Fuera de circuito: Murcia en diez edificios desconocidos

Modernismo, Rafael Moneo, iglesias renacentistas, Murcia esconde tesoros en forma de edificios que, por si acaso te han pasado desapercibidos, te los vamos a presentar.

Murcia en diez edificios desconocidos
iStock
Gala Mora
Gala Mora

Periodista especializada en diseño y estilo de vida

A punto de cumplir 1.200 años desde su fundación, allá por el 825 de la mano de Abderramán II, Murcia y su historia es tan rica como desconocida, y guarda verdaderos tesoros. Privilegiada en su clima, ha sido testigo de épocas florecientes y culturas diversas, lo que la convierte en un pequeño tesoro por descubrir. En la redacción estamos convencidos de que conocerla es quererla, y hemos querido recopilar algunos de sus edificios más emblemáticos, algunos no demasiado conocidos, para ponerla en valor y darle el lugar que se merece. 

1 /10
Palacio de Aguirre
Rafa Esteve

Palacio de Aguirre

Una de las joyas de Cartagena es el Palacio de Aguirre, que hoy acoge el Museo Regional de Arte Moderno. Desde Turismo de Murcia nos cuentan que fue construido a principios del siglo XX, exactamente en 1901, por Víctor Beltrí para Camilo Aguirre, un industrial importante de la época. Víctor Beltrí aprovechó la ubicación del edifico para poner en práctica todas sus posibilidades visuales, y hoy es una huella indeleble del modernismo en la región. Está formado por dos fachadas que se unen en una esquina achaflanada sobre la que encontramos un amplio mirador a la altura del primer cuerpo, y rematada por una cúpula, recubierta con placas de zinc. Tanto las dos fachadas como la esquina se encuentran decoradas, en su parte superior, con paneles cerámicos de estilo rococó donde se aprecian motivos florales y zoomorfos realizados en piedra artificial. Es una auténtica maravilla.

PalacioInquisiconMurcia
D.R.

Colegio Oficial de Arquitectos de Murcia

No podíamos esperar menos del Colegio Oficial de Arquitectos de Murcia, porque su sede es, o mejor dicho fue, el palacio donde se estableció la sede del Tribunal de la Santa Inquisición en el siglo XVIII. Ahí es nada. De estilo neoclásico, destaca por su sobriedad y está distribuido en cuatro plantas, con blasón tallado en piedra incluido.

Palacio Guevara Murcia
D.R.

Palacio Guevara

La casa de Guevara o de las Columnas como también se le conoce, es el edificio más significativo de todo el Barroco civil de la ciudad de Lorca. Mandado construir por Don Juan de Guevara, la obra finalizó en 1705. Su característica fachada se divide en dos cuerpos, en la parte baja encontramos columnas salomónicas, abundante decoración con motivos vegetales, frutas y sátiros. El segundo cuerpo muestra la representación de la heráldica de la familia y, en la parte superior, el escudo de la Orden de Santiago. El edificio es de titularidad pública y llama poderosamente la atención, sobre todo su enorme puerta.

Guardiamarinas Cartagena
Felipe Ortega

Escuela de Guardiamarinas

De estilo neoclásico y proyectada por el arquitecto madrileño Juan de Villanueva entre 1789 y 1819, la Escuela de Guardiamarinas es un edificio imponente de Cartagena, ubicado sobre las murallas de Carlos III. En 1824, Guardiamarinas fue una de las varias escuelas que se clausuraron al unificar la formación de cadetes en la isla de León (San Fernando) Cádiz, donde permaneció hasta trasladarse a Marín (Pontevedra) durante la dictadura de Francisco Franco. Posteriormente el edificio se utilizó como sede de la Intendencia de Marina para más tarde pasar a ser lo que es hoy, un centro de Servicios Generales. Pero eso no le resta belleza al edificio, que además no ha sufrido prácticamente reformas y se encuentra en perfectas condiciones.

Casa Di´az Cassou
D.R.

Casa Díaz Cassou

La Casa Díaz Cassou, sin duda, es la obra más significativa del modernismo en Murcia, cuentan desdela oficina de  Turismo. El edificio es obra del arquitecto José Antonio Rodríguez, diseñado por encargo del escritor Pedro Díaz Cassou. El autor compone sabiamente un chaflán en el ángulo principal del edificio, punto de unión de las dos fachadas del mismo, y moviéndose en él, proyecta y rompe la línea de la cornisa. En el centro organiza un limpio mirador semicircular rematado por una barandilla de hierro. Es Bien de Interés Cultural BIC de desde el año 1990 y su interior acoge un amplio programa decorativo de frescos en plantas y su escalera central de acceso, realizados por de Pedro García del Bosque (1907-1908).

