Así es la primera incursión de Kelly Wearstler en el mundo de las vajillas

La diseñadora Kelly Wearstler hace su primera incursión en el mundo de las vajillas con dos primeras colecciones, Zuma y Dune, en colaboración con Serax.

Kelly Wearstler y Serax llevan el diseño a la mesa.
Kelly Wearstler
Gala Mora
Gala Mora

Periodista especializada en diseño y estilo de vida

Cuando el arte y la funcionalidad se entrelazan en una sinfonía de colores y formas, nace la magia en la mesa. La aclamada diseñadora Kelly Wearstler, reconocida por su estilo audaz e innovador, nos sorprende con su primera incursión en el mundo de la vajilla en colaboración con la marca belga Serax. Sus dos colecciones, bautizadas como Zuma y Dune, son una oda a la fusión entre el pasado y el presente, la tecnología y la artesanía, la naturaleza y la materialidad.

El arte y la funcionalidad se entrelazan en una sinfonía de colores y formas.


Zuma: un diálogo entre historia y modernidad

En la familia Zuma, Wearstler nos lleva en un viaje a través del tiempo, tejiendo un diálogo entre la tecnología histórica y moderna. Los patrones ricos y las combinaciones de colores inesperadas capturan la esencia del diseño vernáculo de Wearstler.

 

 

Pero lo más intrigante es la forma en que utiliza cuadrículas vectoriales futuristas, creando un equilibrio entre la tecnología y la artesanía. Los patrones varían en toda la gama, invitando a la mezcla y la combinación entre colores y formas, como un lienzo en constante evolución.

Los patrones ricos y las combinaciones de colores inesperadas capturan la esencia del diseño vernáculo de Wearstler.

Para complementar esta visión contemporánea de la porcelana, Wearstler desarrolló copas inspiradas en los tonos ámbar del vidrio antiguo. Estas copas de líneas rectilíneas, con aplicaciones de color audaces, crean una armonía sorprendente con los platos de patrones gráficos. Un auténtico choque de estilos.

Wearstler desarrolló copas inspiradas en los tonos ámbar del vidrio antiguo.


La belleza de la materialidad se llama Dune

La familia Dune nos sumerge en un mundo de texturas y colores. Los acabados en dos tonos de cerámica mate y alto brillo realzan las crestas esculturales que adornan los platos y fuentes. Pero aquí, la sorpresa llega en forma de un motivo arrugado que se repite en la cristalería y la cubertería en diversas formas, creando una experiencia culinaria completa y holística.

Kelly Wearstler ha desarrollado utensilios de mármol que anclan el paisaje de la mesa con formas que evocan la cerámica.

La materialidad mixta es una característica central de la colección. Kelly Wearstler ha desarrollado utensilios de mármol que anclan el paisaje de la mesa con formas que evocan la cerámica, reforzando aún más la conexión con la naturaleza. Además, la colección incorpora piezas de servicio de madera orgánica que aportan una sensación relajada y natural a la mesa. Estos audaces y atrevidos diseños elevan la experiencia gastronómica a nuevas alturas, invitándonos a explorar el mundo de la mesa como nunca antes. 

 

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?