Londres se imagina más sostenible

El certamen '100% Futures' encuadrado en el London Design Festival explora cómo el diseño puede ayudar a mejorar la vida en las grandes metrópolis

David Quesada

Velopresso.

Dentro del gran paraguas que supone el London Design Festival, del 15 al 23 de septiembre, el evento 100% Design (19-22 septiembre) atrae a arquitectos y diseñadores que buscan los últimos productos, tendencias decorativas y marcas emergentes. Este año, sus organizadores han anunciado un cambio significativo de enfoque orientando el evento hacia la innovación y el talento emergente, convocando a más de 400 marcas de diseño y tecnológicas del calibre de Tesla y la iniciativa de construcción prefabricada Riko by Starck.

Una muestra de ello es 100% Futures, una nueva exposición que se ubica en el recién creado Distrito del Diseño de West Kensignton y que muestra diseños inspiradores para mejorar la calidad de vida en urbes globales como la capital británica.

Mimica Touch.

Comisariada por Max Fraser, la exposición reúne tanto a emprendedores individuales como a firmas establecidas que proponen soluciones para reducir los residuos y el consumo de energía, automatizar la construcción, disminuir la contaminación, mejorar la movilidad e incrementar el bienestar. La iniciativa demuestra cómo el diseño puede desencadenar grandes cambios en las ciudades en estrecha colaboración con la tecnología, los sistemas de datos y las innovaciones materiales.

Los proyectos mostrados han sido seleccionados por un panel de expertos. Jon Marshall, socio de Pentagram, estudio especializado en diseño industrial, ha elegido Mimica Touch, una etiqueta para productos perecederos que indica de modo preciso la frescura de un alimento para evitar tirarlo a la basura antes de tiempo.

Sana Sleep Mask.

Por su parte, Chris Connors, fundador de Be-Box, ha optado por Sana Sleep Mask, un dispositivo que monitoriza datos biométricos para ayudar al usuario a conciliar un sueño profundo.

Timbre para bicis Blubel.

En línea con sus propios intereses, Emily Brookes, fundadora de la marca de bicicletas urbanas Beryl (antes Blaze), ha seleccionado Blubel, un timbre inteligente, y Humanising Anatomy, un software que detecta el movimiento de peatones y ciclistas cerca de los vehículos autónomos, aumentando la seguridad viaria.

Cup Club.

Sophie Thomas, fundadora de la agencia de comunicación Thomas Matthews, se ha decantado por Velopresso, un puesto de venta de café ambulante movido a pedales, y Cub Club, un sistema que pretende acabar con las tazas de café de plástico de un solo uso.

Light Traffic.

Finalmente, el propio comisario de la exposición, Max Fraser, ha elegido Magway, una solución de cero emisiones que hace frente al creciente volumen de bienes servidos por mensajería, así como Light Traffic, un proyecto de investigación del Senseable City Lab, perteneciente al prestigioso MIT, que plantea intersecciones viarias inteligentes para facilitar un flujo del tráfico continuo.

Loading...