Cinco cosas que nos gustan de la nueva casa de Adele y una que no

La cantante británica Adele acaba de pagar 58 millones de dólares a Sylvester Stallone por su espectacular mansión en Beverly Hills. Nos gusta todo, la verdad, excepto una cosa. Cuestión de gustos.

La casa de Adele

La casa de Adele

Aleks Gallardo
Aleks Gallardo

Periodista especializado en interiorismo Coordinador web de Arquitectura y Diseño

Qué buena manera de empezar el año la de Adele, las cosas como son. Para celebrar el éxito de su último álbum 30, recientemente estrenado, ha decidido ampliar su cartera de propiedades en Los Ángeles. Porque no, esta no es la primera casa de la artista en la zona más codiciada de la costa oeste, sino la tercera. Parece que no solo tiene buen ojo para los números 1 en las listas de éxitos.

Uno de los datos más llamativos de esta compra, y que ha hecho correr ríos de tinta, es la enorme rebaja que ha conseguido la británica sobre el precio original, siendo además el antiguo propietario ni más ni menos que Sylvester Stallone. El actor de Rocky ha vivido en esta mansión durante los últimos 30 años tras adquirir el terreno en 1994 por 2,35 millones de dólares y construir la propiedad desde cero, según muestran los registros de propiedad. El precio de salida cuando decidió venderla lo fijó en 100 millones de dólares, pero Adele ha sabido negociar (muy) bien y ha conseguido una rebaja de casi la mitad. Con todo esto, hablemos de cinco cosas que nos encantan de su nuevo hogar (y una que no).

Espacios amplios

1.719 metros cuadrados dan para mucho y obviamente permiten disfrutar de grandes espacios diáfanos de doble altura a los que Adele podrá dar forma como un lienzo en blanco. Con 8 dormitorios y 12 baños, los norteamericanos tienen siempre esta manía de “nadie sin su baño”, la arquitectura de la mansión seguro que inspira a la cantante para futuros álbumes con sus techos abovedados, ventanas en arco y grandes cristaleras.

Vistas panorámicas

Solo hay que echar un ojo a esta sala de estar con vistas panorámica sobre Rodeo Drive y más allá. Estés en el ala que estés de la casa, las vistas de calma (e infarto a la vez) están más que aseguradas.

Uno de los grandes salones de la nueva adquisición de Adele

Uno de los grandes salones de la nueva adquisición de Adele

Jardín infinito (igual que la piscina)

Seguimos con cifras para hablar del jardín, el terreno tiene en total 14.164 metros cuadrados, suficientes para cumplir los deseos de cualquier paisajista. Además de una piscina infinity, nos encanta que el jardín también siga esa tendencia y parezca desaparecer en el horizonte.

El jardín infinito que proyectó Stallone

El jardín infinito que proyectó Stallone

La arquitectura estilo Riviera italiana

La mansión, situada en el exclusivo enclave de North Beverly Park, sigue el estilo Riviera italiana, solo hay que ver la puerta de entrada a la mansión. Un estilo muy común en esta zona igual que el conocido como Estilo Español, que intentan imitar las construcciones típicas europeas.

Vecinos

Antes de adquirir una vivienda, entérate de quiénes van a ser tus vecinos. En este caso Adele se va a codear con algunos de los grandes pesos pesados de Hollywood como Denzel Washington, Dwayne Johnson “La Roca”, Justin Bieber o Sofía Vergara. Con esta última seguro que hace buenas migas.

El antiguo despacho de Stallone

El antiguo despacho de Stallone

+ Una cosa que nos chirría

La casa, por supuesto, todavía está al estilo de Stallone, y más que un hogar parece un museo al actor y a su personaje más querido, Rocky Balboa. A modo kitsch, esperamos que Adele deje algún pequeño detalle (¿quizás la escultura al borde de la piscina?) pero estamos deseando ver cómo la cantante le da un toque más acogedor. ¡A por ello!

La escultura de la piscina, ¿a favor o en contra?

La escultura de la piscina, ¿a favor o en contra?

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?