Una casa con chispa y mucha personalidad en el centro de Madrid

Con un uso magistral de la madera de nogal, el mármol, los tonos oscuros y piezas de mobiliario a medida, la arquitecta Lourdes Martínez Nieto ha dotado a este piso en el centro de Madrid de una personalidad decorativa propia. Algo con tintes clásicos, pero que no resultara neutro o insípido.

Al fondo, en el comedor, mesa de roble diseñada por Lourdes Martínez Nieto
Belén Imaz
Eduardo Infante
Eduardo Infante

Periodista especializado en decoración, diseño e interiorismo

Cuando se lanza a describir el estilo de este piso en el barrio madrileño de Chambierí, la arquitecta e interiorista Lourdes Martínez Nieto elige una palabra muy concreta: cool. "Es un adjetivo que no se usa mucho en España, pero es que esta casa tiene chispa. No se limita a ser acogedora, tranquila y equilibrada, también tiene carácter". Los propietarios, una pareja joven, buscaban eliminar su vetusta imagen muy compartimentada, con techos bajos y una distribución desactualizada.

 

Retrato de la arquitecta Lourdes Martínez Nieto

 

Así, Martínez Nieto ha replanteado los 130 metros cuadrados: en un extremo se sitúa la zona privada con sus tres dormitorios y, al otro, la de usos comunes abierta. "Nos gustaba la idea de espacio compartido, diáfano, en el que la cocina se abra al salón y donde se pueda vivir conjuntamente", cuenta la arquitecta.

 

Con la reformulación se ha fomentado el paso de la luz y la sensación de amplitud a través de diferentes estrategias. Desde la habitación principal se puede apreciar todo el recorrido de la vivienda de un solo vistazo y, en las zonas públicas, se ha dado a los techos una altura de más de tres metros y se les ha dotado de molduras nuevas acorde con donde está: un edificio con solera de los años treinta.

 

Una de las columnas de hierro originales de la casa

 

También se han conservado elementos originales como sus ventanas de madera con vidrio acanalado, las fallebas de latón, un pilar visto de acero o los radiadores de hierro, que se han rehabilitado para generar una convivencia con los elementos nuevos, geométricos y de líneas puras salidos de la mente de Lourdes. "En conjunto viven en armonía y generan un equilibrio que hace que sea acogedora y elegante, sin caer en lo frío o clásico", resalta.

 

 

En el interiorismo, Martínez Nieto también se ha encargado de dar su propio toque jugando con los materiales y los tonos oscuros para crear piezas de mobiliario personalizadas. Esto es especialmente evidente en el salón, donde, en la zona de televisión, reina un gran mueble a medida integrado en la pared con estanterías.

Sus puertas correderas de nogal oscuro y su base de color grafito encuentran su réplica en el otro extremo del espacio, la cocina, donde encimera y pared se han revestido con mármol Arabescato blanco y los armarios están diseñados en un tono oscuro. "Creo que esos dos extremos son los que dotan de más fuerza al proyecto. El negro es un color que uso casi siempre porque me gusta que los espacios no sean demasiado neutros. Y creo que en este caso se ha logrado", concluye la autora.

1 /7
Butaca Soriana
Belén Imaz

Espacio del salón

Butaca Soriana de Afra y Tobia Scarpa para Cassina, en LA Studio; lámpara Arum, de fermLIVING, y librería a medida con puertas correderas de nogal.

Cocina
Belén Imaz

Cocina

Muebles de Vonna; sobre de la isla y salpicadero de mármol Arabescato y encimera trasera Solo Black, de Xtone. Taburetes de nogal, de Miliboo; vasijas, de Tristán Domecq Casa, y grifería en latón natural, de Icónico. Focos de techo, de Fostek. 

Comedor
Belén Imaz

Comedor

Mesa de roble diseñada por Lourdes Martínez Nieto; sillas Series  430, de Verner Panton para Verpan, en DomésticoShop; lámpara Taccia, de los Castiglioni para Flos, en Gunni & Trentino, y de techo Jacob, de Maisons du Monde,  y obra de Jordi Alcaraz, en Galería Orellana 5 

Salón
Belén Imaz

Salón

Sofá Camaleonda, de Mario Bellini para B&B Italia, en LA Studio; mesas de mango, y alfombra de c��ñamo, de Zigler. En la pared derecha, obra de Hernández Pijuan, en Orellana 5. 

Estudio
Belén Imaz

Estudio

Mesa Fuste, de Findings Gallery; sillas Platner, de Warren Platner para Knoll, en DomésticoShop; taburete Méribel, de Charlotte Perriand, editado por Cassina; lámpara Snoopy, de los Castiglioni para Flos, en Gunni & Trentino, y alfombra, de Tristán Domecq Casa. Grabado de Hernández Pijuan, en Galería Orellana 5. 

Dormitorio
Belén Imaz

Dormitorio

Colcha de lino, de Pepe Peñalver; cojín de rizo beis, de Alhambra; mesita 9-Low, de Piero Lissoni para Cassina; aplique, de D-Luz, y butaca Capitol Complex, de Pierre Jeanneret, reeditada por Cassina, en DomésticoShop. En la pared frontal, obra de Rafa García, en Galería Orellana 5.

Baño principal
Belén Imaz

Baño principal

Se ha trabajado a medida con mármol Marquina negro y nogal.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?