Muebles con mucho cuerpo

El neoyorquino Nicolas Bentel se patenta, desnudo, como mobiliario en la colección Corpus Collection

Ana Bermejillo

Corpus Collection, de Nicolas Bentel

Corpus Collection, de Nicolas Bentel

Diseñador, artista, amante de las performances y de las soluciones ingeniosas en interiorismo, residente en la incubadora de talentos del New Museum de Manhattan y padre de artefactos tan despendolados como el cojín F-Art (P-edo, literamente, aunque el juego de palabras se pierda en la traducción), una serie de sudaderas cuyo estampado fluctúa en función del nivel de contaminación, Aerochromics, o unas cajas de pizza que se transforman en pipas para fumar (con exóticos aromas). Nicolas Bentel es una mente lúdica y desprejuiciada.

Corpus Collection, de Nicolas Bentel

Corpus Collection, de Nicolas Bentel

Para demostrarlo acaba de patentar una línea de muebles cuya única materia prima no es otra que el cuerpo desnudo del diseñador, Corpus Collection. “Quería reflexionar sobre las dificultades que supone diseñar una línea completa de muebles, desde sus esbozos iniciales hasta el proceso de patentes”, asegura Bentel, quien se entrenó en disciplinas como el yoga para ser capaz de llevar su cuerpo hasta el límite de resistencia y permanecer durante largos periodos de tiempo en las poses seleccionadas para cada pieza de mobiliario.

Corpus Collection, de Nicolas Bentel

Corpus Collection, de Nicolas Bentel

Durante meses, el diseñador trabajó en seis objetos diferentes que se recrean la funcionalidad de muebles cotidianos y presentes en cada hogar, pero usando el torso, cabeza y extremidades del propio Bentel. Se trata de una mesa –Bentel a cuatro patas mirando el techo– un perchero –Bentel a la pata coja, con la pierna derecha en flexión de 90 grados y ambos brazos en cruz, a modo de colgadores–, una mesa auxiliar –Bentel tumbado boca arriba, flexionando ambas piernas contra su pecho de manera que las pantorillas forman una superficie plana, paralela al suelo–, un sillón, transformable en sofá solo con refuerzos, y un asiento con respaldo.

Corpus Collection, de Nicolas Bentel

Corpus Collection, de Nicolas Bentel

Para el sillón, Bentel se sitúa a cuatro patas, con la vista fija en el pavimento, con los brazos y piernas ligeramente flexionados y de manera que la espalda queda paralela al suelo. Al situar a otra persona en idéntica postura frente a él, se duplica la capacidad de asiento y la pieza se transforma en sofá. Para la silla con respaldo, el lounger, Bentel, arrodillado, extiende en semiflexión una pierna, apoya el pie sobre el suelo y, en paralelo, sitúa el mismo brazo, en un ángulo de 90 grados respecto al torso, de manera que haga las veces de respaldo.

Corpus Collection, de Nicolas Bentel

Corpus Collection, de Nicolas Bentel

Todos los muebles son, en realidad, efímeros, ya que su artífice ha calculado que la postura de mesa solo puede mantenerse durante una hora seguida, mientras que ha cifrado en 4 horas y media el tiempo de permanencia máximo de la silla. La performance se presentó este año en la ICFF (International Contemporary Furniture Fair) de Nueva York.

Corpus Collection, de Nicolas Bentel

Corpus Collection, de Nicolas Bentel

Corpus Collection, de Nicolas Bentel

Corpus Collection, de Nicolas Bentel

Loading...