La casa del arquitecto Enric Sagnier se convierte en hotel de lujo en Barcelona

La vivienda del arquitecto Enric Sagnier, ubicada en la Rambla de Catalunya, se convierte en un hotel que rinde tributo a su legado. El céntrico establecimiento cuenta con 51 habitaciones y un restaurante diseñados por Federico Turull, de TurullSørensen arquitectos.

El edificio se ubica en la esquina entre Rambla Catalunya y el Passatge de la Concepció, uno de los enclaves más icónicos de l'Eixample.

El edificio se ubica en la esquina entre Rambla Catalunya y el Passatge de la Concepció, uno de los enclaves más icónicos de l'Eixample.Foto: Rafael Vargas

Está considerado el arquitecto con mayor número de construcciones en Barcelona y uno de los más importantes de la época modernista, junto a Gaudí, Puig i Cadafalch y Domènech i Montaner. Es Enric Sagnier, autor de edificios tan emblemáticos como el templo del Tibidabo, el Palau de Justícia, la Nova Duana o las casas Pacual i Pons. Ahora, su figura vuelve a estar de actualidad, con la restauración del Hotel Sagnier a cargo de Federico Turull, de TurullSørensen arquitectos.

El Hotel Casa Sagnier ocupa el edificio que el arquitecto construyó como vivienda familiar y estudio. Sin la presión de un cliente externo, Sagnier dio rienda suelta a su imaginación, combinando elementos de estilo gótico con diferentes esculturas ornamentales. El hotel, que acaba de ser objeto de una respetuosa reforma, cuenta con 51 habitaciones –6 de ellas, suites– y un restaurante en la planta baja llamado Café de l'Arquitecte. La intervención respeta la edificación original, un edificio de 7 plantas que se orienta hacia la Rambla de Catalunya y que conecta a través de grandes ventanales con el Passatge de la Concepció, y se centra en un conjunto de intervenciones sutiles que generan una calidez sobria.

La idea no ha sido reproducir de forma fiel la casa de Sagnier, sino crear un espacio atemporal con detalles que reflejan el estilo modernista. Y con una forma de trabajar que recuerda a la de aquella época, en la que profesionales de distintas disciplinas aportaban oficio y creatividad a los proyectos. En la reforma, hay guiños al trabajo artesanal, tan importante en aquel periodo. El conjunto se ha trabajado como una composición abierta, a la que se pueden incorporar objetos con el tiempo, igual que ocurre con una vivienda privada. Los materiales nobles y naturales, reciclables, tejidos naturales y acústicos conforman un ambiente contemporáneo y, a la vez, muy hogareño.

Para completar todos los ambientes, ha sido indispensable contar con el asesoramiento de las interioristas Nuria Pérez-Sala y Estrella Salietti, y también, en una fase final, con el estilismo de la empresa Elefante -con Eva Balart y Juan Carballido al frente-, para dar vida a puntos concretos como estanterías o paredes, con ilustraciones, objetos, mapas u otros materiales que evocan el trabajo de un arquitecto. 

 

 

 

1 /13
FACHADA-Ho tel Casa Sagnier-Rafael vargas140

El edificio es conocido como "Casa Dolors Vidal de Sagnier", en honor a su esposa, y se construyó en 1892 como vivienda familiar.  

Hotel Casa Sagnier - Suite 2 foto Rafael Vargas

Las habitaciones destilan elegancia en tonos blancos y negros, con suelos de madera y alfombras, reservando la clásica moqueta para los pasillos. 

Hotel Casa Sagnier - Suite foto Rafael Vargas

Todas las habitaciones comparten la sensación de armonía sin estridencias, con matices que enfatizan la relación con la arquitectura colindante a través de ventanas o galerías. 

Hotel Casa Sagnier - Salón 2 foto Rafael Vargas

En el restaurante prima la sensación de confort y un estilo 'homy' elevado. "Se quiso transmitir la sensación de estar en una casa preparada para un momento especial", subraya Federico Turull.

Hotel Casa Sagnier - Bar foto Rafael Vargas

Una de las premisas era crear un espacio integrador, lejos de la opulencia, y que invitara al ciudadano a entrar en el restaurante, abierto desde el desayuno. 

Hotel Casa Sagnier - Galería Salón foto Rafael Vargas

El juego textil ha cobrado especial importancia, con bancadas realizadas a medida en tejidos aterciopelados de colores mostaza y verde. 

Hotel Casa Sagnier - Bar 4 foto Rafael Vargas

La sensación envolvente se enriquece por la presencia protagonista de la madera en gran parte del mobiliario. 

Hotel Casa Sagnier - Bar 2 foto Rafael Vargas

Al fondo del salón, con fachada al pasaje, se ha querido recrear el espacio de trabajo de un arquitecto, con guiños a Enric Sagnier y elementos contemporáneos. 

Hotel Casa Sagnier - Bar 3 foto Rafael Vargas

Ha sido una reforma abierta y generosa, dejando entrar a diferentes artesanos y artistas, como hubiera hecho el propio Sagnier. 

Hotel Casa Sagnier - Salón 3 foto Rafael Vargas

El hotel, distinguido y elegante, encarna lo mejor de los valores de la ciudad y rinde tributo al propio Sagnier, con guiños a su profesión. 

Hotel Casa Sagnier - Chimenea foto Rafael Vargas

En el salón interior, más parecido a una biblioteca, hay una agradable zona con chimenea y un retrato de Enric Sagnier. 

Hotel Casa Sagnier - Terraza ático foto Rafael Vargas

En el exterior también se ha dado prioridad a la comodidad, con elementos naturales que hacen el ambiente más refrescante. 

Hotel Casa Sagnier - Fachada 2 foto Rafael Vargas

La entrada principal está en Rambla Catalunya, con toldo abullonado en color azul índigo. 

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?