Las casas del futuro serán prefabricadas e impresas en 3D

Aúnan rapidez constructiva, eficiencia energética y diseño a un precio competitivo, ha llegado la hora de las casas construidas por impresoras.

Mies van der Rohe dijo que la Arquitectura era "la colocación cuidadosa de un ladrillo al lado de otro". Sin embargo, los últimos avances tecnológicos en el terreno de las impresoras 3D desafía las palabras del pionero de la Arquitectura Moderna. El sistema de edificación evoluciona y lo hace con sorprendentes propuestas como las que fabrica la compañía norteamericana Mighty Buildings, que comercializa viviendas impresas en 3D. ¿Su secreto? El material constructivo: una mezcla secreta de minerales y polímero plástico que se endurece en una forma pesada similar a una piedra al exponerse a la luz ultravioleta.

1 / 6
casa prefabricada en 3 D

La empresa de tecnología estadounidense Mighty Buildings, con sede en Oakland (California), cuenta con un catálogo que se adapta a distintas necesidades y precios. De esta manera fabrica por unos 100.000 dólares un habitáculo de 30 metros cuadrados en menos de 24 horas gracias a la impresión 3D. La construcción, que consta con salón-dormitorio, cocina y baño, puede servir de refugio para disfrutar de una zona rural o para ser instalado en un terreno como casa de invitados trataría de una especie de refugio o cabaña para disfrutar de una zona rural o como una casa para invitados. Su oferta incluye otras opciones, como una vivienda de 65 metros cuadrados por 159.000 dólares y otra de unos 120 metros cuadrados que puede adquirirse por 285.000 dólares.

estudio en 3D

En un almacén, no muy lejos del estadio de Oakland, una impresora 3D de seis metros de altura crea una mezcla secreta de minerales y polímero plástico que se endurece en una forma pesada similar a una piedra al exponerse a la luz ultravioleta. El material, termoestable y no tóxico, es la base con la que construyen todas las casa y módulos de la compañía.

estudio en san ramón

Las viviendas se fabrican con un compuesto patentado y denominado Light Stone Material (LSM), según explican desde la firma, se diferencia del hormigón plastificado (una opción popular entre otras empresas en el sector) en que permite una mayor automatización, más eficiencia térmica y tiempos de construcción más rápidos.

duo b en san diego

Después, una vez impresas las partes se transportan en un camión y se asientan en el terreno con una grúa. La compañía asegura diez años de garantía por cada vivienda que se entrega equipada con calefacción, aire acondicionado y electrodomésticos de cocina y baño. Como todo lo relativo a la fontanería y la electricidad no se puede imprimir, se añade después.

Dos habitaciones

Mighty Buildings está siguiendo una receta clásica: usar la tecnología para abordar un problema. La compañía espera hacerse un gran hueco la industria de la construcción. Además, asegura que podrá hacer casas más rápido, más barato y más ecológico que los constructores tradicionales y ayudará a resolver una persistente crisis de vivienda.

duo 1

Esta start up ha impreso en 3D alrededor nueve casas desde 2017, pero en 2021 esperan construir "al menos 100 unidades, y probablemente muchas más", según asegura Sam Ruben, cofundador y director de sostenibilidad.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?