El estudio que Sert hizo a medida para su amigo Miró en Mallorca, en vídeo y pintura

A principio de los años 60, el arquitecto Josep Lluís Sert diseñó el estudio de Joan Miró en la isla balear. Un espacio lleno de luz que inmortalizó la cámara del mecenas Joaquim Gomis. Ahora, Morrosko Vila-San-Juan y Bea Sarrias reinterpretan aquel espacio a través del audiovisual y de la pintura.

"Miró-Sert-Gomis. La luz en el taller del artista" es la nueva obra de la pareja formada por Morrosko Vila-San-Juan y Bea Sarrias. Él es realizador y ella es pintora. Y los dos son unos apasionados de la luz.

Por eso cogieron un avión y se fueron a Mallorca para visitar el taller que el arquitecto Josep Lluís Sert hizo a Joan Miró en los años 60. Como curiosidad, el pintor catalán tardó un año en instalarse en su nuevo taller, el tiempo que tardó en traerse las caracolas de mar y todos aquellos objetos que le inspiraban. El resultado es un audiovisual (del que ahora se puede ver un anticipo) y una numerosa colección de cuadros que se expondrán en los próximos meses.

A continuación encontrarás imágenes de los cuadros y las entrevistas con los dos autores del proyecto.  

 

1 / 4
Uno de las múltiples pinturas que ha realizado Bea Sarrias sobre el estudio de Miró en Mallorca.

Bea Sarrias es una apasionada de la arquitectura y de la luz. Pintar el estudio que Sert hizo para Miró "ha sido un sueño". 

IMG 9452

A través del audiovisual de Morrosko Vila-San-Juan, parece que Bea esté pintando en el estudio de Sert. 

Bea Sarrias MIRO SERT GOMIS TRAiler

Algunos de los cuadros que ha pintado Sarrias tienen formato XXL, que se combinan con otros más pequeños. 

Miró Sert Gomis

Este cuadro y todos los que componen"Miró-Sert-Gomis. La luz en el estudio del artista", así como los audiovisuales, podrán verse en una exposición en los próximos meses. 

ENTREVISTA A MORROSKO VILA-SAN-JUAN

De momento, solo hemos podido ver un trocito, ¡pero pinta muy bien!

¡Muchas gracias! Es un proyecto súper-chulo, lo que pasa es que vamos un poco a empujoncitos. Ahora, de momento, se presenta on-line, pero nuestra idea es poderlo exponer en Bruselas, en Mallorca, en Barcelona y en Madrid. Pero, bueno, para esto todavía queda un poquito (risas).

¿Cómo llegáis a este proyecto?

Bea y yo somos pareja y trabajamos juntos habitualmente. Y hemos desarrollado una línea de trabajo consistente en retratar espacios icónicos, un poco especiales. Hemos hecho La Ricarda, de Antoni Bonet Castellana o La Cima, de José Antonio Coderch. Normalmente comenzamos con un trabajo de investigación y luego cada uno hace su interpretación. Bea con la pintura y yo con el audiovisual. La idea es hacer un retrato lo más poliédrico y especial posible.

En este caso, el espacio ya es espectacular.

Sí, el taller de Miró es absolutamente brutal. Pero es que además del enamoramiento que tuvimos por el espacio, tuvimos un segundo enamoramiento, que es cuando descubrimos las fotos de Joaquim Gomis, que es un personaje poco conocido, un mecenas, que era un fotógrafo buenísimo. Hizo no solo fotos del espacio sino que también contextualizó la obra en el estudio. Eso nos sirvió mucho, tanto para el audiovisual como para Bea, para sus cuadros y pinturas.

El audiovisual, de alguna forma, crea un diálogo entre el estudio de Miró y el de Bea.

Sí, hemos hecho una especie de juego de intentar trasladar el estudio que Sert hizo a Miró al espacio de Bea. Para lo cual, lo que hicimos fue proyectar, en una pared blanca, las imágenes del taller de Mallorca. Y con eso, jugamos a que dialogaran. A través del montaje y a través de la proyección, parece que Bea esté pintando allí.

El realizador Morrosko Vila-San-Juan, autor de la parte audiovisual de "Miró-Sert-Gomis. La luz en el taller del artista". Foto: Blanca Munt.

El realizador Morrosko Vila-San-Juan, autor de la parte audiovisual de "Miró-Sert-Gomis. La luz en el taller del artista". Foto: Blanca Munt. Foto: Blanca Munt

ENTREVISTA A BEA SARRIAS

Desde que te entrevistamos por primera vez, hace ahora cuatro años, no has parado ¡Qué manera de producir!

Bueno, no tanto (risas) Pinto, pero no soy súper rápida, con los cuadros. ¡Ya me gustaría!

Pues la sensación que da es que sí. Y siempre focalizada en la arquitectura.

Sí, es un poco sin querer. De un proyecto a otro, vas investigando y te encuentras con otro proyecto que también te resulta interesante. Sin querer, vas enlazando una cosa con otra.

La investigación es una parte importante del proceso, ¿verdad?

¡Es que es muy divertida! Porque es un continuo aprendizaje... Yo no he estudiado arquitectura. Estuve a punto, pero al final hice Bellas Artes. Pintar arquitectura me permite aprender cosas de esta disciplina, pero de una forma más selectiva. Es como un hobby.

Ahora estáis en un proyecto muy bonito. ¿Cómo definirías la arquitectura de Sert?

Es una arquitectura icónica. Y me gusta mucho el trato que hace de la luz. En el taller de Miró, estuvo trabajando directamente con el artista... Y para un artista, que un arquitecto como Sert te haga tu estudio a medida para que tú puedas trabajar con la luz perfecta, pues es una pasada.

¿Qué has descubierto trabajando en este proyecto?

Como a mí lo que más me obsesiona es el trato de la luz, cuando entré en el taller y vi aquella luz... ¡uf! Es una luz cegadora. Realmente, este proyecto es como si fuese el súmmum de mi obsesión por pintar la luz. ¡Es un sueño!

¿Es un trabajo terminado o está en evolución?

Está en evolución, sobre todo mi parte. La intención es exponerlo en Bruselas a finales de la próxima primavera. Yo voy a ir pintando y, lo más seguro es que, como me está gustando tanto, una vez lo expongamos... ¡yo soy capaz de seguir! (risas).

Bea Sarrias firma la parte pictórica de "Miró-Sert-Gomis. La luz en el taller del artista". Foto: Blanca Munt.

Bea Sarrias firma la parte pictórica de "Miró-Sert-Gomis. La luz en el taller del artista". Foto: Blanca Munt. Foto: Blanca Munt

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?