Estas son las 20 sillas más famosas de la historia del diseño

Son los clásicos modernos más idolatrados, auténticos best sellers que permanecen en el tiempo con la misma fuerza que cuando fueron creados. Estas sillas son iconos que han establecido nuevas normas y códigos.

La silla CH24, también conocida como Wishbone (1950) es probablemente la pieza más icónica del creador danés. Carl Hansen & Søn la sigue produciendo y lanzando periódicamente ediciones especiales.
Ores Lario
Ores Lario

Periodista especializada en estilo de vida, decoración y diseño

"Sentarse significa asegurar una posición estable durante un tiempo mínimo sin comprometer demasiados músculos ni forzar demasiado las articulaciones", decía el físico y divulgador Jorge Wagensberg, sobre esta postura pasamos una media de diez horas al día. Y como el ser humano ha buscado (y sigue haciéndolo) la comodidad, creadores de toda la historia del diseño se han afanado en concebir sillas que sean objetos de deseo, que en su momento fueron revolucionarios bien por el material utilizado, bien por la forma que desafiaba la lógica.

Compuestas por asiento, patas y respaldo, hay diseños que no necesitan más que ser pronunciados por su nombre, para reconocerse al instante: Cesca, Tulip, Whisbone o Ant, la primera en producirse de forma industrial, figuran entre las favoritas de decoradores, interioristas y arquitectos. Su estilo atemporal capaz de adaptarse a todo tipo de ambientes las ha convertido en hits en ventas que no pasan de moda. Por supuesto la mayoría de ellas son hoy en día reeditadas (y copiadas profusamente) pero las originales son piezas de museo y objeto de coleccionista.

En el mundo del interiorismo hay referentes que se deben conocer porque han hecho historia. Sus formas audaces sobreviven el paso del tiempo y establecen nuevas normas y códigos. Hay diseños clásicos por los que pasan los años pero siguen vigentes en infinidad de proyectos de interiorismo actuales y forman parte del universo de la decoración contemporánea. Hemos seleccionado algunos de los modelos que en el siglo XX cambiaron las reglas del diseño y que hoy siguen editándose por las mejores firmas.

Silla DSW

Diseñada por los estadounidenses Charles y Ray Eames, fue creada en el año 1950 para el MoMA de Nueva York. La DSW fue la primera silla de plástico de fabricación industrial y hoy sigue siendo un icono del diseño moderno, imitado hasta la saciedad.

Mesa Eolo, de Lievore Altherr Molina para Arpe. Sillas DSW, de los Eames, editadas por Vitra

Hill House

En Escocia Charles Rennie Mackintosh creó en el año 1903 esta silla que se caracteriza por su alto respaldo y su decoración con formas rectas. Símbolo de modernidad, más de un siglo después de su creación Hill House, también conocida como Mackintosh, sigue resultando impactante y rompedora.

Sillas Hill House

214 Bentwood Chair

En 1854 August Thonet diseñó la silla nº14, también conocida como silla bistró, silla de café vienés o silla Thonet, en honor a su creador. Elaborada con madera torcida al vapor, fue el primer mueble que se fabricó en serie de forma industrial. No pasa de moda.

214 Bentwood Chair

La silla Tolix

Su estilo industrial ha hecho de esta silla uno de las superventas de la decoración. Diseñada en 1924 por Xavier Pauchard, la silla Tolix apilable de acero galvanizado, se encuentra dentro de la colección de diseño del Centro Pompidou.

Silla Tolix

Silla Tulip

Tulip fue diseñada en 1955 por el finlandés Eero Saarinen para Knoll. Este asiento de fibra de vidrio con futuristas líneas curvas se ha convertido en uno de los iconos de los años 60.

Silla Tulip

Silla Swan

Este diseño salido de la mente de Arne Jacobsen es la silla Swan, ideada en 1958. Está inspirada en la figura de un cisne y fue diseñada para decorar el lobby del SAS Royal Hotel de Copenhague y se convirtió después en una de los modelos de silla más vendidos (y copiados).

