Unas cabañas modernas para ver auroras boreales

En una pequeña isla del Círculo Polar Ártico, el intrépido explorador Børge Ousland ha creado un lugar de vacaciones mágico. El Resort Isla Manshausen: en madera y cristal, donde disfrutar del espectáculo de la Naturaleza

1 / 10
manshausen-norway-aurora-boreal.

Las ventanas panorámicas, de suelo a techo, ofrecen vistas espectaculares sobre las aguas tranquilas del fiordo durante el día. Cuando cae la noche, estas cabañas son lugares privilegiados desde donde poder divisar la aurora boreal. 

manshausen-norway-noche.

Construidas con madera de alerce, la característica dominante de estas cabañas modulares es su fachada de vidrio flotante, gracias a la cual puedes sentir que estás sobre las aguas y permite que la naturaleza penetre en los interiores. Estas fronteras de cristal no ponen límites. 
 

manshausen-norway-resort.

El resort Isla Manshausen está situado en el remoto archipiélago Steigen, frente a las costas del norte de Noruega. El complejo fue diseñado por el estudio del arquitecto Snorre Stinessen. Entre bonitas montañas y el mar de Barents, es el lugar perfecto para llevar a cabo aventuras y convertirte en todo un explorador. 

manshausen-norway-entrada.

“Las cabañas están diseñadas para ofrecer a sus huéspedes refugio y comodidad, al mismo tiempo que se adaptan al paisaje circundante. Su arquitectura y orientaciones están pensadas para poder gozar de los distintos matices del mar, el cambio de luz y las diferentes estaciones ”, aseguran desde Stinessen Arkitektur. 

manshausen-norway-exterior.

Con la madera, el cristal y el metal como materiales principales, su situación sobre acantilados de roca y su estructura curvada consiguen que desde la distancia parezcan un montículo más como los que pueblan la costa de este minúsculo punto de encuentro de pescadores, buceadores y aventureros en busca de auroras boreales.

manshausen-norway-interior.

En su interior, el equipamiento es sencillo, porque no es plan de eclipsar al verdadero protagonista: el paisaje. El complejo se compone de siete cabañas y cada una de ellas con dos dormitorios y un baño. En el ambiente principal, una amplia cama, separada de la cocina por un módulo para el almacenaje del equipaje y, finalmente, en el rincón acristalado, el mini salón-comedor.

manshausen-norway-separaciones.

Elegantes y en un lugar armonioso, su diseño invita al relax y a disfrutar de las vistas del precioso entorno. Las tres principales se asientan imponentes sobre el embarcadero de piedra. El resto de cabañas del resort se ubican por encima de las otras, en una cornisa natural en el terreno, con hermosas vistas sobre el mar y las montañas.

manshausen-norway-comedor.

La casa principal data de 1800, pero ha sido totalmente reformada junto con la creación de las cabañas, conservando todo su encanto. Dispone de una gran cocina abierta y comedor en el primer piso, así como una amplia biblioteca con zonas de descanso en la segunda planta. La mayor parte de los libros pertenecen a la colección personal del propietario de este especial resort, el gran explorador polar del siglo XXI, Børge Ousland.

manshausen-norway-vistas.

El área es el hogar de la más grande población de águilas marinas del mundo y la pesca aquí es espectacular. Al norte, el horizonte está dominado por la cordillera de Lofoten.

manshausen-norway-cabañas.

Aquí se puede disfrutar de la naturaleza más salvaje y de la arquitectura de vanguardia al mismo tiempo. Una fusión que representa a la perfección el carácter noruego. 

El diseño de las cabañas se esfuerza en todo momento por generar un mínimo impacto ambiental. Y eso se notó, sobre todo, en el periodo de construcción en su construcción, que se planificó teniendo en cuenta las restricciones logísticas de edificación en una isla remota, con condiciones climáticas que dictan un periodo limitado para obras. Todo un reto, pero nada que un aventurero no pueda salvar.


Tres de las cabañas del resort se ubican a lo largo del viejo embarcadero de piedra, dos más en el lado rocoso del norte de la isla y las dos últimas por encima de las otras en salientes naturales del terreno, con hermosas vistas al mar y las montañas. La distribución de todas ellas está pensada para que el visitante disfrute de las vistas, tanto desde la cama como desde las butacas del salón-comedor. Cada cabaña tiene dos dormitorios separados: el dormitorio principal tiene una cama doble de 160 cm, mientras que la habitación de invitados tiene una cama de 140 cm y otra cama individual "nido". Así que aunque parezcan pequeñas, tienen una considerable capacidad.

El resort Isla Manshausen es propiedad del explorador Børge Ousland, cuyas cabañas han sido diseñadas por el arquitecto noruego Snorre Stinessen. Un lugar único donde las montañas y el mar se encuentran.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?