Repasamos la transformación de las mejores Villas Olímpicas de la historia

Recibir los Juegos Olímpicos en una ciudad supone transformaciones. Estas son las que han vivido las ciudades a lo largo de la historia de los Juegos Olímpicos, desde cabañas de madera que no tardarían en desaparecer hasta modernísimos barrios, un resumen en doce ediciones.

Milena Güell

Directora de Arte y Fotógrafa

Hablar de Juegos Olímpicos es prácticamente repasar la historia de la humanidad a base de saltos de cuatro años. Si pensamos específicamente en la arquitectura de los Juegos es fácil caer en la reducción de tener solo en cuenta los estadios y espacios dedicados a las actividades deportivas, pero la realidad es, que desde hace ya mucho tiempo, las Olimpiadas son eventos que generan un cambio brutal en las ciudades en las que aterrizan, suelen ser motivo de nuevos diseños urbanísticos y de construcción de muchos edificios, unos serán efímeros y otros se convertirán en una parte importante de la ciudad. Es el caso de las Villas Olímpicas, las construcciones que dan hospedaje a los atletas de los juegos. Repasamos su historia.

Villa Olímpica de los Juegos Olímpicos de París, 1924

París. 1924

Fue la primera Villa Olímpica de la historia de los juegos. Consistía en una serie de cabañas de madera temporales construidas cerca del estadio. El precio de la estancia era de 30 francos la noche, 25 más si se le añadía la comida, electricidad, lavandería y alcohol. Fue un gran éxito que sentaría precedente.

Villa Olímpica de los Juegos Olímpicos de Los Ángeles, 1932

Los Ángeles. 1932

Pasaron ocho años hasta la construcción de la segunda Villa Olímpica, que pasaría a partir de entonces a convertirse en arraigada tradición. Para los Juegos Olímpicos de la ciudad de Los Ángeles, se construyó un complejo que consistía en un gran número de edificios, viviendas y muchas otras facilidades. Construido en Baldwin Hills con vistas a toda la ciudad, su objetivo iba más allá del mero hospedaje de atletas, quería ser un lugar de encuentro y entendimiento para los hijos de muchas tierras.

Villa Olímpica de los Juegos Olímpicos de Berlin, 1936

Berlin. 1936

Estas fueron las Olimpiadas organizadas a bombo y platillo por el partido Nazi, se construyó un gigante complejo arquitectónico en los bosques situados a 14 km al oeste de la ciudad. La villa contaba con 140 viviendas para los atletas así como edificios administrativos y técnicos y unos 40 halls de diferentes tamaños para el uso de los distintos equipos. Había estadios para el entreno, peluquería, masajistas, performances y espectáculos. Tras los juegos los edificios fueron utilizados por el servicio militar del país, quedando finalmente abandonado. Hoy en día el lugar está emocionalmente enterrado por el dolor de la carga histórica.

Villa Olímpica de los Juegos Olímpicos de Helsinki, 1952

Helsinki. 1952

Para las Olimpiadas de Helsinki se construyeron dos áreas residenciales que aún hoy permanecen habitadas por locales. Se trata de una serie de bloques de pisos blancos con una arquitectura sencilla y funcional. La curiosidad histórica de esta edición fue el hecho de que el bloque comunista mandara construir una Villa Olímpica contraria donde residirían sus deportistas y donde, en lugar de las coloridas anillas, los deportistas se encontrarían una pancarta gigante con la cara de Stalin.

Villa Olímpica de los Juegos Olímpicos de Roma, 1960

Roma. 1960

La Villa Olímpica de Roma fue diseñada por Luigi Moretti, en el momento más álgido de su influencia en el plan urbanístico de la ciudad. La Villa fue construida para acomodar a 4000 personas, situada en el área del "Campo Pariolli". Una gran valla vigilada separaba las zonas de hombres y mujeres. El complejo incluía un cine, una sala de conferencias, un banco, una oficina de correos y hasta diez restaurantes.

