La guía más completa para cuidar tus plantas trepadoras

Llenan de belleza muros, celosías, vallas, pérgolas y columnas. Con esta completa guía tus plantas trepadoras serán la envidia del vecindario.

Son muy fáciles de cuidar y la solución que estabas buscando para hacer de tu jardín o tu terraza un espacio más acogedor. Las plantas trepadoras además de aportar verde, son una opción estupenda para los espacios pequeños, ya que no ocupan mucho.  Las hay de hoja perenne, caduca, con flores, con fragancia, con hojas decorativas, las que se sujetan por sí mismas y las que necesitan ser guiadas, pero todas añaden frescor y belleza a cualquier balcón.

1 / 5
trepadora en maceta

Plantar una trepadora

Aunque estas plantas pueden crecer en cualquier momento del año, los expertos recomiendan evitar plantarlas en invierno o verano. Usa macetas grandes donde puedan desarrollar un buen sistema de raíces y plántalas con una distancia de unos dos metros. Utiliza abonos específicos, orgánicos o minerales, y riega abundantemente después de plantarlas. Cuando empiecen a crecer, ayúdate de guías para conducir la planta por donde te interese.

planta trepadora

El riego

Cada variedad tiene sus propias necesidades, pero como norma general se debe regar con más frecuencia en épocas de crecimiento y floración, que suelen coincidir con la primavera y el verano. A este tipo de plantas no les favorece tener las raíces  y evita darles agua durante las horas de más calor.  Ayuda a que crezcan fuertes aportando nutrientes al sustrato mediante algún fertilizante en el agua de riego cada 15 días durante los meses de calor.

trepadora puerta

El abono

Para las que estén plantadas directamente en el suelo podemos utilizar abonos orgánicos, minerales o químicos o los dos juntos (el orgánico en invierno y el mineral en primavera). Para las trepadoras plantadas en macetas o recipientes, apuesta por fertilizantes de liberación lenta aplicados tres veces al año: en primavera, verano y otoño.

trepadora y puerta

La luz

Una de las grandes ventajas de las enredaderas es que no necesitan de mucha luz para crecer, ya que pueden vivir en zonas sombrías, pero si eliges una variedad con flores procura que le dé el sol para que la floración sea abundante.

trepadoras

En la costa

Especialmente en las zonas costeras hay que tener especial cuidado con los vientos que arrastran la sal consigo, las depositan en las plantas y las quema. En estos casos conviene elegir especies de trepadoras resistentes como la madreselva. 

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?