De corcho por fuera y madera por dentro: esta casa a las afueras de Madrid presume de un diseño sostenible y minimalista

El Estudio Albar presenta la casa Eñe, una casa de madera moderna y natural con fachada de corcho a media hora de Madrid

Casa Eñe de Estudio Albar

Una construcción de estilo minimalista comprometida con el ahorro energético y la sostenibilidad.

Imagen Subliminal (Miguel de Guzmán y Rocío Romero)

Irene García y Daniel Lozano son los directores de este proyecto que se inició en 2013, cuando aún eran estudiantes de arquitectura. Desde el primer momento, coincidieron en que buscaban crear un diseño simple, elegante y minimalista, lleno de espacios que transmitieran serenidad y funcionalidad. 

"Buscamos resaltar la belleza inherente en la simplicidad, conectando con las necesidades más profundas de aquellos que habitarán nuestros espacios", comentan los arquitectos. Y de esa idea original surgió Casa EÑE, un modelo de elegancia y sencillez a las afueras de la capital. 

1 /9
Casa Eñe Estudio Albar
Imagen Subliminal (Miguel de Guzmán y Rocío Romero)

Sostenibilidad y ahorro energético

Casa Eñe se apoya en la sostenibilidad y el ahorro energético como principales motores de actuación. Estudio Albar presenta una vivienda que destaca por la eficiencia energética, el cuidado con el medio ambiente y el diseño personalizado que se adapta a las necesidades de los clientes. 

exterior de Casa Eñe
Imagen Subliminal (Miguel de Guzmán y Rocío Romero)

Cumple con el estándar Passivhaus

Esta construcción ha sido premiada con el certificado Passivhaus, que avala su calidad y compromiso con el medio ambiente. El estándar logra reducir el consumo de energía de las viviendas y prioriza el confort interior y la calidad del aire que se respira. 

Casa Eñe es un gran ejemplo de vivienda industrializada construida a base de madera y materiales naturales. Uno de sus grandes logros es reducir el consumo energético a niveles mínimos y crear un ambiente saludable y cómodo para sus habitantes. 

salón comedor de líneas minimalistas de Casa Eñe
Imagen Subliminal (Miguel de Guzmán y Rocío Romero)

De estilo minimalista

El diseño espacioso y luminoso de la vivienda evoca una sensación de calma a sus habitantes. El blanco y el marrón son los protagonistas en la paleta de colores, un estilo minimalista que rechaza la extravagancia. 

El resultado de esta combinación de tonalidades es un conjunto de espacios fluidos que interactúan unos con otros en completa armonía.

Mujer tocando el piano en una de las estancias de Casa Eñe
Imagen Subliminal (Miguel de Guzmán y Rocío Romero)

Conectada con el entorno

"Se mimetiza elegantemente con su entorno áspero en el exterior, mientras que en su interior se presenta como un oasis de serenidad, sencillez y paz", aportan Irene y Daniel. "El color blanco simboliza la claridad y transparencia que perseguimos en cada proyecto que emprendemos".

Cocina abierta junto a mesa de comedor de madera en Casa Eñe
Imagen Subliminal (Miguel de Guzmán y Rocío Romero)

Materiales naturales y luminosidad

La calidez del hogar se consigue gracias a la total utilización de materiales naturales para la construcción, como son la madera de roble y los pavimentos naturales de cal. Las ventanas, distribuidas por toda la vivienda, crean una luz natural abundante que inunda cada rincón. 

Casa Eñe logra mimetizarse con su entorno y ofrece un refugio de belleza y tranquilidad, un verdadero oasis de paz.

lavabo con bañera de Casa Eñe.
Imagen Subliminal (Miguel de Guzmán y Rocío Romero)

¿Por qué elegir madera?

La incorporación de la madera en la construcción de Casa Eñe presenta una gran cantidad de beneficios. Se trata de un recurso renovable que promueve la sostenibilidad y ofrece un excelente aislamiento térmico. Además, ayuda a crear ambientes acogedores y saludables. 

La madera es un material versátil y de alta durabilidad, ideal para conseguir construcciones sostenibles y eficientes. 

fachada lateral de Casa Eñe.
Imagen Subliminal (Miguel de Guzmán y Rocío Romero)

Con una reducción de los costes

La eficiencia del uso de la madera como material principal aporta un mayor confort interior y una reducción de la hipoteca energética. Con 250 m² de superficie, Casa Eñe tiene una factura de energía mensual de 60€ de media y consigue un ambiente cálido gracias a los tres radiadores en los baños. 

Esta construcción demuestra que es posible conseguir un hogar elegante, comprometido con el medio ambiente y que no suponga un gasto descomunal para el usuario. 

Pasillo con ventanales de Casa Eñe.
Imagen Subliminal (Miguel de Guzmán y Rocío Romero)

Un elemento más de la vivienda

Con 40 metros de largo y 6 de ancho, Casa Eñe se distribuye en un espacio de 250 m² donde el paisaje se ha convertido en un elemento más de la vivienda. Presente en cada una de las estancias gracias a los ventanales, casa perfectamente con el estilo sencillo y minimalista del hogar. 

Irene García y Daniel Lozano de Estudio Albar.
Estudio Albar

La esencia de Estudio Albar

Estudio Albar, creado en 2013 por Irene García y Daniel Lozano, es el estudio arquitectónico detrás del diseño de Casa Eñe. Nace con el propósito de ofrecer una arquitectura personalizada, siempre teniendo en cuenta los gustos y necesidades de los clientes.

Entre sus valores, se encuentran conseguir una arquitectura sostenible, siguiendo un estilo sencillo y minimalista. Creen en una arquitectura sencilla, auténtica y volcada en los detalles, sin artificios innecesarios. 

 

Si quieres estar al día de todo lo que publicamos en www.arquitecturaydiseno.es, suscríbete a nuestra newsletter.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?