Plantas de interior con flores para llenar tu casa de color (y cómo cuidarlas)

Las plantas de interior mejoran la calidad del aire, nos conectan con la naturaleza y, si además tienen flores, aportan color y un plus de belleza. Estas son las plantas de interior con flores más bonitas.

Unplash
Sara Barragán del Rey
Sara Barragán del Rey

Periodista especializada en arte y cultura visual

Las plantas de interior con flores son, si cabe, el complemento perfecto para llenar de vida y color tu casa. Hoy recopilamos una lista para que inundes de elegancia y belleza los rincones de tu salón, de tu dormitorio, de tu comedor o del baño. La casa ganará puntos y, como añadido, las plantas generarán un entorno más saludable, pues ayudan a purificar el aire. Para no complicarnos, hemos buscado plantas sencillas de cuidar y con flores muy vistosas.

Eso sí, antes de decidirte, piensa bien en las características de tu vivienda y los lugares donde te gustaría integrar una planta. Casi siempre vas a necesitar una ubicación que cuente con luz natural pero en donde la planta no reciba el sol directo. Te ayudamos también a conocer los cuidados básicos de cada una de estas bonitas plantas, las recomendaciones de riego y sus etapas y tipos de floración. Llena tu casa de energía positiva con estas plantas con flores y disfruta de un entorno relajado y saludable.

1 /10
Anthurium andraeanum planta interior flores
Hassan Pasha / Unplash

1. Anthurium o Anturio

Originaria de los bosques húmedos de Colombia y Ecuador, esta planta combina hojas verdes con otras de color rojo intenso en forma de corazón. Las verdaderas flores aparecen sobre un espádice de color amarillo, que se llena de flores diminutas. Las hay de varios colores, carmesí, con la espata blanca, rosada, naranja o matizada. Es una planta perfecta para interiores pero, eso sí, requiere un entorno muy húmedo y no le gusta nada el frío ni los cambios bruscos. Para cuidarla adecuadamente, nunca la coloques a plena luz. Necesita sol pero de forma indirecta y estar lejos de corrientes de aire. El riego debe ser abundante y si no hay mucha humedad en el ambiente puedes pulverizar con agua sus hojas. 

Espatifilo o Lirio de la paz
Ian Gao / Unplash

2. Espatifilo o Lirio de la paz

Si quieres tener flores todo el año, esta es tu planta. Sus hojas de un verde brillante y sus llamativas flores blancas, aportan una belleza muy sutil a cualquier estancia y además tiene la capacidad de purificar el aire de los interiores. Crece con mucha facilidad y es muy fácil de cuidar. Para favorece su floración, que es más abundante en primavera y verano, debes cortar las flores en cuanto empiecen a amarillear. Busca un lugar con iluminación tamizada, nunca con luz solar directa. En cuanto al riego, lo mejor es observarla. Riégala solo cuando la tierra esté seca y fíjate en las hojas, que son muy expresivas. Cuando las sientas mustias y hacia abajo, es el momento de darle agua. 

Saintpaulia o Violeta africana plantas de interior flores
Sixteen Miles Out / Unplash

3. Saintpaulia o Violeta africana

Aterciopelada y de hojas carnosas, esta planta originaria de Tanzania y el sureste de Kenia, es todo presencia. Las flores de colores crecen en racimos centrales y son muy vistosas. El color más típico es el violeta, aunque también podrás encontrarla en otros tonos. Las flores se mantienen todo el año, solo necesitas que la planta esté siempre húmeda y cuenta con luminosidad. Riégala con agua tibia de forma regular, directamente en la tierra, pero sin encharcarla. Nunca le eches agua a las hojas o las flores. También puedes regalar poniendo la maceta sobre un plato con agua para que la absorba. Para que luzca más lustrosa limpia con un cepillo suave sus hojas. 

planta flores Clivia
Padre Moovi / Unplash

4. Clivia

La belleza de esta planta es espectacular y, además, es muy fácil de cultivar. Pertenece a la familia de las Amarylliaceae y es originaria de África. Además de sus flores, sus hojas en forma de cinta también son encantadoras. Su floración tiene lugar en invierno y suelen ser de color naranja, aunque también las hay en amarillo claro. Es importante ir retirando las flores que se secan para dejar espacio a las nuevas. Son plantas que no toleran el frío intenso, así que estarán bien dentro de casa. No le gusta el sol directo pero, como casi todas las plantas, necesita luz solar. A la hora de regarla procura que no caiga agua en el cogollo de las hojas. En las temporadas más cálidas puedes pulverizar encima además de regar la planta vertiendo agua en el sustrato (siempre evitando que se encharque). No le gustan los trasplantes a menudo, así que, al menos espérate dos años para cambiarla de maceta, nunca demasiado grande. 

