Esta moderna tienda esconde un secreto muy dulce en su interior

El West Village de Nueva York tiene la penúltima tentación para los incondicionales de los dulces: "Chip", una tienda de galletas decorada con los colores originales de las cookies.

1 / 5
chip-cookies-and-cream-west village nueva york tienda de galletas 4

Los tres espejos situados en una de las paredes juegan con las formas curvas, a la vez que contribuyen a hacer que el espacio parezca más grande.

chip-cookies-and-cream-west village nueva york tienda de galletas

La barra hace una graciosa curva que dota al establecimiento de un carácter más informal. La fina capa de terrazo decora la tienda con sutileza.

chip-cookies-and-cream-west village nueva york tienda de galletas 3

Sobre los bancos descansan cojines de terciopelo de color marrón chocolate. Los taburetes también tienen sus propios cojines en tonos más claros.

chip-cookies-and-cream-west village nueva york tienda de galletas 5

Las galletas actúan como un elemento decorativo más sobre la barra de terrazo.

chip-cookies-and-cream-west village nueva york tienda de galletas 2

Además de diseñar la tienda, el estudio The New Design Project también se ha encargado del logotipo, grueso, curvo y con letras en marrón chocolate.

El estudio estadounidense The New Design Project ha decorado esta tienda de galletas de West Village, Nueva York, de una manera muy apetitosa: con terrazo moteado, azulejos beige y paredes cremosas, que hacen referencia al irresistible producto que alojan: las cookies.

El estudio de Brooklyn firma este nuevo establecimiento en Bleecker Street, Manhattan, después de completar el diseño del establecimiento ubicado en Long Island City, en el que ha incorporado paredes de color melocotón. Además de las tiendas, The New Design Project también ha diseñado el logotipo, grueso y curvo y una tipografía marrón... chocolate.

"Las formas arquitectónicas curvas que evocan el logotipo de Chip se combinan con una paleta de colores beiges y marrones para crear una estética cálida, reconfortante y nutritiva", afirman desde los creativos del estudio.

En la tienda de Manhattan, desde ya parada obligada para los amantes de los dulces, las vitrinas y las máquinas de café descansan sobre una barra curva blanca con mucha personalidad que se desliza a lo largo de toda la tienda. Una encimera de terrazo con manchas de color ámbar, beige y negro que decoran el espacio de una forma muy sutil y elegante. De terrazo es también la repisa que divide uno de los tres esculturales espejos.

Detrás del mostrador encontramos un gabinete revestido con azulejos rectangulares de color beige que sirve de escenario para los diferentes electrodomésticos, maquinaria e ingredientes. Y en la zona propiamente destinada a degustar las cookies, hay dos bancos tapizados de terciopelo marrón oscuro y varios taburetes laterales pequeños cubiertos con cojines circulares de color gris que garantizan momentos muy dulces.

Liderado por Fanny Abbes, The New Design Project ha firmado interesantes proyectos de interiorismo últimamente, como la reforma de un apartamento en el midtown de Manhattan que combina piezas mid-century con un mobiliario más contemporáneo, entre otros.

Más Sobre
Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?