Los impresionantes rascacielos que esperan a Donald Trump tras perder las elecciones

Estos son algunos de los edificios más destacados que construyó y adquirió el 45º presidente de Estados Unidos como promotor inmobiliario antes de dedicarse a la política (y el espectáculo).

Como ocurre cada cuatro años, el mundo ha contenido la respiración ante las elecciones a la presidencia de la nación más poderosa de la Tierra. Y más teniendo en cuenta la idiosincrasia tan peculiar del actual inquilino de la Casa Blanca. El mandatario que ha gobernado a golpe de tuit ha marcado una época de extrema polarización política, signo de unos tiempos en los que las redes sociales y los bulos se han impuesto a los medios de comunicación convencionales y las noticias contrastadas como fuente de información de mucha gente. Pero ahora que ha sucumbido ante el candidato demócrata Joe Biden –por mucho que se empeñe en hablar de fraude electoral y esté intentando impugnar las elecciones ante los tribunales, sin éxito alguno–, a Donald Trump le espera un retiro dorado a partir de enero de 2021. No en balde, antes de convertirse en showman y político labró su fortuna en el campo de la promoción inmobiliaria, y a lo largo de su trayectoria levantó o adquirió por todo el mundo hoteles y edificios de apartamentos –con mayor o menor gusto arquitectónico– que se suman a las varias casas que posee en su país. Tendrá donde escoger, incluso para vivir en un lugar diferente cada mes del año.

1 / 12
trump tower nueva york
01

Trump Tower, Nueva York

Si alguien puede hacer sombra a Woody Allen en su querencia por la Gran Manzana, este es sin duda Donald Trump. El mandatario posee nada menos que cinco rascacielos en su ciudad natal. El más importante, obviamente, es la Torre Trump, sede de su grupo de empresas, en cuyo ático tiene su residencia privada "oficial". Ubicada en el 725 de la Quinta Avenida, fue diseñada por Der Scutt e inaugurada en 1983.

trump international hotel and tower nueva york
02

Trump International Hotel & Tower, Nueva York

Erigida en Columbus Circle, en una de las esquinas de Central Park, esta torre de 177 metros de altura y 44 plantas diseñada por Thomas E. Stanley y finalizada en 1969 fue originariamente la sede del conglomerado industrial Gulf+Western. Entre 1995 y 1997 su fachada fue transformada por Philip Johnson y Alan Ritchie para acoger un hotel y condominios residenciales gestionados por The Trump Organization. No sabemos si será la elegida por Donald Trump, pero su magnífica ubicación la convierte en un enclave privilegiado en Nueva York.

trump parc nueva york
03

Trump Parc, Nueva York

Pegada también a Central Park, en este caso en su esquina suroeste, junto a la Sexta Avenida, está la torre Trump Parc. Fue diseñada en 1930 por el arquitecto Laurence Emons en estilo art déco para albergar el Hotel Barbizon, un lugar concebido por su propietario, William H. Silk, como punto de encuentro para artistas y músicos, con salas insonorizadas, estudios y dos salas de concierto. Donal Trump adquirió el hotel y el edificio de apartamentos adyacente –conocido como Trump Parc East– en 1981. En 1985 cerró el hotel y, después de tres años de obra, reinauguró el edificio en 1988 con 340 condominios.

trump park avenue
04

Trump Park Avenue

Este elegante rascacielos de 32 plantas ha tenido más vidas que un gato. Ubicado en el 502 de Park Avenue, en la esquina con Lenox Hill, fue diseñado en 1929 por Godner & Goldner. Primero fue el hotel Viceroy, luego fue rebautizado como Cromwell Arms y posteriormente pasó a ser el hotel Delmonico. En 1974 se transformó en edificio de apartamentos, para volver como hotel en 1990 de la mano de la inversora inmobiliaria Sarah Korein. Finalmente, Donald Trump lo adquirió en 2002 para alojar, cómo no, 120 condominios y ocho áticos de lujo.

trump world tower ny
05

Trump World Tower, Nueva York

Cerramos el capítulo neoyorquino de los edificios trumpianos con este rascacielos residencial de 262 metros y 72 plantas ubicado en el 845 de United Nations Plaza, justo enfrente de la sede de la ONU. Diseñado por el arquitecto griego Costas Kondylis y concluido en 2001, es la más alta de las torres residenciales construidas por Donald Trump, y durante un corto tiempo fue el edificio residencial más alto del mundo, hasta que se construyó la 21st Century Tower en Dubái (2003) y la Tower Palace 3 en Seúl (2004).

