Los 10 trucos de experto que harán que tu dormitorio huela siempre de maravilla

Un ambiente bien perfumado no solo contribuye a mejorar nuestro estado de ánimo, sino que también puede tener un impacto positivo en nuestra salud y bienestar general. Por lo tanto, tener un dormitorio que huela bien puede ser beneficioso para nuestra calidad de vida y para asegurarnos un descanso nocturno óptimo.

Estos 10 trucos harán que tu dormitorio huela de maravilla

Estos 10 trucos harán que tu dormitorio huela de maravilla

Raquel Suárez
Raquel Suárez

Redactora web de Arquitectura y Diseño especializada en interiorismo y estilo de vida

El dormitorio es un refugio personal y un espacio sagrado donde buscamos descansar y desconectar del ajetreo diario. Es el lugar donde pasamos una gran parte de nuestro tiempo, ya sea durmiendo, leyendo o simplemente relajándonos. Por esta razón, es esencial crear un ambiente acogedor y agradable que nos invite a la tranquilidad y nos permita disfrutar de un sueño reparador. Un dormitorio con un aroma agradable (gracias a, por ejemplo, una de estas 20 fragancias) puede contribuir en gran medida a crear un ambiente relajante y acogedor que nos permita descansar correctamente.

 

 

El olfato tiene un poderoso impacto en nuestro estado de ánimo y bienestar general (bien lo saben los floristas de Casa Protea), por lo que mantener un aroma fresco en el dormitorio es fundamental. Desde la ventilación regular hasta el uso de fragancias naturales y el cuidado de la ropa de cama, en esta lista presentamos nueve formas sencillas, pero efectivas, para lograr que tu habitación siempre huela de maravilla y sea como dormir en este pisazo siciliano. Toma nota.

 

Velas sí. Y de diseño, también.

Velas sí. Y de diseño, también. Foto: Pampa

1. Las velas siempre a mano

Las velas perfumadas son una opción muy popular y muy recurrente para hacer que un dormitorio siempre huela bien. Además, puedes elegir entre una amplia variedad de fragancias, desde flores y frutas hasta aromas más cálidos y acogedores, como la vainilla y el sándalo. Esta opción no solo ofrece un aroma agradable, sino que también aporta un toque de calidez y estilo decorativo al espacio. Sin embargo, debes recordar no dejarlas encendidas sin supervisión ni colocarlas en superficies inestables.

2. Difusores de aromas

Los difusores de aroma son dispositivos populares que utilizan aceites esenciales o fragancias líquidas que se dispensan en el aire, permitiendo que su aroma se extienda por todo el dormitorio. Los aceites esenciales utilizados en estos aparato pueden tener propiedades terapéuticas, como la relajación, la mejora del estado de ánimo o el alivio del estrés. A diferencia de la velas, no requieren una llama abierta, lo que los convierte en una opción más segura para dejarlos encendidos durante periodos prolongados de tiempo. incluso mientras duermes, gracias a su funcionamiento silencioso.

 

Una almohada que huela bien nos ayudará a dormir mejor

Una almohada que huela bien nos ayudará a dormir mejor

3. Brumas para la almohada

Las "pillow mist" o brumas para la almohada son una excelente y original manera de crear un ambiente relajante y aromático en tu dormitorio. Estas fragancias están diseñadas específicamente para ser aplicadas en la almohada y liberar su aroma mientras duermes. Al aplicar una pequeña cantidad antes de acostarte, el aroma se liberará suavemente con el transcurso de la noche, brindando una experiencia olfativa agradable y promoviendo un sueño reparador. Asegúrate de no aplicar una cantidad excesiva para evitar que el aroma sea abrumador.