plantas flor orquídea
Kuba / Unplash

5. Orquídea

Probablemente, es la planta con flor más elegante y sofisticada para el interior de casa y las hay de muchos colores (azules, amarillas, blancas, rosas y moteadas). DE entre las 20.000 especies de orquídeas existentes, las más populares son la orquídea phalaenopsis o mariposa, la oncidium o orquídea tigre o la orquídea vanda o aérea. Es verdad que tiene fama de difícil y delicada, pero siguiendo unos cuidados básicos es bastante sencillo cultivarla y conseguir que florezca y llene el espacio de vitalidad. Es una planta que necesita abundante luz, así que lo mejor es situarla cerca de una ventana. También puedes elegir un recipiente transparente para que absorba más luz. A la hora de regalarla es cuando debes prestar más atención. En invierno lo mejor es regalar una vez a la semana, en verano, dos veces. Lo mejor es regalarla con agua sin mucha cal y lo más pura posible. 

planta flores begonia
PxHere / Creative Commons

6. Begonia o Flor de azúcar

Las pequeñas flores de esta planta tropical son eternas, es decir, que esta bonita planta te dará color y vida todo el año, aunque descienda un poco en número en los meses más fríos. La podemos encontrar con flores rojas, blancas o rosas. Existen muchas variedades de begonias, pero todas ellas prefieren el interior al exterior, ya que no toleran el frío. Nunca la coloques bajo el sol directo o se quemarán sus hojas, aunque sí tiene que estar en un espacio muy luminoso. El suelo de la planta debe estar siempre húmedo pero sin encharcamientos, así que siempre plántala en una maceta con buen drenaje. El sustrato también debe ser bastante poroso. Asegúrate de ir eliminando las flores muertas o que empiecen a marchitarse. 

Tillandsia planta flores
Pixabay

7. Tillandsia o clavel del aire

Perteneciente a la familia de las bromelias esta exóticas planta se caracteriza por sus hojas verdes, muy resistentes, y una espectacular flor de color fucsia en el centro. Es una planta muy curiosa, cuyo riego también es muy especial. La planta tiene dos periodos de descanso al año, a mitad del verano y a mitad del invierno. En estos momentos solo hay que pulverizar agua sobre ella. En los periodos de crecimiento activo, salen nuevas hojas en la planta, hay que pulverizar con más frecuencia y cantidad. El agua se quedará entre los huecos de las hojas y la planta estará bien abastecida. Llegará un momento en que a la flor fucsia le saldrán pequeñas flores moradas en su contorno. Estas se irán cayendo y, después, la flor fucsia morirá. En ese momento, saldrá un brote de nuevas hojas verdes. Deberás arrancar la flor fucsia, dejar que ese "bebé" crezca un poco y trasplantarlo a modo de esqueje para tener otra bonita planta. 

Schlumbergera o cactus de Navidad
Wikimedia Commons

8. Schlumbergera x Buckleyi o cactus de Navidad

Como la Flor de Pascua (otra planta de interior con flor, por cierto) este curioso cactus florece en el mes de diciembre, aunque, en ocasiones podría echar flores en otros momentos del año. Originaria de los bosques tropicales de Brasil, esta planta, también llamada Santa Tereseita, es tan vistosa como bonita, con flores o sin ellas. Sus tallos planos se componen de segmentos y van creciendo a lo largo del tiempo. Con el tiempo, adquiere un porte colgante. Las flores surgen del extremo de los tallos en invierno y suelen ser de color rosa. Necesita mucha luz, así que le gustará estar cerca de la ventana. Aunque sea un cactus sí necesita bastante agua, una media de dos veces a la semana, pero hay que tener cuidado para que no se encharque. Eso sí, tras la floración, hay que dejarla cerca de dos meses sin regar.

Crisantemo planta flor
Ilya Chunin / Unplash

9. Crisantemo

Es una de las plantas más populares y con más variedad de colores que puedes encontrar. Puede estar en exteriores cálidos, pero también se puede cultivar en una maceta, aunque no crecerá más de medio metro. Su etapa de floración más abundante es en otoño y las flores permanecen abiertas entre dos y tres semanas. Necesita abundante luz y un riego frecuente (pero solo cuando la tierra esté seca) y, para que aparezcan nuevas flores tendrás que ir retirando las flores marchitas.

Hoya carnosa o Flor de cera plantas con flor
Wikimedia Commons

10. Hoya carnosa o Flor de cera

Esta planta de clima cálido es de las más peculiares. Es una especie trepadora que da unas flores blancas y rosas acolchadas y carnosas, en forma de estrella. Requiere muy pocos cuidados y prefiere estar en semisombra antes que expuesta a los rayos del sol. Evita que le den corrientes de aire, porque no le sientan muy bien. Al ser carnosas, estas flores retienen mucho agua, por lo que el riego es bastante sencillo y verás que necesita agua cuando sus hojas parezcan acartonadas. Solo hay que regar de forma moderada y con mucha cautela, mejor quedarnos cortos que pasarnos. Eso sí, esta planta desprende un aroma muy intenso por las noches, así que, probablemente no es la mejor opción para el dormitorio. 

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?