casa trump mar a lago palm beach
06

Mansion Mar-a-Lago, Palm Beach, Florida

Si Charles Foster Kane, el magnate de la prensa interpretado por Orson Welles en Ciudadano Kane (1940), tenía su Xanadú particular –la delirante mansión que era el remedo del Castillo Hearst de William Randolph Hearst, figura real que inspiró la mítica película–, Donald Trump no iba a ser menos. En 1994 adquirió esta enorme construcción levantada a finales de los años veinte por la empresaria del cereal Marjorie M. Pos. Según Laurence Leamer, autor del libro Mar-a-Lago, inside the gates of power at Donald’s Trump presidential palace (2019), la gigantesca finca –que también funciona como club privado– fue la escuela donde Trump aprendió las técnicas que le llevarían a la conquista del poder político: despreciado por el establishment de Florida por su vulgaridad, arremetió contra todos aquellos que no le seguían el juego, sin importar su pedigrí social.

trump-bedminster-golf club new jersey
07

Trump National Golf Club, Bedminster, Nueva Jersey

La segunda residencia favorita de Donalds Trump fuera de Nueva York después de Mar-a-Lago es esta propiedad de 214 hectáreas a 64 kilómetros al oeste de Nueva York, en el condado de Somerset. Trump la adquirió en 2002 y la reabrió en 2004 reconvertida en un club de golf con un campo de 36 hoyos. En 2009 acogió la boda de su hija Ivanka Trump.

trump international hotel las vegas
08

Trump Hotel, Las Vegas

Siendo un consumado showman y "trilero" de la política, Donald Trump podría muy bien tener un feliz retiro en la ciudad del juego y el espectáculo por antonomasia. Para ello dispondría de este hotel-condominio de 64 plantas ubicado en Fashion Show Drive. Inaugurado en 2008, sus ventanas exteriores están cubiertas por capas doradas de 24 quilates. Un detalle muy del gusto de esta ciudad de excesos.

Trump-International-Hotel-and-Tower-Chicago
09

Trump International Hotel & Tower, Chicago

Cuando Donald Trump anunció su construcción en 2001, dijo que iba a ser el edificio más alto del mundo. Pero luego ocurrió el atentado de las Torres Gemelas de Nueva York, y el proyecto se revisó a la baja. Cuando se concluyó en 2009, este rascacielos de 423 metros de altura y 98 plantas de uso mixto (hotel más apartamentos) en el centro de Chicago proyectado por Adrian Smith, del estudio Skidmore, Owens & Merrill, pasó a ser el segundo edificio más alto de Estados Unidos tras su vecina Willis Tower, hasta que fue sobrepasado por el One World Trade Center en Nueva York en 2013.

Trump Tower Vancouver, August 2016
10

Trump International Hotel & Tower, Vancouver, Canadá

Fuera ya de su país, pero sin salir del continente americano, se encuentra este edificio de 188 metros y 63 plantas diseñado por Arthur Erickson con una fachada torsionada sobre su eje que se ha prodigado en los últimos años en el diseño de rascacielos. Inaugurado en 2017, el hotel que albergaba cerró en agosto de 2020 a causa de la bancarrota de la empresa que lo gestiona, TA Hotel Management.

Trump Tower Manila viewing from Pacific Star Building
11

Trump Tower Manila, Filipinas

Al otro lado del Pacífico se encuentra este edificio residencial de 250 metros de altura y 57 plantas en la capital de Filipinas. Inaugurado en noviembre de 2017, es el tercero más alto del país asiático.

trump towers istanbul
12

Trump Towers, Estambul, Turquía

Finalmente, es poco probable que Trump decida retirarse en Europa después de sus aceradas críticas al Viejo Continente –de las que únicamente salva al Reino Unido, gobernado por su gran amigo Boris Johnson– y las disputas comerciales con la Unión Europea. Pero si así lo decidiera, podría hacerlo en el único edificio que hasta el momento ha levantado por estos pagos. Las Trump Towers de Estambul en realidad son dos torres de perfil inclinado vinculadas en su base por un complejo comercial. Fueron diseñadas por Brigitte Weber e inauguradas en 2010. Aunque, en vista de las actitudes de Trump hacia el mundo árabe y la religión musulmana, tampoco es probable que fuera bienvenido en Turquía: el primer ministro Erdogan ha llegado a maniobrar para retirar el nombre de Trump del proyecto –sus rascacielos fuera de Estados Unidos están construidos por promotores locales bajo licencia–.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?