio su particular forma.

1 /9
Una casa que parece un barco

La cabaña tenía que ser pequeña, pero optimizada de acuerdo a las necesidades de los clientes y las características del espacio. El resultado es una caja de madera protegida por un gran techo blanco en la cubierta que sostiene un volumen elíptico con la forma de un barco que parece avanzar hacia el lago.

Una casa que parece un barco

En la parte delantera, en la planta baja, un gran ventanal cubierto con listones de cedro espaciados le da a la fachada un efecto semitransparente, al tiempo que da la privacidad de los ocupantes. Los grandes paneles de listones se deslizan hacia afuera, lo que permite abrir o cerrar la fachada que da a la calle.

Una casa que parece un barco

En la parte trasera, una ventana grande abre los espacios habitables de la planta baja hacia la playa y la vista del lago. En verano, cuando las puertas correderas están abiertas, el viento sopla a través de las cortinas de las ventanas, proporcionando la sensación de navegar por el lago.

Una casa que parece un barco

El minimalismo destaca tanto en su aspecto como en sus espacios, con sus robustos suelos de hormigón que confieren al edificio una sencillez propia de la vida de campo.

Una casa que parece un barco

Por la noche, los propietarios se reúnen alrededor de la chimenea como lo harían al aire libre, alrededor de una fogata.

 

Una casa que parece un barco

La madera sigue siendo la clave también en el interior de este chalet atípico.

Una casa que parece un barco

En el interior, el dormitorio principal ocupa la proa de este "barco", con su serie de columnas de acero que sostienen el techo y ofrecen una vista panorámica del lago y la puesta de sol.

Una casa que parece un barco

El gran techo blanco, sostenido por finos postes de acero pintado, protege del sobrecalentamiento y crea una gran terraza. Además está cubierto con un techo verde y una terraza accesible desde el dormitorio principal, que ofrece vistas al lago.

Una casa que parece un barco

Los propietarios han apodado a esta casa de campo como "Le bateau dans les arbres" (El barco en los árboles). Vista desde la calle frente a la propiedad, la forma inusual del chalet intriga a los transeúntes y anima al vecindario.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?