Villa Olímpica de los Juegos Olímpicos de Montreal, 1976

Montreal. 1976

Montreal marcó un hito que cambió el curso de lo que serían las Villas Olímpicas a partir de entonces. Cuatro pirámides de 23 plantas fueron construidos para acomodar a los atletas. La construcción se retrasó, los precios se dispararon y las habitaciones fueron criticadas por ser pequeñas. Tras la tragedia acontecida en la anterior edición, (Múnich 1972), la Villa fue un lugar muy seguro, con acceso restringido y 800 m de túnel que dirigía directamente al Estadio Olímpico.

Villa Olímpica de los Juegos Olímpicos de Los Ángeles, 1984

Los Ángeles. 1984

La ciudad de las estrellas albergaba los Juegos por segunda vez en la historia. Para minimizar los gastos la "Villa" fue repartido entre varios edificios de los campus universitarios. "The Jerde Partnership" fueron los diseñadores encargados de crear singulares y coloridas intervenciones en todas las áreas dedicadas a las Olimpiadas. Deborah Sussman sería la otra creativa estrella del gran evento con lo que ella misma llamó "Supergraphics", diseños gráficos en tres dimensiones y construidos en versión gigante.

Villa Olímpica de los Juegos Olímpicos de Barcelona, 1992

Barcelona. 1992

Para las Olimpiadas de Barcelona se construyó un barrio entero, (La Vila Olímpica). Fue la primera vez que una Villa tenía playa privada. El barrio fue parte del rediseño urbanístico de la ciudad, con un total de 45 hectáreas construidas, se convirtió en un complejo urbano dotado de diversos espacios verdes, una trama acorde con la cuadrícula del Eixample y 5,2 km de playas de uso público. El planteamiento urbano fue realizado por Josep Martorell, Oriol Bohigas, David Mackay y Albert Puigdomenech. El lugar se volvió residencial tras los Juegos siendo hoy una de las zonas más visitadas por los turistas.

Villa Olímpica de los Juegos Olímpicos de Atlanta, 1996

Atlanta. 1996

Como en los anteriores Juegos americanos, en esta edición también se utilizarían los campus universitarios para acoger a los deportistas. Financiado el proyecto casi enteramente con dinero privado, se construyeron nuevos edificios que a día de hoy son residencias para los estudiantes. En la zona internacional se encontraba "The Surfing Shack", que permitió que muchos atletas tuvieran la primera experiencia de sus vidas con el uso de internet.

Villa Olímpica de los Juegos Olímpicos de, Londres 2012

Londres. 2012

Para esta edición, el comité olímpico rediseñó una área industrial de la ciudad en East London. El nuevo distrito de la ciudad se encontraba a una cómoda distancia a pie del Estadio Olímpico y de la mayoría de edificios deportivos. Contaba con once bloques de apartamentos con 2818 apartamentos para acomodar a 16.000 personas. Tras los juegos los apartamentos se pusieron a la venta como viviendas económicas.

Villa Olímpica de los Juegos Olímpicos de Rio de Janeiro, 2016

Río de Janeiro. 2016

En las que serían las primeras Olimpiadas en Sudamérica la Villa Olímpica se construyó en Barra da Tijuca, cerca del Parque Olímpico Barra. 31 edificios de 17 plantas. 3604 apartamentos en la Villa Olímpica más grande de la historia que tendría capacidad para casi 18.000 personas. Fue un proyecto de lo más polémico, ya que para su construcción hubo que demoler infinidad de construcciones previas en propiedades privadas que se expropiaron y desalojaron.

Villa Olímpica de los Juegos Olímpicos de Tokio, 2020

Tokio. 2020 (que tienen lugar en 2021)

La principal Villa Olímpica de esta edición está situada en el pintoresco distrito costero de Harumi, rodeada por mar en tres de sus lados, lo que proporciona una impresionante vista a la Bahía de Tokio, incluido el famoso Puente Rainbow. El Harumi Futo Village consta de 21 edificios residenciales con casi 5000 apartamentos ya listos para recibir a los miles de atletas que están a punto de aterrizar.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?