Una casa de vacaciones para disfrutar de la 'pura vida' de Costa Rica

Los estudios checos Refuel Works y Formafatal han proyectado esta vivienda de cinco habitaciones en Costa Rica, inspirada en el paisaje tropical del entorno y los edificios brutalistas de Rafael Mendes da Rocha.

1 / 18
Vista general de la vivienda con gran piscina junto a terraza y escaleras de madera entre densa vegetación

Situada en una ladera sobre Playa Hermosa, al sur de Costa Rica, esta casa de hormigón asoma hacia el Pacífico rodeada de vegetación tropical.

Vestíbulo de entrada a la vivienda con iluminación a modo de focos, paredes de hormigón y vegetación interior

Los estudios checos Formafatal y Refuel Works han tomado como fuente de inspiración los proyectos del arquitecto brasileño Paulo Mendes da Rocha, para diseñar esta villa de una superficie total de 570 m2. A la derecha, la escultural silla FDC1 de Objekto, diseñadas por Flavio de Carvalho.

Escultura de acero en pared sobre hormigón con estantería y pierta hacia dormitorio en madera

En el vestíbulo de la casa, hay un estanque circular poco profundo y reflectante, y por encima del elemento de agua hay una pieza redonda blanca y negra que dibuja un patrón ondulado.

Butaca de formas orgánicas de madera, colgadores en pared de color rojo y paredes de hormigón visto

Las luces de pista cruzadas de Wac Lighting se extienden a través de los techos de hormigón de los interiores, dejados deliberadamente en bruto.

 

Dormitorio con pared y techo de hormigón, baldosas hidráulicas en el pavimento y armarios y cerramientos en madera, cristal y estantes metalizados

Las estanterías y cabeceros rectangulares también son un diseño de Formafatal, corresponsables del proyecto. La misma madera se utiliza también para formar las puertas de los dormitorios.

Detalle de estante, galán y burro de ropa con espejo integrado de origional diseño personalizado

El hormigón pulido cubre los suelos de los principales espacios de la vivienda y en los dormitorios y baños se utilizan baldosas de cemento ornamental de Nicaragua. Los galanes y estantes de hormigón, madera y acero son un diseño personalizado por los responsables del proyecto. 

Salón con sofás mullidos y modulares en blanco y gris, amplia jardinera central junto a escaleras de hormigón

La planta superior alberga las zonas de estar, la cocina, cinco dormitorios y el acceso a la piscina, mientras que la planta inferior está ocupada por espacios recreativos, incluyendo un gimnasio y un cuarto de juegos, y habitaciones de servicio.

Comedor con mesa triangular y taburetes cúbicos de colores junto a cocina abierta con isla

La mesa de comedor de forma irregular es un diseño de Formafatal, fabricada en madera de teca e IPE brasileña, que se acompaña de taburetes de colores pintados al estilo ombré. El mismo espacio está ocupado por la cocina, abierta y dispuesta en isla. 

Baldosas pintadas en revestimiento de pared de cocina con baldas de madera

En la cocina el protagonismo se lo lleva la pared situada sobre el fregadero, revestida de azulejos pintados a mano con acuarelas donde se reproducen escenas selváticas en tonos verdes.  

Vista desde cerramiento acristalado hacia exterior con sofá en crudo y tarima de madera hacia zona ajardinada

Las paredes de hormigón se han dejado intencionadamente ásperas y sin pulir, contrastadas con muebles de madera, azulejos de patrones brillantes y cerramientos correderos de cristal que invitan a disfrutar del paisaje exterior. 

Comedor exterior y sofá en crudo bajo voladizo de hormigón en terraza exterior

La simplicidad constructiva y las líneas puras caracterizan al proyecto desarrollado por el estudio checo Refuel Works, en clara alusión a la filosofía de Costa Rica, basado en el estilo de vida relajado y feliz.

