Los errores que no volverás a cometer al decorar un piso pequeño

Los espacios reducidos requieren de buenas ideas. Apúntate todos estos consejos y harás que las estancias de tu casa crezcan visualmente. Aprovecha al máximo todos los metros y deja alguna zona 'desierta' para que el conjunto respire.

1 / 6
Piso pequeño con cocina y salon en el mismo espacio

Tienes un piso pequeño. ¡Felicidades! Tienes muchas opciones para transformarlo en un espacio con personalidad. 

Piso pequeño con cocina

Llenar el espacio de objetos no es lo mejor que le puede pasar a tu piso con pocos metros. ¡Dosifícate!

Piso pequeño con sofa salon y dormitorio en un mismo espacio

La luz natural siempre juega a favor de los pisos de pocos metros. Aprovecha todos los rayos de luz para crear un ambiente con más amplitud. 

Piso pequeño con estanterias sobre la puerta de entrada

Si tu piso no puede crecer a lo largo, ¡tal vez pueda hacerlo a lo alto! Sácale provecho a las paredes con mil y una estanterías.  

Piso pqueño con mesa de comerod plegable

Apuesta por un estilo concreto (contemporáneo, raw...) e intenta que todo (sofás, alfombras, cubiertos...) sea de esa estética. 

Piso pequeño con muchas estanterias

Piensa en tu estilo de vida y diseña un piso acorde a él para que todo fluya. Notarás el cambio.  

No aceptar el tamaño de tu piso

La solución a cualquier problema empieza por la aceptación del mismo. Repite con nosotros: "Tengo un piso pequeño". Ya está. Ya has dado el primer paso. Trabajar en base a un espacio reducido te impone ciertas limitaciones. Por ejemplo, no puedes ir de compras sin llevar anotadas las medidas de tu salón, tu dormitorio o tu baño. En resumen, no puedes improvisar. Pero cuando veas el resultado final, créenos: valdrá la pena.

Desperdiciar cualquier rayo de luz

En un piso pequeño hay que aprovechar todo haz luminoso que proceda del exterior, porque la luz natural es como una varita mágica que hace que el piso crezca, y crezca… Si crees que ya le has sacado todo el partido a las ventanas que tienes en casa, incrementa el efecto de profundidad con textiles suaves, naturales, que se alíen con la luz natural para crear un entorno más diáfano.

Sobredecorar

La decoración te encanta, pero ha llegado el momento de ser realista y quedarte solamente con aquello que te emociona. Solo así lograrás que tu piso,de pocos metros, respire amplitud. ¿O es que quieres vivir en un trastero? La acumulación de objetos solo puede llevarte a tener una vivienda recargada y desordenada. Da un uso inteligente a cada uno de los objetos que formen parte de la decoración.

Pensar solo en horizontal

Calculas y valoras todo el espacio que tienes pero no se te ha ocurrido mirar hacia arriba y ver todo lo que las paredes y el techo pueden hacer por ti, que es mucho. Si llevas la atención a la parte superior de las paredes y al techo, harás que el espacio crezca hacia arriba.

Mezclar estilos

La mezcla de estilos solo te llevará al caos, y eso no es lo que quieres, ¿verdad? Te dejamos que seas ecléctico en cuestión de música, de cine…, pero no en decoración si, además, tu vivienda tiene unas dimensiones reducidas.

No prestar atención a los detalles

Las puertas correderas son un sistema que debería instaurarse en todos los pisos XS. Las que se abren son un problema y más aún, cuando se juntan las puertas de dos paredes. ¿Qué horror! La de espacio que ganarías con puertas correderas.

Ser negativo

A veces, podeos pensar: si tuviera una casa grande, me cabería todo. Y, sin embargo, no recordamos que hay casa que, pese a ser grandes, provocan una sensación de abigarramiento. Esto es debido a una mala distribución, a la falta de organización.

Prescindir de la alfombra

A veces puedes llegar a pensar que una alfombra le roba metros a tu salón, a tu comedor o a tu habitación. Como siempre, la clave está en dar con el modelo adecuado. Puede servir para diferenciar espacios y ayudarte en la ardua tarea de convertir tu piso de 50 m2 real en uno de 70 m2 imaginarios.

No pensar en un diseño acorde con tu estilo de vida

Aunque tampoco es bueno renunciar a todos tus sueños, tocar con los pies en el suelo te permitirá tener un piso más realista.

No disfrutar del proceso

Decorar un piso de pocos metros puede ser tan apasionante como hacer lo propio con uno de 200 metros cuadrados. El reto es el mismo: hacer de tu casa un lugar cómodo y estético, con alusiones a tu personalidad pero en el que tus invitados también se sientan bien.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?