Silla Swan.

CH24 Wishbone

El primer modelo que diseñó Hans J. Wegner en exclusiva para Carl Hansen & Son, date 1949 y desde entonces Wishbone no ha dejado de producirse. Esta silla, una combinación de madera y cuerda, es todo un símbolo del diseño nórdico.

Silla CH24 Wishbone

Silla Cesca

Este diseño ligero con asiento y respaldo de rejilla con marco de madera se apoya sobre una estructura de acero tubular que fue revolucionaria. Cesca fue ideada por Marcel Breuer en 1928.

Minimalismo cálido Silla Cesca

Silla Panton

Su silueta volada, sinuosa y ergonómica ha convertido en clásico esta silla de plástico diseñada por el danés Verner Panton en 1959.. Actualmente respaldo, asiento y base de Panton son de polipropileno teñido 100% reciclable y puede instalarse tanto en interior como al aire libre.

Panton Chair Duo 10

Silla Platner

El arquitecto americano Warren Platner en los años 60 convirtió las varillas de acero en estructura y ornamento para la silla Platner que puede elegirse en tres acabados: níquel pulido, bronce metálico y chapado en oro.

Silla Platner

Plia Chair

El sistema de bisagra de tres discos que permiten cerrar Plia fue revolucionario cuando se creó en 1967. Giancarlo Piretti ideó para Castelli este icónico diseño de plástico.

Plia

Wiggle Side Chair

Forma parte de la serie de muebles Easy Edges de 1972 de Frank Gehry, con la que consiguió dar una nueva dimensión estética a un material tan corriente como el cartón. La forma escultural de la silla Wiggle Side no solo es extraordinariamente confortable, sino que también es sólida y resistente.

Silla Wiggle

Silla Zigzag

Creada en 1932 por el holandés Gerrit Rietveld y editada por Cassina en su colección I Maestri, se desmarca de toda imagen convencional: Zig zag no tiene patas y está formada por superficies planas. Su uso de las diagonales en un solo material fue un reto técnico para dar forma a este asiento tan sencillo y ligero como firme.

Sillas Zig Zag, diseño de Gerrit Rietveld para Cassina

Silla Wassily

También conocida como Modelo B3, fue ideada por Marcel Breuer en los años 20 inspirándose en el cuadro de una bicicleta. Fue la primera silla tubular del mercado.

Silla Wassily de Marcel Breuer

Silla 420 C

Creada en 1950 por Harry Bertoia, esta pieza de acero es un icono del diseño ligero y práctico. El éxito de 420 C fue inmediato y sigue comercializándose.

Silla 420C

Silla Domus

El finlandés Ilmari Tapiovaara creó este diseño en 1946. Gracias a sus característicos brazos cortos, puede acercarse a una mesa. El éxito internacional que adquirió Domus hizo que se conociera como ‘la silla finlandesa’.

Silla Domus

Silla Brno

Ligera, flexible y muy cómoda, la silla Brno fue diseñada en 1930 por Mies van der Rohe para su casa Tugendhat en Brno, República Checa, con una ligera estructura metálica tubular y asiento tapizado.

Silla Brno.

Silla BKF

Ahora se le conoce como Butterfly y la diseñó en 1937 el Grupo Austral, formado por los arquitectos Antonio Bonet, Juan Kurchan y Jorge Ferrari. Con sus siglas se bautizó la pieza que ha producido Artek, Knoll y, en la actualidad, Cuero Design.

Silla BKF de Bonet Kurchan y Ferrari Hardoy

Ant chair

Su nombre, Ant, se debe a que la forma de su asiento de madera laminada parece el cuerpo de una hormiga levantada. Es uno de los diseños más famosos de Arne Jacobsen en los años 50.

Silla Ant

Silla LCW

Experimentando nuevas técnicas para adaptar materiales rígidos al cuerpo humano, Charles y Ray Eames idearon la silla LCW, la primera de madera curvada.

LCW

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?