EdificioMoneoMurciaNoche
D.R.

El Moneo

Así es como se conoce el edificio anexo al Ayuntamiento de Murcia, porque fue diseñado por el prestigioso arquitecto Rafael Moneo. Muy polémico en su momento en los años 90, tuvo tantos admiradores como detractores. El autor siempre defendió que sus líneas rectas y sencillas buscaban no restar protagonismo a la preciosa Catedral, justo enfrente. Sea como fuere, se ha convertido en una construcción que a veces pasa desapercibida para el visitante pero que todo los habitantes conocen. De hecho, su fachada es una de las que se ilumina en la ciudad en diferentes colores, según la celebración de días internacionales o fiestas locales.

Casa Zapata
D.R.

Casa Zapata

En su patio, podría parecer que estamos en uno de los patios de la Alhambra pero no. Se trata de la Casa Zapata, uno de los mejores ejemplos que el modernismo dejó en Cartagena. Fue encargada al arquitecto Víctor Beltrí en 1910 por Miguel Zapata Hernández, hijo de famoso tío Lobo, “el más rico y despiadado empresario minero de Cartagena y La Unión durante la fiebre del metal de finales del siglo XIX”, según rezan los escritos. Beltrí creo un patio neonazarita muy del gusto de la época, pero también incluyó en el proyecto elementos gaudistas, simbologías neogóticas y muchas referencias a la naturaleza, como era propio del modernismo.

Faro Cabo de Palos

Faro Cabo de Palos

Su luz se encendió por primera vez el 31 de enero de 1865 con aceite de oliva, y ha alumbrado a los barcos que se acercaban a esta zona de la costa murciana, conocida por su complicada navegación. Sus 84 metros de altura lo convierten en uno de los más altos. Desde que se planificó su construcción, se presentaron hasta cuatro proyectos de los ingenieros Constantino Germán (1839), José Mª Borregón (1857), Carlos Mondejar (1859) y Leonardo de Tejada (1862). Finalmente, se aprobó este último proyecto, y se nombró como director de las obras al ingeniero Evaristo Churruca. Con un claro estilo de arquitectura defensiva, para su construcción se demolió una torre renacentista, y se utilizaron sus sillares.

Palacio Fajardo Cehegi´n
D.R.

Palacio de los Fajardo

Con una fechada de lo más original, el Palacio de los Fajardo, en Cehegín, es otra de esas joyas arquitectónicas por descubrir. Actual sede del Museo Arqueológico de la preciosa ciudad, se trata de una noble residencia borbónica del siglo XVIII, construida bajo el patrocinio de una de las familias de mayor abolengo de aquellos años. Como es habitual en este tipo de palacetes, la edificación consta de dos plantas y un ático, pero es su frontal lo que llama la atención. Ennoblecida por el uso de elementos pétreos, en primer lugar está sobreelevada con un pequeño zócalo de sillares de piedra de la Sierra de la Puerta. Además, la portada está enmarcada con pilastras de mármol de Peñarrubia. En la planta inferior se aprecian cinco vanos, donde se alternan varias soluciones: en los extremos aparecen dos arcos carpaneles o arcos de medio punto rebajados, mientras que el resto son adintelados.

Calasparra
D.R.

Santuario Virgen de la Esperanza

A unos seis kilómetros de Calasparra se encuentra el Santuario Virgen de la Esperanza, en una gruta excavada en la roca. Forma parte de la única reserva natural terrestre de la Región de Murcia, Sotos y Bosque de Ribera o Cañaverosa. situado en un lugar maravilloso. Los primeros datos que hablan de él son del siglo XVII, y alberga dos imágenes de la Virgen de la Esperanza conocidas como La Pequeñica y La Grande. La imagen pequeña, según cuentan, fue hallada por un pastor que guardaba su ganado en la cueva excavada por el agua del río Segura. Los vecinos de la villa intentaron trasladarla al municipio de Calasparra pero debido a su peso entendieron que la Virgen deseaba ser venerada en la gruta. Se desconoce el motivo y la fecha en la que apareció la imagen grande de la Virgen de la Esperanza, pero en el año 1786 ya se veneraban juntas.

Loading...