Un restaurante parisino, de encanto mediterráneo y sabor griego

Diseñado por Studio Parisien, el interior del Grand Café d'Athènes canaliza el ecléctico encanto de la Atenas moderna, ciudad que inspira el bistro.

Con en el floreciente panorama culinario de Atenas de telón de fondo, el restaurante combina un ambiente contemporáneo y desenfadado con un menú de platos tradicionales griegos cocinados con delicadeza francesa. Esta es la segunda aventura de la chef Chloé Monchalin y Benjamin Rousselet, cuya colaboración está impulsada por su pasión compartida por la cocina helénica. Mientras que su primer proyecto "Filiakia" (besos en griego) es un comedor que servía comida callejera gourmet, el Grand Café d'Athènes es un restaurante abierto todo el día. Y, como su nombre indica, evoca el pictórico desgastado de la Atenas actual.

1 / 6
Grand cafe d athenes paris 6

Los clientes pueden disfrutar de su café matutino, tomar un koulouri -un anillo de pan espolvoreado con semillas de sésamo que constituye el desayuno para muchos atenienses-, comer un sándwich de kebab o relajarse después del trabajo en una cena con amigos.

Grand cafe d athenes paris 4

El interiorismo destaca por su recreación de su ciudad, donde los edificios destartalados y las oscuras tabernas coexisten con cafés abarrotados y nuevos bares.

Grand cafe d athenes paris 5

Respaldado por una tenue paleta de colores terrosos, el espacio transporta a los comensales a un paraíso mediterráneo: paredes vividas, mesas de mármol y mosaicos en el suelo.

Grand cafe d athenes paris 3

Estos dan paso a baldosas de cerámica recuperadas, que se combinan con papel pintado de flores, revestimientos en tono pistacho y colgantes de luz antiguos que Monchalin, la chef, vio durante sus viajes a la capital griega.

Grand cafe d athenes paris 2

Las sillas de madera curvada y la tapicería de gamuza de Thonet impregnan el espacio con la elegancia francesa, mientras que una ecléctica colección de libros, candelabros, cerámicas y jarrones hacen eco de los colores y texturas de Grecia.

Grand cafe d athenes paris 1

Un apunte: para los golosos, hay una gama de postres como los "loukoumades", tradicionales bocados de donuts bañados en jarabe de miel y servidos con helado de canela. Se sirven en coloridos platos de terracota que han sido elaborados y pintados a mano en la isla griega de Sifnos.

Más Sobre
Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?