Carmina: el nuevo restaurante de Barcelona inspirado en una casa colonial cubana

Los amantes de la cocina de cuchara de tradición catalana elaborada con productos de proximidad tienen nuevo centro de peregrinaje gastronómico en la ciudad. El estudio Quintana Partners firma el diseño de proyecto.

La nueva apertura pertenece al grupo de restauración Isabella’s.

La nueva apertura pertenece al grupo de restauración Isabella’s.

El estudio Quintana Partners, fundado en 2016 y capitaneado por Benito Escat y Pol Castells, se ha convertido en uno de los referentes actuales del diseño interior. Su impronta está marcada por un respeto a lo existente, la fidelidad a los elementos originales y una apuesta por soluciones imaginativas. Esta creativa pareja firma el interiorismo del restaurante recién inaugurado Carmina, en Barcelona.

La decoración del local oscila entre lo 'vintage' y lo colonial.

La decoración del local oscila entre lo 'vintage' y lo colonial.

El nuevo place to be de la ciudad ha abierto en el corazón del barrio de la Ribera una fonda rehabilitada en una antigua casa de viajes del siglo XIX . Con la idea de revivir el resplandor de la mejor época de esta fonda catalana, el proyecto se ha construido alrededor de un patio central acristalado, desbordado de plantas y con las pinturas originales restauradas.

El nuevo  local se ubica en la calle Argenteria 37.

El nuevo local se ubica en la calle Argenteria 37.

El espacio respira el ambiente de una casa colonial cubana gracias al uso de colores cálidos y rojizos y a las texturas de ratán que evocan al Caribe pero le aportan un toque cosmopolita. Ejemplifica la fusión de vanguardia, sostenibilidad, con esencia histórica y toques de irreverencia característica del trabajo de Quintana Partners, que invita a vivir cada espacio proyectado como una gran experiencia en la ciudad. Y como sorpresa, en la parte de arriba, una puerta oculta desvela el mejor bar speakeasy del barrio.

El patio central del restaurante del barrio del Born.

El patio central del restaurante del barrio del Born.

Para crear un ambiente cálido, el estudio de interiorismo ha apostado por una luz tenue, que invita a degustar los platos de toda la vida en un ambiente sosegado. Porque Carmina está llamado a convertirse en lugar de peregrinación de comensales que aprecian la cocina de cuchara de la tradición catalana elaborada con producto de proximidad y tiempo. El chef ejecutivo de la casa, Josep Maria Massó, ha elaborado una propuesta que trae la cocina de siempre a las generaciones de hoy a través de actualizados tan cercanos como el Fricandó con ceps, el Suquet de pescado de roca, el Arroz de montaña a la cazuela o las Alcachofas con romesco. Además de los mediodías y las noches, el nuevo restaurante ofrece opciones para todo el día y un buffet de desayuno para todos los gustos.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?