3 cabañas de madera para alquilar y vivir en el bosque: ¡son tan acogedoras que no sabrás cuál elegir!

A una hora y media de París se encuentra Casa Rosalie, un conjunto de tres cabañas eco responsables en las que lo contemporáneo dialoga con la naturaleza

Martine Marras
Sara Barragán del Rey
Sara Barragán del Rey

Periodista especializada en arte y cultura visual

Ofrecer la posibilidad de desconectar en una coqueta cabaña de madera al borde del bosque y frente a un espectacular lago, a tan solo una hora y media de París, era una idea que tuvieron Anne-Christelle Roussel y Bertrand L'huillier. Lo imaginaron, lo soñaron y, un día, lo diseñaron y lo hicieron realidad con el nombre Casa Rosalie, un complejo de alquiler vacacional con tres cabañas contemporáneas y cálidas en La Perche, una zona rural e idílica ubicada en la región centro de Francia. Las tres casas han sido diseñadas por la pareja, al igual que el apetecible baño nórdico creado en el lago, calentado a 40°C por un fuego de leña. 

El tándem entre los dos fue perfecto. Mientras Bertrand se encargó por completo del diseño arquitectónico, Anne-Christelle proyectó el interiorismo con piezas y elementos por los que la pareja siente especial debilidad cuando viajan alrededor del mundo. El diseño contemporáneo de las viviendas, sus líneas limpias y un hermoso juego de volúmenes, las convierte en espacios confortables que se integran perfectamente con la naturaleza circundante. Para su construcción se emplearon materiales responsables y reciclados, como madera y lana para el aislamiento. En el interior, una atmósfera cálida e íntima se conecta con el paisaje exterior a través de grandes ventanales que permiten disfrutar de vistas panorámicas. 

1 /12
Dormitorio revestido de madera y papel pintado con cama de obra de madera.
Martine Marras

Casa Moon: un refugio que mira al bosque

Cada una de las tres casas tienen su propia personalidad. Casa Moon, diseñada para cuatro persona, es un refugio acogedor y envolvente. La cama, colocada frente al gran ventanal, ofrece una experiencia única de conexión con la naturaleza. 

Zona de trabajo bajo la ventana revestida con papel pintado.
Martine Marras

Decoración práctica

Esta vivienda, pequeña pero funcional, está llena de encanto. Con su pequeño escritorio frente a la ventana, está pensada para ofrecer una zona de estudio o teletrabajo ideal. 

Dormitorio revestido de madera con altillo con cama extra.
Martine Marras

Camas para cuatro

Un segundo dormitorio en un altillo, ofrece alojamiento extra. Como las otras dos viviendas, Casa Moon está pensada para alojamiento familiar y tiene todo lo disponible para los más pequeños, incluidas multitud de actividades.

Exterior de una cabaña de madera con gran ventana.
Martine Marras

Integrada en el paisaje

En Casa Moon, también hay una nevera, cafetera, microondas y barbacoa en la terraza. Los huéspedes de Casa Moon tienen acceso prioritario gratuito al baño nórdico en el lago.

Cabaña de madera de forma triangular con grandes ventanas.
Martine Marras

Casa Friendly, perfecta para familias

Cada casa tiene su propia atmósfera y ventajas especiales. La Casa Friendly, especialmente diseñada para familias con niños, ofrece todo el equipamiento necesario y un horno de pizza semiprofesional apto para talleres de pizza para pequeños y mayores.

Salón de una cabaña de madera revestido con madera y papel pintado.
Martine Marras

Bonita por dentro, bonita por fuera

El papel pintado, que da un toque muy hogareño, está presente en cada vivienda, aportando suavidad y personalidad a cada estancia.

Dormitorio con altillo revestido en madera.
Martine Marras

Con espacio para 6 y ¡hasta 7!

Las Casas Friendly y Slow, con una superficie construida de 55 m2, tienen capacidad para seis o siete personas.

Baño con bañera con gran ventanal que da al bosque.
Martine Marras

Un baño en el bosque

Una bañera con una impresionante vista al bosque para disfrutar de un verdadero baño de bosque forma parte de las zonas húmedas de la cabaña Casa Friendly. La vivienda cuenta también con terraza y piscina climatizada. 

Cabaña madera con piscina.
Martine Marras

Casa Slow, un refugio con piscina

Casa Slow también tiene su zona exterior habilitada, con piscina y una gran tumbona para disfrutar del aire libre. 

Dormitorio de una cabaña de madera con grandes ventanas.
Martine Marras

Integrado con el exterior

El dormitorio está abierto al paisaje a través de las ventanas para disfrutar del exterior sin sufrir las inclemencias del tiempo. 

Salón de una cabaña de madera.
Martine Marras

Mucha artesanía

Como en las otras dos casas, el interiorismo de la vivienda está cuidado al detalle, con multitud de piezas artesanales que mantienen el estilo rústico y acogedor. 

Cocina abierta al comedor de una cabaña de madera.
Martine Marras

Madera... ¡y papel pintado!

Con el proyecto Casa Rosalie, que toma el nombre de su propia hija, Bertrand y Anne-Christelle han dado forma a un estilo de vida por el que apostaron tras salir de la ciudad y probar con un loft de alquiler vacacional. El éxito fue tal que decidieron seguir por este camino con esta colección de casas para escapadas. 

 

Si quieres estar al día de todo lo que publicamos en www.arquitecturaydiseno.es, suscríbete a nuestra newsletter.

Loading...