Frontal de la casa con voladizo de hormigón rodeada de vegetación y plantas tropicales en grandes macetas

Dos placas de hormigón horizontales forman el techo plano de la estructura y la terraza envolvente de la parte trasera de la vivienda, así como la cubierta en voladizo de la zona de acceso de la vivienda.

Dormitorio principal con cama y armario de madera, suelo de baldosas y cerramientos correderos hacia exterior en cristal transparente

Un atractivo juego  de texturas y materiales caracteriza al dormitorio principal que, a los pies de la cama, se abre a través de cerramientos de cristal hacia la terraza exterior. Las singulares luminarias suspendidas son el modelo Shibari de la firma checa Bomma.

Detalle de terraza de dormitorio junto a piscina con acceso a través de pasarela de madera

La terraza del dormitorio principal se acompaña de dos icónicas sillas Acapulco de vivos colores y conecta con la piscina a través de una escaleras revestidas de madera. 

Mueble tocador en madera y ducha el láminas de madera, grifería en negro y vistas al exterior

El cuarto de baño integra parte del exotismo exterior al interior con la presencia de elementos naturales junto a la zona de aguas. La ducha se ha revestido de tablones de madera y se situa tras la zona de tocador, equipada con mobiliario suspendido diseñado a medida.

Bañera exenta de piedra con grifería en negro sobre entarimado de madera

Las referencias naturales se hacen presentes a lo largo de todo el proyecto como en el cuarto de baño donde, además de una conexión visual con el paisaje, se emplean materiales naturales como la madera y la piedra en clara alusión al entorno.

Escaleras y estructura de hormigón junto a suelo de lamas de madera y silla y taburete de colores

Los estudios responsables del proyecto han diseñado la estructura de dos pisos para hacer referencia al paisaje tropical y a los edificios de Mendes da Rocha, conocidos por sus formas monolíticas de hormigón.

Vista exterior al atardecer desde la piscina con estructura de hormigón y cerramientos de cristal

Un enorme bloque de hormigón que contiene la piscina de la propiedad sobresale de la casa y se extiende sobre el terreno inclinado, entre el verde intenso de la jungla tropical que la rodea.

Inspirada en el trabajo del arquitecto brasileño Paulo Méndez da Rocha y sus monolíticas estructuras de hormigón, esta vivienda se alza en pleno entorno selvático, en una ladera que mira hacia Playa Hermosa, al sur de Costa Rica. La construcción, de esencia brutalista, es obra de los estudios checos Refuel Works y Formafatal. Si bien el Refuel Works, dirigido por Jan Skoupý y Zbyněk Ryška, se ha encargado del concepto arquitectónico, el peso del interiorismo y el diseño de algunos de los elementos presentes en la casa ha recaído en Formafatal, estudio dirigido por Dagmar Štěpánová. El trabajo de ambos ha dado forma a los 570 m2 de superficie de la vivienda que, a su vez, se engloba dentro de un complejo residencial y de vacaciones que se completa con una vivienda cubierta de vegetación y un pabellón multifuncional.

Distribuida en dos niveles, la propiedad incluye una piscina elevada que se extiende a lo largo de la jungla, así como enormes ventanas y terrazas exteriores que aprovechan al máximo la posición elevada de la casa. En la planta superior se encuentran las zonas de estar, la cocina y el comedor, junto con cinco dormitorios y el acceso directo a la piscina, mientras que el nivel inferior está ocupado por espacios recreativos, un gimnasio, y una serie de cuartos de servicio. Tanto por dentro como por fuera, las duras líneas de hormigón que visten la estructura de la casa, se han suavizado con las ondulantes hojas de palma y la vegetación tropical que abraza la vivienda, La presencia de piezas de diseño vintage, sumadas a muebles hechos a medida por artesanos locales con colores y texturas brillantes, caracterizan una vivienda singular y con carácter que invita a relajarse y a disfrutar de la "pura vida", tan característico de Costa Rica.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?