 

Habitación ventilada

Habitación ventilada Foto: Stephan Julliard / Tripod Agency

4. Asegúrate de que la habitación esté siempre ventilada

La ventilación regular en tu dormitorio es esencial para mantener un ambiente fresco y libre de olores desagradables. Al abrir las ventanas cada día, permitimos que el aire limpio del exterior remplace al aire viciado y a los olores acumulados en la estancia. Esta renovación de aire, además de mejorar el aroma, también ayuda a reducir la concentración de elementos contaminantes en el ambiente, generando un entorno mucho más saludable y agradable Es una práctica simple, pero efectiva, que garantiza que el dormitorio siempre huela bien y proporcione un espacio apto para descansar.

5. Ropa de cama limpia y fresca

Mantener tu ropa de cama siempre limpia es fundamental para asegurar que tu dormitorio siempre huela bien. La limpieza regular de las sábanas, fundas de almohadas y edredones ayuda a eliminar los olores acumulados, el polvo y los ácaros que pueden afectar al aroma de la habitación. Utiliza detergentes con fragancias suaves y evita el uso excesivo de suavizantes, ya que pueden dejar un olor abrumador. Sacude y ventila los edredones y almohadas regularmente para eliminar el polvo y refrescarlos.

6. Elimina el origen de los malos olores

Identificar y abordar la fuente del mal olor en el dormitorio es fundamental para mantener un ambiente fresco y agradable. comienza por realizar una inspección minuciosa del dormitorio para identificar cualquier posible causa, como alimentos en descomposición, ropa sucia, basura acumulada u otros elementos. Una vez identificado el origen, toma las medidas necesarias para eliminarlo. Limpia las superficies y los rincones del dormitorio, prestando especial atención a áreas como debajo de la cama o detrás de los muebles, donde los olores pueden acumularse.

Plantas en el dormitorio

Plantas en el dormitorio Foto: Tatiana Buzmakova / iStock

7. Las plantas siempre son una buena opción

La incorporación de plantas en tu dormitorio no solo añade un toque decorativo y natural, sino que también puede ayudar a mantener un ambiente fresco y con un aroma agradable. Las plantas son conocidas por purificar el aire al absorber dióxido de carbono y liberar oxigeno. Algunas especies como la lavanda o el jazmín, tienen fragancias suaves y relajantes que pueden contribuir a crear un oasis de tranquilidad. Al elegir plantas para tu dormitorio, asegúrate de considerar su tolerancia a la luz y las condiciones de la habitación, así como la facilidad de mantenimiento.

 

8. Limpieza regular

La limpieza regular en tu dormitorio es esencial para mantener un ambiente fresco y libre de olores desagradables. Al limpiar con frecuencia, eliminarás el polvo, la suciedad y los posibles causantes de mal olor que se acumulan con el tiempo. Utiliza productos de limpieza adecuados para cada tipo de superficie y presta especial atención a aquellas áreas que, a menudo, se pasan por alto. 

 

Armario abierto ordenado

Armario abierto ordenado Foto: Pinterest

Armario abierto ordenado

Antes de volver a llenar el armario, límpialo. Repasa cajones y baldas. También puedes poner saquitos con plantas aromáticas en su interior o pastillas de jabón en los cajones que den olor a tus prendas estivales. Aprovecha para revisar que las perchas están en buen estado y que tienes las suficientes, siempre iguales, para colgar las prendas.

 

9. Aromatiza el armario

Aromatizar el armario es una excelente manera de asegurar que tu ropa y tus pertenencias siempre huelan bien. Existen distintos métodos para conseguirlo. Uno de ellos es con saquitos perfumados que suelen contener hierbas secas o flores con fragancias agradables. Otra opción es utilizar productos específicos como ambientadores o aromatizadores de armarios. Estos productos permiten dispersar fragancias suaves y duraderas dentro del armario, manteniendo un ambiente fresco.

10. Lava las cortinas y alfombras

Estos elementos pueden acumular polvo, partículas y, con el tiempo, retener olores no deseados, afectando a la calidad del aire en el ambiente. Mantenerlas limpias no solo mejorará el aroma del dormitorio, sino que también creará un espacio más saludable y acogedor, libre de impurezas que puedan afectar a nuestro bienestar.

 

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?