La primera casa pasiva rehabilitada en Barcelona que compensa su huella de carbono

El proyecto ShowPass de Energiehaus en el barrio del Poblenou ha obtenido la certificación Ecómetro CO2 Nulo, que garantiza la compensación de todas las emisiones del edificio durante 50 años.

Para la rehabilitación de la vivienda se ha utilizado una amplia variedad de soluciones de materiales de bajo impacto, como la madera aislamiento de algodón reciclado.

Para la rehabilitación de la vivienda se ha utilizado una amplia variedad de soluciones de materiales de bajo impacto, como la madera aislamiento de algodón reciclado.

Muchos pueden pensar que, si construir una casa aislada que cumpla los estándares Passivhaus es ya un reto, hacerlo en un entorno urbano y no partir de cero complica aún más el desafío. Pero el proyecto ShowPass realizado por la firma Energiehaus en el distrito 22@ del barrio barcelonés del Poblenou demuestra que es posible llevar a cabo una rehabilitación de una construcción entre medianeras alcanzando el máximo grado de eficiencia energética y sostenibilidad.

Después de recibir el reconocimiento por parte del Passivhaus Institut de la precertificación EnerPhit-Paso a Paso, el proyecto ShowPass ha obtenido la certificación Ecómetro-CO2Nulo. Este certificado es resultado de una auditoría de análisis de ciclo de vida (ACV) y una estrategia de minimización de la huella de carbono del proyecto, donde una vez terminado el edificio, el promotor compensa las emisiones de CO2 equivalentes a 50 años mediante inversión en proyectos de captación de CO2.

La fachada a la calle se ha rehabilitado con mortero de cal natural local y con un aislamiento interior con silicato cálcico.

La fachada a la calle se ha rehabilitado con mortero de cal natural local y con un aislamiento interior con silicato cálcico.

Ecómetro analiza más de 20 impactos medioambientales de edificios, desde el calentamiento global hasta el agotamiento de recursos abióticos, la reducción de la capa de ozono o la acidificación de las aguas. Estos impactos se calculan sumando las diferentes fases de vida del edificio: desde la producción de los materiales, hasta el final de vida y la capacidad de reciclaje del edificio, sumando así también a la economía circular.

En la fachada ventilada del jardín se ha instalado un aislamiento de lana de vidrio ignífugo.

En la fachada ventilada del jardín se ha instalado un aislamiento de lana de vidrio ignífugo.

La propuesta de Ecómetro es un sello que certifique edificios de consumo de energía casi nula tipo Passivhaus, que integra la optimización de la huella de carbono de los materiales de construcción. Se combina con el suministro de electricidad 100% renovable y se calcula la huella ecológica a través de la metodología ACV. A través de este certificado, se compensan los impactos calculados mediante tecnología Blockchain, que garantiza la trazabilidad y la veracidad en todo momento.

Michel Wassouf, socio fundador junto con Angelika Rutzmoser de Energiehaus –la primera entidad española homologada para certificar edificios bajo el estándar Passivhaus–, confirma, con la certificación Ecómetro-CO2Nulo otorgada a esta rehabilitación, que las casas pasivas han de priorizar materiales de bajo impacto ecológico: “Esta rehabilitación es el resultado de mucho tiempo de esfuerzo y colaboración. Queremos que sea un proyecto abierto a los ciudadanos y a los profesionales del sector comprometidos con el medio ambiente. Y la certificación que ahora recibe refuerza la idea de que construir y rehabilitar bajo los estándares Ecómetro y Passivhaus es el futuro”.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?