Te enseñamos cómo decorar tu casa con flores en otoño

La Naturaleza tiene la capacidad de transformar un ambiente, estimular los sentidos y cambiar el humor. Con estos ejemplos tu casa lucirá llena de flores y calidez en esta estación.

1 / 14
Colores lavados
1

Colores lavados

Si la primavera significa estallido de color, el otoño es el sosiego. En los meses fríos, rodéate de tonalidades que transmitan serenidad y armonía, como el juego de verdes y rosas de este ramo de hortensias. 

flores
2

La tranquilidad del azul

En su apuesta por un estilo más silvestre y desenfadado, el estudio de arte floral Brumalis (brumalis.es) es un referente gracias a sus composiciones que desbordan personalidad. Para el otoño sugieren un centro en el que las tonalidades azules son protagonistas. Así, en esta copa metálica plateada conviven hortensias azules, rosas de Jardín colormelocotón, rosas ramificadas rojas, leucadendro, eryngium, viburnum, achilea, camelia, brunia, eucalipto otoñal y espigas.

De bienvenida
3

De bienvenida

No esperes a Navidad para colgar una corona de flores de tu puerta. Un arreglo floral tiene el poder de dar una cálida bienvenida a casa y de presidir una gran mesa. Los colores mostazas y azules se combinan con tonalidades verdes propias de los meses fríos y componen una nostálgica creación. 

De campo
4

De campo

¿Has pensado en hacer una composición de flores silvestres secas? Son una invitación a dar más vida a la naturaleza, a reciclar y reutilizar. Así lo ejemplifica este gran ramo con flores silvestres.

Como la nieve
5

Como la nieve

En alusión a los paisajes nevados, a la escarcha y al triunfo monocolor. Así se ha concebido este ramo, una oda al color blanco con la que se rompen las reglas del concepto tradicional y recargado. En él se impone lo desenfadado y lo dulce. Ojo, no está exento de carácter. 

Rústico
6

Rústico

Para trasladar uno de los estilos con más punch de la temporada, el rústico, Margarita se llama mi amor, (margaritasellamamiamor.com) propone un jarrón de barro “diseñado con alternancia de flores de buen secado junto con elementos frescos que pueden ser sustituido paulatinamente para reflejar la decadencia otoñal”, tal como explican desde el establecimiento. Los elementos más estables y con mayor duración son las hojas de eucalipto preservado, salgueras, plumeros y banksias, y se combinan con los elementos más perecederos, como crisantemos, santini y malus. El arreglo coge cuerpo con el relleno de brunia, leucadendro y skimmias. El juego de colores en pardos y naranjas junto con el color tierra del jarrón refleja los colores de la estación. 

Pura delicadeza
7

Pura delicadeza

Nada como la sutileza del tulipán escondido en las hojas verdes de las ramas de eucalipto para generar nostalgia y delicadeza. Una delicada composición que no necesita de otras variedades.

flores
8

Grandes dimensiones

Este centro de Sally Hambleton está destinado a acaparar miradas. Para esta especialista (sallyhambleton.com) todo es posible: convertir una sombrerera en centro de flores o hacer una corona de pinsapo natural. Solo hay que pedir un deseo floral y esperar a que se cumpla. Adora las hortensias, como da fe en este centro en el que conviven rosas de jardín, Physlis, Fagus, Delphinium y crisantemos. Un arreglo donde naranjas, ocres y rojos armonizan con distintos tonos de verde.

Llamativa sencillez
9

Llamativa sencillez

El intenso colorido naranja de las bayas de la Piracantha coccinea, conocida como piracanta, espino de fuego o arbusto ardiente, es capaz de llenar de buenas vibraciones cualquier estancia. Colócalas en un sencillo jarrón sin ornamentos, como éste blanco, y disfruta mirándolo.

Juegos de geometría
10

Juegos de geometría

Jarras, jarrones, probetas y tarros de cristal tienen vida más allá que la de trajinar con alimentos. También sirven para crear composiciones, en las que las caprichosas formas de las plantas son las protagonistas del espacio. Una idea muy sencilla y de gran fuerza visual.

Oda a la teatralidad
11

Oda a la teatralidad

El binomio formado por un jarrón oscuro y la pared en una tonalidad gris consigue que los tonos de las flores destaquen. Es un efecto teatral y perfecto para levantar el ánimo.

Boho
12

Boho

El aspecto delicado de Cortaderia Selloana, con cierto aspecto de pluma, hace que se conozca también por plumero. Su presencia recuerda a paseos invernales por la playa y a campos otoñales. Resultan ideales para colocarlos en cualquier jarrón, ya sea de cristal o de cerámica, y ponerlo tanto en la entrada de casa, dando la bienvenida, como en un salón e incluso en el baño.

flores
13

En tonos ocres

Los colores propios del otoño se plasman en este arreglo floral compuesto de poppies, tulipán francés y fritillaria que se presenta en un jarrón campana negro mate. Es obra de Moss Floristas (mossfloristas.com), un espacio en el que conciben arreglos inspirados en la naturaleza partiendo de una cuidadísima materia prima.

Serenidad ante todo
14

Serenidad ante todo

Las flores en el mundo de la decoración son un elemento que se utiliza para refrescar los ambientes. Estos elementos vivos ayudan a transmitir emociones y si la elección de la composición apuesta por tonos claros y empolvados, se contribuirá a que prime la calidez y la serenidad.

La temporada otoñal es momento para el recogimiento, en la que cuidamos las casas y las hacemos más acogedoras y cálidas. Oscar Wilde afirmó que una flor florece para su propia alegría. Nosotros añadimos que también para nuestro deleite, por eso nos gusta rodearnos de ellas y disfrutarlas en casa. Destilan vida y no requieren de una gran inversión, pero tienen la capacidad de transformar un ambiente y de cambiar el humor. Durante todo el año podemos variedades como rosas o liliums, la tendencia apuesta por hacerse con las disponibles en la estación en la que crecen de manera natural. El otoño y el invierno es buena opción es apostar por la flor de Pascua, el escaramujo (el fruto del rosal) o la camelia. En los meses fríos, la vegetación propia de la temporada adquiere una paleta cromática en la que los tonos ocres y rojizos son los protagonistas.

Cada vez estamos más interconectados con la naturaleza y las flores son un elemento decorativo más. En otoño deben crear un pentagrama de calma que invite a volver a casa. Aquí cinco ejemplos de ramos que estimulan los sentidos.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?