Un piso clásico del Eixample barcelonés con techos altos, vidrieras y abierto al exterior que recupera su brillo original

En pleno barrio de l'Eixample, este piso ha recuperado su brillo original tras la reforma realizada por el estudio Sigla, que lo ha adaptado a las necesidades de sus propietarios.

En cuanto a piezas de diseño, destacan las alfombras. En el comedor, una pieza de Noé Prades para DAC RUGS.
Ting Miao
Sara Barragán del Rey
Sara Barragán del Rey

Periodista especializada en arte y cultura visual

"Nuestro mayor objetivo fue reforzar y consolidar el concepto de un piso clásico del Eixample del siglo pasado, a través de un lenguaje arquitectónico conciso y claro, recuperando elementos antiguos pero adaptándolo a las necesidades actuales", explican los arquitectos del estudio Sigla. Hablan de la reforma que han llevado a cabo en un apartamento de 220 metros cuadrados, ubicado en un edificio de 1945. En ella, los propietarios (una pareja con dos niños pequeños y un gato), que se dejaron aconsejar por los diseñadores para recuperar la belleza original de la vivienda. 

 

El pasillo central con techos abovedados fue totalmente rehabilitado.

Un diálogo con el pasado

"El piso contaba con elementos muy característicos del modernismo catalán, afines al clasicismo que desprende el tradicional barrio barcelonés del Eixample", cuentan desde Sigla. "En las primeras reuniones con los clientes, nos vino a la memoria John Summerson, que afirma que el lenguaje clásico de la arquitectura se asemeja al "latín" de la arquitectura y por lo tanto es algo que se puede reconocer inmediatamente al verlo", apuntan. Con esto en mente, propusieron una reforma en la que lograr dar coherencia a este estilo clásico, con sus elementos originales, como vidrieras y carpinterías, techos de revoltón cerámico o molduras de madera.

 

 

"Se trataba de una vivienda de techos altos, con espacios que parecen cajas comunicadas entre sí, algo muy propio de los edificios modernistas de principio de siglo XX. Estas cajas venían dadas por el sistema tradicional de muros de carga y techos de vigas de acero o madera y bóveda catalana de cerámica", nos cuentan los arquitectos. La novedad, tras la reforma, radica en la distribución, en la que ahora se ha desplazado la cocina al centro de la vivienda y se han creado aperturas entre las 'cajas' originales para crear una relación y dar luminosidad a las diferentes estancias. 

 

1 /7
Salón patio madera techos
Ting Miao

Un comedor abierto al exterior

"El interior y el exterior se funden en un mismo espacio gracias a un gran ventanal de hojas correderas que se ocultan totalmente en la fachada, permitiendo una conexión total entre ellos, tan característica en climas mediterráneos como el nuestro", explican desde Sigla. 

Techos originales bóvedas
Ting Miao

Techos originales bóvedas

También se han mantenido los techos originales dejándolos a la vista y creando una atmósfera auténtica y con mucha personalidad. 

estantería techos abovedados
Ting Miao

Materiales naturales

Respecto a los materiales utilizados, hay una apuesta por materiales naturales tales como madera en el parquet y los muebles a medida, pinturas de cal, veladuras de cera y aceites naturales para los revestimientos. "Se trata de materiales ecológicos y naturales sin base acrílica, de poro abierto, que mantienen la esencia de un material como la madera o el yeso, aprovechando sus propiedades higroscópicas por las cuales son capaces de absorber la humedad del ambiente que les rodea y regularla", explican los arquitectos.

Cocina vidriera
Ting Miao

Vidrieras originales

La cocina, minimalista, cede todo el protagonismo a la espectacular vidriera original, que ha sido respetada y recuperada. 

salón patio
Ting Miao

Una iluminación delicada

La iluminación natural queda potenciada al máximo después de la intervención y se complementa mediante apliques de pared, lámparas suspendidas y conmutadas que aportan calidez al ambiente. Sobre el comedor, lámparas Fluid de Claesson Koivisto Rune para MUUTO. A la derecha, lámpara Cesta de Miguel Milá para Santa & Cole. A la izquierda, lámpara Akari 1A de Isamu Noguchi para VITRA. 

Toques de color vidriera
Ting Miao

Toques de color vidriera

Otra vidriera que aporta el toque de color al interior, tamizando la luz. 

Pasillo bóvedas
Ting Miao

Un pasillo muy especial

El pasillo conduce a la zona de noche dejando brillar al techo abovedado que se rehabilitó por completo. En él se reubicaron las puertas y aberturas, y se creó una iluminación indirecta. 

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?