Aunque es una planta baja este piso tiene las mejores vistas del Mar del Norte

El arquitecto Stef Claes ha transformado lo que era un habitáculo con ventanas delante y detrás con una reforma que lo ha llenado de vida y luz natural.

La localidad de Knokke, en la costa belga, es el refugio estival de la familia que habita esta vivienda con vistas al imponente Mar del Norte y a las marismas de la reserva natural del Zwin. Este apartamento que se usa durante los meses de verano tiene forma de la curva del plátano y se ubica en la planta baja de un edificio de los año 70.  El arquitecto belga residente en suiza Stef Claes ha dado vida a lo que era un habitáculo con ventanas solo delante y detrás tras una reforma que lo ha llenado de vida y luz natural.

1 / 9
casa en bélgica salón con vistas

Para buscar la luz natural y las vistas a la naturaleza el arquitecto Stef Claes ha abierto el apartamento dejando que entre la luz. Su proyecto, con tintes racionalistas, se plasma en una casa de verano repleta matices artesanales. 
En el salón con vistas al mar del Norte, la estancia se ha vestido con dos sillas españolas de cuero flexible de Borge Mogensen para Fredericia y una mesa de centro vintage PK61 de Poul Kjærholm para Fritz Hansen. La ilustración de la pared la firma Yoon Heechang.

casa en bélgica mesa comedor y cocina

Minimalismo y sencillez en la cocina. La madera es protagonista en esta estancia abierta al salón y en toda la casa, donde el diseñador ha revestido las paredes de abedul entre los espacios compartidos y privados. También ha apostado por la madera en las contraventanas de abedul con lamas horizontales, que permiten una transparencia total entre la vista al mar por un lado y las dunas por el otro y a la vez ofrecen privacidad para cerrar las habitaciones cuando se requiera.

 

casa en bélgica cocina

Emplazada en el centro de la vivienda, la cocina  es un guiño a la arquitectura modernista californiana de mediados de siglo. ¿Sus protagonistas? Una isla de mármol central y estanterías a medida, para dar mayor amplitud visual al espacio.

casa en bélgica comedor

 

El acogedor rincón del comedor cuenta con la mesa de comedor Tulip de Eero Saarinen con las sillas Medea de Vittorio Nobile para Fratelli Tagliabue y la lámpara Akari 26A de Isamu Noguchi para Vitra.

casa en bélgica cama dormitorio

En el dormitorio, junto con la textura del lino, el cuero y el sisal, las formas orgánicas de los muebles contribuyen a suavizar la disposición minimalista de la casa. Las paredes de las habitaciones son de cristal para dejar entrar la escasa luz.

casa en bélgica dormitorio

En el mismo dormitorio, junto a la cama, el arquitecto ha diseñado un armario de abedul con escritorio integrado. La silla, Superleggera, de Gio Ponti.

casa en bélgica habitación con literas

El ventanal del dormitorio infantil, con literas dobles de madera, da a una reserva protegida de aves. En el escritorio, sillas Seconda de Mario Botta para Alias y lámpara de Serge Mouille.

 

 

casa en bélgica baño

En sintonía con la estética de la casa, el baño está vestido con muebles de madera de abedul y, mármol, al igual que en la isla de la cocina.

casa en bélgica entrada

A través de sus techos y contraventanas de abedul, suelos de terrazo y paredes pintadas con espátula, ya desde la entrada se marca la paleta de materiales en esta vivienda racionalista del Mar del Norte.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?