10 dormitorios SIN cabecero que demuestran que a veces no es necesario tenerlo

El eterno debate: ¿cabecero sí o cabecero no? Cualquiera de las dos opciones es buena, pero para los que opten por la segunda, tenemos algunas ideas que les resultarán muy interesantes

Te damos 10 ejemplos de que el cabecero no siempre es tan necesario.
Germán Sáiz
Aleks Gallardo
Aleks Gallardo

Periodista especializado en interiorismo y diseño

El cabecero es esa pieza del dormitorio que, cuando llega el momento de elegirla, se abre delante de nosotros un abanico enorme de posibilidades y  se hace muy difícil decidir. De madera, tapizados, con mesillas incluidas, alto bajo, acolchado, con estructura de cama... Y asín sin parar. En su momento ya te contamos 15 propuestas muy originales para ponértelo un poco más fácil. Pero entre todas estas opciones hay una por la que finalmente pensamos pero por la que no todos optan: NO poner cabecero.

 

 

Cada vez son más los que deciden prescindir de este elemento, pero no por ello se deja la pared vacía y desnuda, sino que esta ausencia lo que hace es buscar nuevas soluciones que suelen tener un resultado estético muy original. Desde pintar la pared a media altura con un color potente para enmarcar la cama hasta utilizar una pieza de arte tamaño XXL coronando tu templo de descanso.

Algunas buenas ideas para crear un dormitorio sin cabecero

1. La pared es el acento

Utiliza una de las paredes del dormitorio como un punto focal. Puedes pintarla con un color audaz o agregar papel tapiz con un patrón atractivo que contraste con el resto de la habitación.

2. El arte como herramienta

Coloca una obra de arte grande o una serie de cuadros en la pared detrás de la cama. De esta manera añadirás interés visual y personalidad a la habitación.

3. Estanterías flotantes

Instala estantes flotantes a ambos lados de la cama que sirvan como superficie para colocar objetos decorativos, libros o lámparas.

4. ¿Y si panelamos la pared?

Agrega paneles decorativos a la pared detrás de la cama para crear una sensación de textura y profundidad. Pueden ser de madera, metal o incluso de tela tapizada.

 

 

5. El dosel, solo apto para románticos

Los doseles pueden ser de tela ligera y agregar un toque de lujo a la habitación.

6. Juega con la luz

Utiliza una iluminación colgante o una serie de lámparas suspendidas para iluminar la cama. Esto no solo proporciona luz funcional, sino que también actúa como una característica decorativa.

7. Las ventajas de la simplicidad

Recuerda que una de las bellezas de no tener un cabecero es la simplicidad. Mantén la decoración ordenada y evita recargar la habitación con demasiados elementos.

1 /10
Dormitorio azul parquet
José Hevia

Un color potente y una balda de pared a pared

Si de algo puede presumir este apartamento en pleno barrio del Eixample, Barcelona, es de ricos detalles que elevan su historia y la traen al presente con todo su brillo gracias a la reforma llevada a cabo por el estudio Raúl Sánchez Architects. Un buen ejemplo es el dormitorio, donde no hizo falta añadir un cabecero e hicieron uso del color y una solución efectista, una balda de pared a pared rompe el contraste entre blanco y azul índigo.

230601 MONICA DIAGO GENERAL ORAA JAVIER BRAVO 0102
Fotografía: Javier Bravo / Estilismo: Bea Torelló

Panelado y papel pintado

Para el cabecero de este dormitorio de un ático de los años 70 en el centro de Madrid, la interiorista Mónica Diago ha utilizado un panelado de madera diseño y papel pintado de espiga de WallCover. Combinación ganadora.

Torres Blancas DLab (8)
Germán Sáiz

Un dormitorio muy arty que no necesita nada más

La fundadora del estudio D. Lab, The Dream Lab ha llenado de color y vitalidad su propia casa, ubicada en el icónico edificio brutalista madrileño de los años 60 de Torres Blancas. Su espíritu arty hace que en el dormitorio principal no haga falta cabecero. ¿Quién lo necesita cuando cuentas con un interiorismo tan potente?

En el dormitorio
Yevhenii Avramenko

Cabecero XXXL

En este apartamento del barrio más bohemio de Kiev, propiedad de un coleccionista de arte, lo del cabecero alcanza ya otro nivel. Con la cama a nivel del suelo, han utilizado la gran pared panelada en madera que esconde el vestidor. ¿Es el cabecero más grande que has visto? Nosotros sí. Truco: Pon la cama en modo tatami para hacerlo crecer.

 

El dormitorio principal
Eugeni Pons

La belleza de lo simple

Pereira Miguel Arquitectos ha levantado una casa sobre la duna, junto a los arrozales de Comporta, en la costa portuguesa, que sigue los códigos de las antiguas casas de pescadores de la región. Aquí todo es sobriedad, como en el dormitorio, donde no hacen falta elementos innecesarios. ¿Quién necesita un cabecero cuando tienes estas vistas y una obra de arte que preside la cama?

 

SCALA PISO 2023  14
José Hevia

Cabecero con un toque de color contenido

Scala Studio recibió el encargo de llevar a cabo una reforma integral en este piso barcelonés y transformar el espacio para acoger a un matrimonio joven junto a sus tres hijos, ofreciéndoles una distribución moderna y funcional. La sencillez de los espacios es la clave, como en este dormitorio principal en el que la neutralidad de un blanco roto se ve salpicada únicamente por unas notas de color contenidas que dan forma al marco o cabecero de la cama. Un acierto.

MID 050
Biderbost Photo

La madera como telón de fondo

'Casa Mid' es un ejemplo excepcional de cómo el estilo mid-century no pasa de moda y puede ser implementado de manera innovadora en el diseño de interiores. Aquí la madera es la que manda, y teniendo ese juego de panelados y marquetería, no se hacía necesario utilizar ningún cabecero. El dormitorio principal, con baño ensuite, también está revestido en madera.

CasaElAguacate PrácticaArquitectura 16
César Béjar

Un cabecero muy BRUTAL

Práctica Arquitectura ha diseñado una vivienda con reminiscencias brutalistas que, inmersa en una gran parcela, resulta deliciosa en su crudeza. Puesto que aquí el hormigón era el protagonista y se trata de un material que con el paso del tiempo adquiere nuevos matices, se decidió poner la cama sin cabecero. De esta forma se multiplica la sensación de pureza.

piso madrid Estudio Reciente color
Germán Saiz

Una pieza discordante que llame la atención

En este piso histórico del centro de Madrid reformado por Estudio Reciente, el color es la herramienta de trabajo principal. En el dormitorio, se optó por tonos calmados pero potentes que le confieren un aspecto casi monacal. La cama no tiene cabecero, y para compensar este vacío juegan con piezas con una fuerte presencia, como un moderno arreglo floral que equilibra el espacio.

Stationsweg 10-18 HR

Un cabecero de obra y en madera

Studio Asker firma esta reforma que ha convertido la antigua casa-estudio de un artista en dos bungalós de madera, uno para la familia y otro para los invitados. Y, aunque aquí muchos dirán que sí que hay cabecero, nosotros lo vemos como una acertadísima solución de diseño. ¿Y si en vez de poner uno tradicional no cuentas con uno de obra desde el principio? Este en madera sin tratar es pura tendencia.

 

Si quieres estar al día de todo lo que publicamos en www.arquitecturaydiseno.es, suscríbete a nuestra newsletter.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?