Santos conoce el secreto para trabajar, organizar y almacenar mejor la cocina

La correcta elección de los módulos bajos es clave a la hora de proyectar una cocina contemporánea, ya que no solo determinan su funcionalidad y capacidad, sino también las características y disposición de otros elementos. La firma Santos dispone de modelos que se adaptan a todas las necesidades.

El mobiliario inferior es clave para organizar una cocina con las proporciones adecuadas y, en este sentido, Santos tiene mucho que ofrecer.

El mobiliario inferior es clave para organizar una cocina con las proporciones adecuadas y, en este sentido, Santos tiene mucho que ofrecer. Foto: Santos

Acertar en la elección de los módulos bajos es un factor decisivo a la hora de diseñar una cocina. De ellos dependen otros elementos como, por ejemplo, el plano de trabajo, los muebles altos o los armarios columna. La firma Santos cuenta con mucha experiencia en la realización de estos módulos, con los que es posible diseñar cocinas totalmente únicas y personalizadas.

El sistema modular de Santos permite elegir la altura del mueble, el zócalo y la encimera. Así, combinando estas tres variables en función de criterios ergonómicos y de capacidad, se consiguen composiciones cómodas y prácticas, que se adaptan a la estatura de los usuarios y sacan mayor partido al espacio disponible.

Los cuerpos de los módulos bajos de Santos se encuentran disponibles en tres alturas, cinco profundidades y doce anchos. También existen muebles bajos especiales, con cuerpos de dimensiones específicas. Este es el caso de los módulos bajos en esquina, con ocho anchuras, y de los módulos bajos en rincón, con anchos de 90 y 95 cm. Por otra parte, la firma dispone de una variante de anchos adicional destinada a fabricar módulos de puerta lateral a medida.

Los módulos bajos con profundidades superiores resultan idóneos para crear superficies de trabajo amplias, mientras que los de profundidades inferiores pueden ofrecer almacenaje adicional en islas, penínsulas o áreas complicadas.

El almacenamiento puede resultar una tarea más llevadera si cuentas con un mobiliario cómplice, adaptado a tus necesidades y a la naturaleza del espacio.

El almacenamiento puede resultar una tarea más llevadera si cuentas con un mobiliario cómplice, adaptado a tus necesidades y a la naturaleza del espacio. Foto: Santos

La completa gama de módulos bajos de Santos permite aportar soluciones específicas a las distintas necesidades planteadas en cada zona de la cocina. Como, por ejemplo, el mueble portafregadero. La firma ofrece veintinueve modelos que se adaptan a las distintas alturas de sus muebles bajos y a las necesidades de los usuarios. Las partes de estos módulos más susceptibles de entrar en contacto con el agua se fabrican, de forma estándar, en tablero marino laminado, un material muy resistente a la humedad, los detergentes y el desgaste.

Todos los modelos se encuentran disponibles en profundidades de 60 o 65 cm, con anchos de 45 a 120 cm, y también para colocación en esquina. Opcionalmente pueden incorporar una o dos puertas, hasta dos gavetas para guardar productos y utensilios de limpieza, y cubos para reciclar residuos en la gaveta inferior o superior. En este último caso, un piso intermedio situado entre ambas gavetas evita la posible filtración de olores o humedades, permitiendo almacenar alimentos de forma segura en la gaveta inferior. Por su parte, la trasera de la gaveta superior cuenta con una abertura para superar el obstáculo que representa el desagüe del fregadero, ganando un valioso espacio útil.

Los materiales naturales como la madera te pueden ayudar a crear una cocina más saludable.

Los materiales naturales como la madera te pueden ayudar a crear una cocina más saludable. Foto: Santos

Por lo que respecta al mueble cajonero portaplaca, Santos cuenta con quince modelos, con profundidades de 60, 65 y 70 cm y todos los anchos a partir de 60 cm. Disponen de un espacio para la placa de cocción de entre 6,1 y 16 cm de altura, que varía en función del tipo de mueble y de los cajones o gavetas elegidos. Su construcción, con la trasera más corta, facilita la circulación del aire por la parte posterior del mueble.

En cuanto al mueble portahornos, la marca incluye siete variantes, con profundidades de 60 o 65 cm y anchos de 60 o 90 cm, que permiten incorporar hornos de 60 o 45 cm de altura.

Para el mueble de servicio y cajonero, Santos propone una gama de cuarenta y dos módulos de almacenamiento, disponibles en todas las profundidades y anchos de los muebles bajos, tanto en versión deslizante como con puertas y para disposición en esquina. Además, ofrece muebles específicos como, por ejemplo, los módulos con mesa extraíble.

Por su parte, los cajones zócalo diseñados por Santos permiten ganar un nivel adicional de almacenaje en la zona baja de la cocina, aprovechando así toda la altura del mueble. Pueden combinarse con módulos de 66 cm de altura, y están disponibles en cuatro profundidades —45, 60, 65 y 70 cm—, tres alturas —24, 26 y 28 cm— y todos los anchos a partir de 45 cm.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?