Entramos en la casa en Nuevo México de la artista americana Georgia O'Keeffe

La obra de esta figura central del arte moderno norteamericano no podría entenderse sin el influjo que ejercieron sobre ella la sencilla arquitectura de adobe de su casa en Abiquiu, y el esplendoroso paisaje del desierto que la rodea.

Georgia O’Keeffe (1887-1986) pasó su primer verano en Nuevo México en 1929, y allí encontró su lugar en el mundo. Halló una construcción de adobe abandonada y en ruinas en lo alto de una colina, junto al pueblo de Abiquiu, al norte de Santa Fe. Le entró por los ojos como un flechazo hasta que pudo adquirirla en 1945 y mudarse definitivamente a ella en 1949 desde Nueva York. En este paisaje árido y monumental Georgia renace como artista, hasta adquirir la categoría de icono.

Apunta: El Museo Thyssen de Madrid le dedicará la primera retrospectiva de su trabajo en España. Será del 23 de marzo al 1 de agosto de 2021.

 

1 / 13
casa georgia okeeffe paisaje

Pasea, se adentra en las montañas, y pinta lo que ve y siente hasta el final de sus días. Cuando le preguntaron en un documental en los años ochenta si seguía paseando a su avanzada edad por aquellos barrancos, ella contestó lo que verás en la próxima imagen: 

georgia okeeffe retrato 02

"¿No lo harías tú? ¿No los recorrerías tú si vivieses aquí?"

casa georgia okeeffe fachada

Abiquiu House, convertida actualmente en monumento, es una casa de estilo tradicional de Nuevo México, con vigas vistas y un patio central con estancias a su alrededor.

casa georgia okeeffe patio con decoración

Toda la casa evidencia el amor de O’Keeffe por la naturaleza y su pasión por recolectar rocas, cráneos de vacas y toros, y otros tesoros del desierto que terminaban formando parte de la sencilla decoración y que luego eran objeto de su pintura.

casa georgia okeeffe taller

Autora de pinturas de sensuales flores, rascacielos de Nueva York y paisajes de Nuevo México, Georgia O’Keeffe ha sido reconocida como la “madre del modernismo americano”, un título que ella rechazó pues renegaba del término “mujer artista”.

georgia okeeffe retrato

“Los hombres me consideran la mejor pintora, pero yo creo que soy uno de los mejores pintores”, decía.

casa georgia okeeffe exterior

En cuanto a su acercamiento a la pintura, cuenta en su libro Some Memories of Drawings (1976): "Una colina o un árbol no pueden hacer una buena pintura solo porque son una colina o un árbol"...

casa georgia okeeffe estar

"... Son líneas y colores juntos para que digan algo. Para mí esa es la base de la pintura. La abstracción es a menudo la forma más definida para lo que me es intangible , algo que solo puedo aclarar en la pintura", alega.

casa georgia okeeffe chimenea

Georgia se envuelve en un halo de llanera solitaria absorbida por el escenario: "He pintado tanto este paisaje, que ya es mío. Ahí afuera, la mitad de mi trabajo ya está hecha".

casa georgia okeeffe estudio

La exposición contara con una selección de aproximadamente 80 obras.

casa georgia okeeffe comedor

No te lo pierdas, podrás apreciar su mezcla de arte indígena americano, modernismo, arte abstracto, surrealismo y art decó.

casa georgia okeeffe patio

También un espíritu alérgico a las barreras que nunca aceptó que nadie le dijera lo que tenía que hacer en su vida y en su obra.

casa georgia okeeffe jardín

“Rellenar el espacio de modo hermoso. Eso es lo que el arte significa para mí”, solía comentar,

 

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?