Los mejores consejos para que tu casa no sufra las consecuencias un temporal de nieve

Tuberías y accesos a las viviendas son los elementos que más sufren cuando las temperaturas se desploman y el hielo hace acto de presencia. Evítalos con estos sencillos gestos.

A pesar de los avisos meteorológicos, nadie se esperaba la intensidad con la que la borrasca Filomena ha azotado el centro y el este de la Península ibérica, causando la nevada más espectacular en el último medio siglo en lugares como Madrid. Con un parque de viviendas envejecido, en el que un 80% se construyó antes de que hubiera cualquier normativa sobre aislamiento y eficiencia energética, muchas de nuestras casas se han expuesto al riesgo de sufrir la congelación de las tuberías o la aparición de placas de hielo en el exterior que dificulten el acceso. Para evitarlo, entidades y firmas como el colectivo de arquitectos técnicos (CGATE) o ISTA proponen una serie de sencillos gestos que evitarán males mayores, a la espera de una esperada reforma que mejore la eficiencia energética de la casa y la proteja mejor frente a futuros episodios similares.

Suscríbete a nuestra newsletter para conocer todo sobre la eficiencia energética de las casas.

1 / 10
casa bernd gruber austria comedor foto eugeni pons
01

Ventila a pesar del frío

Las bajas temperaturas no pueden eximirnos de ventilar nuestros hogares, aunque sea de forma muy rápida –por lo general, bastan diez o quince minutos al día para una correcta ventilación–. Las conclusiones preliminares de un estudio en el que está trabajando el CGATE indican que las concentraciones de CO2 pueden ser nocivas para los habitantes de una vivienda a las cuatro horas en espacios pequeños y cerrados.

Cabaña de montaña con nieve
02

Protege las ventanas

El aislamiento térmico es la mejor solución para evitar el frío en el interior de los hogares y dotarlos de eficiencia energética. Pero si nuestra casa no cuenta con él, ante la ola de frío polar, podemos colocar burletes en puertas y ventanas que evitarán que el aire y el frío se cuelen en el interior. Las alfombras y cortinas también nos protegerán de la desagradable sensación térmica que provocan las heladas.

Casas de madera nevadas en la montaña
03

Pequeño gasto, gran solución

Ante situaciones extraordinarias, a veces es necesario tomar medidas draconianas. El goteo de un grifo siempre se ha asociado al despilfarro de agua, pero en caso de heladas es la mejor forma de evitar que esta se congele en el interior de las tuberías. Eso, o abrir los grifos cada cierto tiempo.

Casas en la montaña nevadas de madera
04

El secador de pelo, un insólito aliado

Pero si los grifos dejan de funcionar de forma súbita, es posible que las tuberías ya se hayan congelado. Ante esta situación es fundamental no tratar de descongelarlas con agua caliente, ya que podrían reventar. “Es mucho más aconsejable y, siempre que las tuberías estén a la vista, aplicar calor seco como el de un secador de pelo”, aconseja Alfredo Sanz, presidente del CGATE.

Cabaña en mitad de la nieve
05

Abriga el exterior

En casas con jardín dotado con sistemas de riego hay que tomar la precaución de vaciar las conducciones de agua para evitar problemas de congelación. Para las tuberías que transcurren en el exterior del edificio o sistemas de riego por goteo, el CGATE recomienda que se protejan con un material específico para el aislamiento de tuberías. “Si no tenemos en nuestros hogares los materiales más adecuados y ante la imposibilidad de acceder a puntos de venta, lo importante es que 'abriguemos' las tuberías con cualquier material a nuestro alcance. Con cinta aislante y papel de periódico podremos salir del paso”, comenta Alfredo Sanz.

Salon de madera de una casa en la montaña nevada
06

Cortar por lo sano

En el caso de que la tubería haya reventado, la primera de las recomendaciones es cerrar la llave de paso, apagar los calentadores de agua y poner cubos o protecciones plásticas, si es posible, donde se haya producido la rotura.

Ventana con un bosque nevado de un salon moderno
07

Mantén la calefacción por la noche

Si eres de los que apaga la calefacción por la noche, esta vez desde ISTA aconsejan que la mantengas encendida. Así no solo harás que el agua del interior de las tuberías se mueva, sino que mantendrás atemperada la vivienda.

Casa con fachada de placa metalica en la montaña nevada
08

Calderas a resguardo

Las calderas modernas disponen de termostatos que las protegen de posibles heladas, pero hay que tener cuidado de proteger las calderas más antiguas si las temperaturas son extremas, si estas instalaciones están en terrazas o tendederos necesitarán mayor protección. Modelo Vaillant Ecotec Plus.

Exterior de una casa nevada con chimenea de piedra
09

Un asunto resbaladizo

Con la llegada de las heladas las rampas que solucionan los problemas de accesibilidad a los edificios pueden convertirse en un auténtico peligro. Es recomendable despejar la nieve del acceso antes de que esta se  hiele y se arroje sal para evitar la formación de hielo que pueda provocar peligrosos resbalones.

casa snorre stinessen noruega salón foto eugeni pons
10

Ojo con estufas y braseros

Aunque son fuentes rápidas de calor, cada año suelen registrarse numerosos percances asociados a su mala combustión que generan gases tóxicos y al riesgo de incendios.

Más Sobre
Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?