Eucalipto, coco o caña, esta casa-taller no puede ser más artesanal

Una destartalada construcción a las afueras de Quito, se convierte en una perfecta y artesanal casa-taller gracias a los materiales locales que utiliza el estudio La Cabina de la Curiosidad.

De antigua bodega a vivienda tradicional en la montaña.
Jag Studio
Gala Mora
Gala Mora

Periodista especializada en diseño y estilo de vida

Una sencilla construcción a las afueras de Quito y concebida inicialmente como bodega, recupera su esencia rural a través de materiales como el eucalipto, el coco o la caña. "Buscamos resolver eficiente y económicamente, con materiales que permitieran construir de una manera rápida y al mismo tiempo cobijar a sus habitantes", nos cuenta el estudio ecuatoriano La Cabina de la Curiosidad, al frente del proyecto. Se trata de una vivienda ubicada en Perucho, a 35 kilómetros de Quito, que pasó por pequeños parcheados que resolvían necesidades de manera inmediata pero no eficiente ni a largo plazo. El hecho de ir habitándose poco a poco hizo que necesitara una rehabilitación "para sanar" y potenciar el espacio.

Las principales carencias de la vivienda eran poca entrada de luz natural y conectividad con el entorno, además de un espacio frío y con humedad en las paredes. La cubierta original estaba en malas condiciones y a punto de caerse, ya que contaba con muchas piezas rotas en un techo pesado por las tejas de barro. El proyecto era una casa-taller, con el compromiso de una arquitectura accesible y necesaria.


Aprovechar el techo

El proyecto arquitectónico consistió en repensar el techo, como una "oportunidad potencializadora. Con una propuesta de cubierta ligera ampliamos el espacio. Para ello utilizamos lámina metálica (ligera), estructura de pingo de eucalipto (económico, material común y de fácil alcance), fibra de coco (aislamiento térmico natural), cubetas de huevos (aislamiento acústico económico) y caña picada (cubre mucha superficie y es fácil de colocar). Con el cambio de cubierta, se crea suficiente altura para suspender de este techo dos nuevos dormitorios, ocupando las vigas existentes del espacio". 

Para ganar luminosidad y conexión con el exterior, se abrieron dos fachadas de vidrio aprovechando la nueva altura ganada al techo, todo ello sin modificar las paredes existentes, permitiendo así el ingreso de la luz y la recirculación del aire.

"En su base, generamos soluciones de drenaje contra la humedad como si tuviese unas botas de caucho, insertamos una estación de tratamiento de aguas grises y reforzamos estructuralmente las paredes existentes de bloque, para consolidar al sistema".


Integrando recursos

Se mantuvo la configuración original de la casa, generando lecturas con lo existente e integrándolo a los recursos con los que se contaba. "En la planta baja se liberó una pared, así unificamos todo el ambiente para tener un gran espacio de convivencia. Del desmontaje del techo original se reciclaron vigas y tablas de madera para construir un contrapiso y unificar niveles entre la cocina y la sala, desde entonces conectada con el jardín. Además, el taller está junto a la entrada y también al baño. De esta forma, el volumen espacial cambia totalmente, enriqueciendo la experiencia de los habitantes".

1 /13
Casa Los Nidos del Cholan. El antes y el después
Jag Studio

El antes y el después

Una sencilla construcción a las afueras de Quito y concebida inicialmente como bodega, recupera su esencia rural a través de materiales locales y naturales como el eucalipto, el coco o la caña.

Casa Los Nidos del Cholan. Un puente de madera
Jag Studio

Un puente de madera

Se colocó una puente de madera en el interior de la vivienda para distribuir los nidos o habitaciones.

Casa Los Nidos del Cholan. Darle una nueva vida al techo
Jag Studio

Darle una nueva vida al techo

El proyecto arquitectónico consistió en repensar el techo, como una oportunidad potencializadora, según palabras del estudio.

Casa Los Nidos del Cholan. Entrada de luz natural
Jag Studio

Entrada de luz natural

La vivienda original era oscura y húmeda, y con la reforma, se llenó de luz natural y la calidez del entorno.

Casa Los Nidos del Cholan. Con vistas al cholán
Jag Studio

Con vistas al cholán

El proyecto adoptó el cholán que estaba junto a la casa. Es un árbol de la zona y pasó así a formar parte del paisaje interior.

Casa Los Nidos del Cholan. Respeto por la naturaleza
Jag Studio

Respeto por la naturaleza

Vistas de la cocina. Toda la vivienda respira artesanía y un máximo respeto por la naturaleza.

Casa Los Nidos del Cholan. Con vistas a la montaña
Jag Studio

Con vistas a la montaña

Es un privilegio poder sentarse en el banco construido en las alturas y pensado para observar las montañas colindantes.

Casa Los Nidos del Cholan. Un nido dormitorio
Jag Studio

Un nido dormitorio

Al ganar esa nueva altura al techo, se apostó por abrir dos pequeños nidos arriba, donde uno se convirtió en dormitorio.

Casa Los Nidos del Cholan. Soluciones de drenaje
Jag Studio

Soluciones de drenaje

En la base, se buscaron soluciones de drenaje contra la humedad como si tuviese unas botas de caucho, insertando una estación de tratamiento de aguas grises y reforzando estructuralmente las paredes existentes de bloque, para consolidar al sistema.

Casa Los Nidos del Cholan. 15. las escaleras como division de ambientes
Jag Studio

15. las escaleras como division de ambientes

En este proyecto, las escaleras juegan el papel de dividir ambientes.

Casa Los Nidos del Cholan. Un gran espacio de convivencia
Jag Studio

Un gran espacio de convivencia

En la planta baja se liberó una pared, unificando así todo el ambiente para tener un gran espacio de convivencia. Del desmontaje del techo original se reciclaron vigas y tablas de madera que se utilizaron para construir un contrapiso y equilibrar niveles entre la cocina y la sala.

Casa Los Nidos del Cholan. Materiales naturales
Jag Studio

Materiales naturales

Para ampliar y aligerar la cubierta, se utilizaron láminas metálicas, una estructura de pingo de eucalipto (económico, material común y de fácil alcance), fibra de coco (aislamiento térmico natural), cubetas de huevos (aislamiento acústico económico) y caña picada (cubre mucha superficie y es sencillo de colocar).

Casa Los Nidos del Cholan. 02. cambiar de cubierta como una oportunidad
Jag Studio

02. cambiar de cubierta como una oportunidad

Se mantuvo la configuración original de la casa, generando lecturas con lo existente e integrándose a los recursos con los que se contaban. Potenciar los elementos originales de la estructura de la fachada fue un acierto.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?