Vivir en el desierto

Recorremos el paisaje desértico del parque nacional a través de sus rarezas arquitectónicas

The Wagon Station en Joshua Tree National Park

The Wagon Station en Joshua Tree National Park Foto: Lance Brewer

Joshua Tree National Park es un parque nacional ubicado en California, donde se encuentran los desiertos de Mojave y Colorado, un paisaje desértico con formas naturales únicas que ha sido codiciado por muchos e inspirador para artistas y pensadores a lo largo del tiempo, además de albergar auténticas singularidades arquitectónicas que pasan por una comprensión más innovadora y escultórica de la arquitectura.

Entre estos ejemplos encontramos, el campamento Wagon Station Encampment de Andrea Zittel, La Casa Del Desierto de Kendrick Bang Kelloggs cuya estructura simula un esqueleto de leviatán, la Residencia Joshua Tree de James Whitaker, las Cabinas Folly de Cohesion Studio o los Pabellones estacionales de Arata Isozaki.

La artista estadounidense Andrea Zittel, una de las figuras más interesantes del panorama creativo por aplicar las actividades artísticas a lo cotidiano, cuyo trabajo se centra en la sostenibilidad y una vida autosuficiente, construyó el campamento The Wagon Station Encampment. Las cápsulas están disponibles para artistas o pensadores que comparten el deseo de Zittel de comprender mejor la naturaleza humana y la construcción social de las necesidades. Se trata de doce estaciones dormitorio de la A a la Z, con una cocina y ducha al aire libre e inodoros de compostaje abiertos al público en general, aunque al tratarse de una comunidad íntima, está dirigida a personas más reflexivas y amantes de la naturaleza. Diseñados para evocar los clásicos carros cubiertos tirados por caballos del viejo oeste, abren dos temporadas al año. Para alojarte debes enviar una breve biografía de presentación, pagar 18 euros de inscripción y el precio por semana ronda los 110 euros.

Campamento Joshua Tree

Campamento Joshua Tree

Kendrick Bang Kellogg, conocido arquitecto americano exponente de la arquitectura orgánica creó La Casa Del Desierto, un encargo del matrimonio de artistas Jay y Bev Doolittle a Kellogg en el año 1986, en forma de carta. En ella le pedían la construcción de una casa en una propiedad poco convencional. La idea era que estuviese integrada en el paisaje, a modo de animal dormido entre las rocas. Fue construida con materiales naturales, consta de un esqueleto de 26 piezas independientes de hormigón, cuya estructura fue fijada a dos metros de profundidad en el lecho de roca para garantizar la estabilidad de la casa.

La Casa Del Desierto

La Casa Del Desierto

La Residencia de Joshua Tree por Whitaker Studio ha sido realizada con catorce contenedores de carga pintados de blanco. La casa fue un encargo de un productor que tras pasar unas vacaciones por la zona con su mujer, se enamoró del paisaje del desierto y le pidió a Withaker que se encargara del proyecto, finalizado este 2018. La estructura crea una composición estrellada que nos recuerda a las espinas de algunos arbustos del desierto. Cada contenedor maximiliza las vistas del paisaje, ya que la casa tiene la intención de ofrecer una conexión entre el paisaje y el sol, al tiempo que proporciona una sensación de protección y privacidad.

Whitaker Studio Joshua Tree Residence

Whitaker Studio Joshua Tree Residence

Las Cabinas Folly de Cohesion Studio son todo un ejemplo de integración en el espacio y ejemplo de sostenibilidad, abasteciéndose con energía solar. La experiencia ecofriendly que propone a sus visitantes vivir en comunión con el entorno y la naturaleza, con techos descubiertos para ver los cielos estrellados y las bañeras colocadas al aire libre. Puedes encontrar la casa en airbnb y probar la experiencia.

Folly Cabins

Folly Cabins Foto: Sam Frost

Por último, otra de las singularidades que nos podemos encontrar a tan solo 15 km de Joshua Tree son los Pabellones de Arata Isozaki, concebidos a modo de esculturas-tótems construidas para su amigo el coleccionista de arte de Los Ángeles, Jerry Sohn. Isozaki visitó la propiedad en la década de 1990, y después de pasar una noche durmiendo bajo las estrellas, propuso diseños para una serie de habitaciones al aire libre. Después de esa tarde en el desierto anotó: "El techo es el cielo, la cordillera circundante y las rocas son las paredes y las particiones, y la mayoría del piso es el desierto". Decidió crear espacios que realzaran esa experiencia y este fue el resultado.

Arata Isozaki

Arata Isozaki

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?