Cita con Palladio

La Villa Valmarana, una de las primeras obras atribuidas al arquitecto renacentista Andrea Palladio, se ha actualizado con el mejor diseño actual

Carolina Man

1 / 10
Villa Valmarana Andrea Palladio 4.

1 / 10

En el patio, butacas Mini Papilio, de Naoto fukasawa, y mesa Gelso, de Citterio. Todo, de B&B italia.

Villa Valmarana Andrea Palladio 2.

2 / 10

Proyectada en 1542, la villa fue declarada Patrimonio de la Humanidad en 1996.

Villa Valmarana Andrea Palladio 6.

3 / 10

Una zona de estar con la chaise-longue landscape, de Jeffrey Bernett, y la mesita mera, de Antonio Citterio, ambas de B&B Italia.

Villa Valmarana Andrea Palladio 5.

4 / 10

El salón principal.

Villa Valmarana Andrea Palladio 11.

5 / 10

 En el dormitorio, librería Shelf, de Naoto Fukasawa. De B&B Italia.

Villa Valmarana Andrea Palladio 10.

6 / 10

 En el comedor, mesa The Table, de Monica Armani, y sillas Metropolitan, de Jeffrey Bernett.

Villa Valmarana Andrea Palladio.

7 / 10

Villa Valmarana de Andrea Palladio.

Villa Valmarana Andrea Palladio 8.

8 / 10

Villa Valmarana de Andrea Palladio.

Villa Valmarana Andrea Palladio 9.

9 / 10

Villa Valmarana de Andrea Palladio.

Villa Valmarana Andrea Palladio 3.

10 / 10

Villa Valmarana de Andrea Palladio.

En su origen, este edificio era una barchesse –una dependencia de servicio que servía para guardar el grano y como residencia de los trabajadores de la finca agrícola–, pero no es una barchesse cualquiera, sino una diseñada nada menos que por Andrea Palladio, uno de los más grandes arquitectos de la historia.

El edificio forma parte de la finca rural de Villa Valmarana, ubicada al norte de la ciudad de Venecia, en la región donde Palladio realizó gran parte de sus obras. Fue proyectada en 1542, lo que hace de ella una de las obras autónomas más antiguas de Palladio. En 1996 la Unesco declaró el edificio Patrimonio de la Humanidad. Aunque el proyecto que nos ocupa no es precisamente un palacio, sino un ala de la villa principal, tiene un valor histórico indudable.

Las villas palladianas no se destinaban solo al ocio de sus propietarios, sino que eran también centros de producción agrícola. Normalmente estaban rodeadas de grandes extensiones de campos y viñedos, e incluían almacenes, establos y depósitos para el trabajo del campo. Esta barchesse ha pasado por diversas intervenciones y cambios a lo largo de sus casi quinientos años de existencia; por ello, el arquitecto Lanfranco Pollini, autor de esta espléndida y respetuosa reforma, ha tenido como objetivo recrear la atmósfera antigua y respetar las proporciones de la estructura original.

El trabajo se ha centrado principalmente en dotar a la edificación de una distribución diferente, con el fin de reorganizar las diversas funciones y ordenarlas según una geometría perdida durante las diversas intervenciones anteriores. El proyecto ha tenido en cuenta las distintas características de cada estancia, tratando de recuperar las vigas de madera y la altura original de las habitaciones de la planta baja.

La galería porticada, las columnas neoclásicas del porche, las robustas puertas de madera que dan acceso a la casa, las chimeneas de mármol, los forjados de la cancela y los frontones que coronan las aberturas originales de la fachada dan constancia del estilo palladiano de la construcción y nos transportan atrás en el tiempo. el proyecto de interiorismo de Pc Studio apuesta decididamente por el diseño contemporáneo, con la complicidad del mobiliario de la firma B&B Italia, que se adapta como un guante a este escenario clásico.

Los tonos elegidos para establecer la paleta cromática del diseño de interiores redundan en la gamas vegetales de marrones y verdes, que armonizan con el paisaje del Véneto y con el frondoso parque que rodea el edificio. Cada estancia tiene personalidad propia, pero dentro de un proyecto coherente, unido por el cromatismo, el tratamiento de la luz natural y el contenido estilo formal de los diseños de B&B Italia. Este proyecto muestra cómo la arquitectura centenaria puede perdurar en el tiempo con la ayuda de arquitectos contemporáneos que tengan sensibilidad para respetar el trabajo de sus antecesores.

Loading...