Una cabaña prefabricada de madera que puedes construir por tu cuenta

El estudio Gnocchi+Danesi Architects ofrece la posibilidad de enviarte los planos y asesorarte para construir este proyecto que reinterpreta el clásico refugio de montaña.

En lugar del típico tejado a dos aguas, los arquitectos han optado por una disposición de doble cubierta concatenada con los planos de inclinación opuestos.

En lugar del típico tejado a dos aguas, los arquitectos han optado por una disposición de doble cubierta concatenada con los planos de inclinación opuestos. Foto: Mariano Colangelo

El arquetipo de cabaña rural, de reducidas dimensiones, construida con madera y emplazable con relativa facilidad en la naturaleza, se presta especialmente a ser reinterpretado en clave contemporánea desde la arquitectura prefabricada.

Los italianos Massimo Gnocchi y Paolo Danesi así lo han hecho con su proyecto The Mountain Refuge, con el que aportan carácter arquitectónico y calidad espacial a esta tipología constructiva.

La cabaña está integrada por dos módulos prefabricados con una superficie aproximada de 80 metros cuadrados, ampliables a 120 metros con un módulo adicional.

La cabaña está integrada por dos módulos prefabricados con una superficie aproximada de 80 metros cuadrados, ampliables a 120 metros con un módulo adicional.

La cabaña consiste en dos módulos prefabricados separados realizados con madera contrachapada, con una superficie total de casi 80 metros cuadrados, a los que se puede añadir un módulo adicional de 40 metros para alcanzar una superficie total cercana a los 120 metros. La típica cubierta a dos aguas da paso en este diseño a una doble cubierta concatenada con los planos de inclinación alternados.

La fachada acristalada está realizada con una sola lámina de vidrio, lo que proporciona un espectacular mirador sobre el entorno.

La fachada acristalada está realizada con una sola lámina de vidrio, lo que proporciona un espectacular mirador sobre el entorno.

Los módulos pueden trasladarse en helicóptero para levantar la cabaña en lugares de difícil acceso. No necesitan cimentación, aunque los arquitectos recomiendan asentar la cabaña sobre una delgada plancha de hormigón dependiendo de la ubicación.

El exterior es de pino negro embreado para conferir protección frente al agua y dar a la construcción una estética acorde con el entorno natural. La fachada acristalada está realizada con un único panel de cristal, suficiente para proporcionar abundante luz natural y disfrutar de las vistas. En el interior, la madera contrachapada se utiliza no solo para los revestimientos sino también para el mobiliario fijo y los elementos de almacenamiento. La construcción también puede equiparse con instalación eléctrica, sanitaria y de calefacción.

La madera contrachapada se utiliza tanto para la estructura y el revestimiento como los elementos de almacenamiento fijos.

La madera contrachapada se utiliza tanto para la estructura y el revestimiento como los elementos de almacenamiento fijos.

Los arquitectos han querido ir más allá y ofrecen a los interesados la posibilidad de construir su propia cabaña proporcionándoles los planos y asesoramiento durante el proceso de construcción. Para ello solo hay que escribirles a través de la página web del proyecto. El coste total oscila entre los 35 y los 45.000 euros dependiendo del proyecto específico y la localización.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?