Cómo preparar tu dormitorio para asegurarte un sueño reparador

Una de cada cuatro personas en España padece trastornos del sueño y nos empeñamos en buscar remedios médicos en lugar de crear un entorno propicio para lograr un descanso reparador y saludable.

1 / 8
Dormitorio con tocador y espejo redondo. Oscurecimiento

Oscurecimiento

Nuestro organismo percibe la luz aún con los ojos cerrados; para asegurar un sueño profundo y reparador debemos de poder oscurecer el dormitorio casi al 100% durante las horas de descanso. Si te gusta despertarte con la luz del día, te recomendamos un sistema domótico programado.

Dormitorio blanco con libreria

Redes inalámbricas

Los aparatos electrónicos inalámbricos como teléfonos o redes wifi producen campos electromagnéticos capaces de atravesar las paredes fácilmente. Conviene apagarlos por la noche y evitar su uso en el dormitorio.

Dormitorio de color blanco con lampara de papel

Instalación eléctrica

Para minimizar la acción de los campos eléctricos y electromagnéticos generados por la instalación doméstica coloca los dormitorios alejados de las zonas más tecnificadas de la vivienda, exige también una instalación eléctrica sin conducciones eléctricas tras los cabezales de las camas y cables apantallados donde sea preciso.

Dormitorio con ropa de cama natural y vigas vistas. Tejidos naturales

Tejidos naturales

La ropa de cama también ayuda a mejorar la calidad del sueño. Los tejidos naturales y antiácaros regulan la humedad relativa de la estancia absorbiendo y liberando agua según la necesidad del ambiente.

Dormitorio con cabecero de tela. Cabeceros

Cabeceros

Hay que evitar los cabeceros o estructuras de cama de acero porque amplifican la los campos electromagnéticos y contaminación electrostática en caso de que existan. Se puede conectar la estructura de cama a la toma de tierra de la vivienda como medida paliativa.

Dormitorio en buhardilla con ventana en el techo

Ventanas

Es preferible que las ventanas no estén tras el cabezal ni a la altura del torso porque producen diferencias de temperatura localizadas que disminuyen el confort. Mejor ubicarlas fuera del ámbito de la cama.

Dormitorio con ventana y ropa de cama gris

Temperatura

Para una óptima oxigenación del organismo es conveniente que el aire del dormitorio no supere los 18-20 °C en invierno y 24-26 °C en verano. Si el aire es muy cálido necesitamos respirar más rápido para oxigenarnos igual.

Dormitorio con cabecero. Materiales

Materiales

Evita evitar pavimentos sintéticos y pinturas plásticas para reducir la contaminación electrostática, un ambiente plastificado no permite la disipación de la estática que generan los aparatos que funcionan en una vivienda.

Inconvenientes de las pinturas sintéticas

La plastificación de los ambientes interiores es una práctica normalizada en nuestro país, por simple desconocimiento de los efectos adversos que tiene un espacio de esas características. Estos ambientes incrementan la contaminación electroestática, minimizan el control de la humedad relativa a través de los revestimientos de paredes y techos y favorecen la ionización positiva del aire que respiramos (algo perjudicial link - https://indiarquitectura.com/noticias/como-evitar-la-contaminacion-en-casa/) entre otros factores.

Una pintura plástica aplicada sobre un material con una buena difusión, higroscopia, absorción de olores etc. limitará enormemente estas buenas cualidades o incluso las bloquearía por completo y crearía un ambiente interior plastificado y poco apropiado para la salud de sus ocupantes.

¿Cómo afecta a nuestra salud?

Hay dos tipos de intoxicación por exposición a productos tóxicos que se encuentran en algunas pinturas plásticas: Las agudas, que suelen presentar síntomas como la irritación de los ojos y las mucosas, dolor de cabeza o vómitos y que suelen desaparecer rápidamente tras la exposición; y las crónicas, que se producen por la absorción de pequeñas dosis de sustancias químicas que algunas pinturas liberan al ambiente durante largos periodos de tiempo (COV’s) y que pueden derivar en el síndrome de sensibilidad química múltiple.

Las alternativas saludables

Existen dos familias dentro de las pinturas naturales: 1. Las pinturas vegetales, fabricadas a partir de materia prima vegetal como resinas de árboles, raíces, aceites, celulosa etc. y procesadas mediante sistemas de “química dulce” en empresas especializadas y 2. Las pinturas minerales, a partir de silicio, arcilla, cal, grafeno, etc. cuyas propiedades son excelentes desde un punto de vista biológico y saludable.

Este tipo de pinturas también tienen sus puntos flacos, son algo más caras, alguna no puede instalarse en cuartos húmeros y son más complejas de aplicar porque no admiten tanta agua en la mezcla o precisan periodos de secado más largos.

Pero, por otro lado, tienen mayor durabilidad, no permiten la proliferación de hongos (las minerales), regulan la humedad relativa del ambiente, son antiestáticas, absorben malos olores, son ecológicas y, sobre todo, no liberan ningún compuesto orgánico volátil al ambiente durante su vida útil.

Quien escoge este tipo de pinturas se asegura respirar un aire con menos tóxicos a la vez que contribuye a la protección del medio ambiente.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?