¿Sabes cómo diferenciar un mueble original de una copia?

Para acertar con la compra, toma nota de las pautas que dan los que más saben.

1 / 10
Silla CH24 diseño de Hans J. Wegner para Carl Hansen & Søn

Silla Wishbone, de Carl Hansen & Søn

 

"La calidad de las copias es extremadamente pobre, y significa que nuestra imagen, que se basa en la calidad, el diseño y los maestros que desarrollaron las piezas, puede dañarse", asegura Knud Erik Hansen, ceo y tercera generación de la firma Carl Hansen & Søn. Su silla CH24 es la más copiada de su catálogo. "Más del 30% de las ventas de la compañía proceden de la venta de este diseño, que es el más imitado. Para diferenciar un diseño original hay que fijarse que lleve una chapa de identificación. A simple vista, para que un neófito identifique el original, hay que comprobar que el respaldo esté hecho de una sola pieza de madera. En las copias, suele estar hecho de tres piezas unidas. Cuando las falsificaciones consiguen hacerlo de una sola pieza, el grosor de la madera es superior. Tampoco la ergonomía ni la calidad de la silla son comparables. El precio es otro factor que ayuda a distinguir las imitaciones, ya que el precio de una original parte de los 420 euros y las copias rondan en torno a los 150", tal como explican desde la marca.

Discoco beige and gray

Discocó, de Marset

“En el caso de la Discocó se ha copiado mucho en distintos niveles de calidad, es decir, hay copias muy bien conseguidas y copias muy poco decentes. Esta lámpara de suspensión se fabrica en varias medidas (35, 53, 68, 88 y 132 cm de diámetro), pero la única medida que se copia es la de 53 cm. Discocó es una lámpara que se fabrica con la tecnología de inyección del policarbonato y la inyección del aluminio para las varillas. Si los que van a copiarla hacen una buena inversión en moldes, se puede conseguir una buena copia pero con el paso del tiempo (poco) las varillas y el policarbonato se ve que es de mala calidad y el color se pierde. En Marset, la masa del policarbonato es de alta calidad, lleva un componente adicional que la protege de los rayos UV y no se desgasta ni se destiñe con el paso del tiempo. Además se puede saber que es la original porque todos los discos de la Discocó en Marset están marcados con el logo por la parte interior. Y el precio también ayuda a reconocer a una pieza original ya que por las copias se suele pedir la mitad o incluso un 70 o 80% menos del precio de la original”, explica Javier Marset, Ceo de la compañía, sobre la lámpara de suspensión diseñada por Christophe Mathieu en 2008.

“Después de la Discocó la siguiente más copiada es Ledtube, de Dani López.  FollowMe (2014), de Inma Bermúdez, es la lámpara que más ha inspirado a diseñar otras lámparas pero no ha sido la más copiada, salió al mercado con un precio asequible y eso es lo que ha permitido que no se haya copiado”, aseguran desde la firma.

plastic chair

Plastic chair, de Vitra

Como cuenta Carlos Carsten, director general de Vitra España, “cuando alguien se quiere comprar una silla o una pieza de mobiliario para casa aconsejamos que antes analice la historia, quién la fabrica y se asegure de que sea un diseño original para después no encontrarse con sorpresas de un producto que no envejezca como no debe.

Nosotros fabricamos nuestros productos y además añadimos un certificado de originalidad de Vitra que se puede subir a la web. Lo recomendamos hacer sobre todo cuando se adquieren ediciones limitadas.

De todas las piezas que edita Vitra, la más copiada es la silla Plastic Chair, con la carcasa de plástico. La más popular es en blanco, aunque se fabrica en n 17 colores. Fue un diseño del matrimonio Eames en los años 50 para un concurso que ganaron basado en diseño low cost. Comenzó a hacerse en fibra de vidrio y en los años 80 se pasó al plástico, lo que permitió sacarla a terrazas y jardines. Como sello de autenticidad, la silla lleva el sello Eames y una etiqueta en la que aparece la semana en la que ha sido producida y con la que se puede ver el valor que adquiere pasado el tiempo de compra. He visto en subasta carcasas de fibra de vidrio por 1.000 euros.

La segunda pieza más copiada es la famosa Lounge Chair, que adquiere más valor cuanto más se usa, ya que con el tiempo la piel adquiere pátina, vida. En subastas he visto diseños de los años 60 vendidos por 60.000 euros y el original hoy cuesta entre 6.000 y 9.000 euros, dependiendo del acabado.

La lista de copiados sigue con Aluminium Chair, una silla de oficina diseñada por los Eames, originalmente para oficinas y luego para las casas. Está hecha con altísimos conocimientos de ingeniería. Actualmente se fabrica en negro porque la tendencia para los ambientes laborales tiene el foco puesto en las casas y no tanto en las oficinas. Los productos de Vitra tienen garantía de dos años y hay piezas que por su valor tienen garantías especiales. Es el caso de la Aluminium chair, que tiene 30, como figura en la etiqueta”.

orbit de dedon

Sofá Orbit, de Dedon

 “Por nuestra experiencia en Dedon, las copias no suelen ser 100% fieles al original ya que los altos estándares de calidad tanto de materiales como de fabricación dificultan una copia exacta. En productos como el sofá Orbit por ejemplo, las capotas suelen ser de muy baja calidad y no se ajustan bien al sofá, por lo que hemos visto en productos copiados. Además, la firma identifica cada mueble con una chapa metálica con la marca grabada y otra placa metálica idéntica en la parte inferior de cada pieza con el número de serie del producto, si hablásemos de una copia descarada está claro que la placa con el número de serie no va a existir. En Dedon tenemos trazado cada producto con su número de serie (como un número de bastidor en los coches) que nos informa de cuándo se ha fabricado y de cada uno de los operarios de producción que han intervenido en cada proceso; soldadura, pintado, trenzado, acabado y embalado… Incluso podemos trazar la partida de fibra que se ha utilizado para fabricar ese producto exactamente. Normalmente las falsificaciones se limitan a copiar el producto, sin pasar el límite legal de copiar la marca Dedon. Las imitaciones no suelen ser 100% fieles al original y es muy difícil que se copie la calidad del trenzado (milimétricamente alineado). La calidad de cojines y las telas suele ser otro elemento identificativo, ya que las que no son originales usan tejidos de baja calidad y mal confeccionados que dan lugar a arrugas y a formas que no se ajustan perfectamente a las curvas de los muebles. La recomendación para acertar con la compra empieza por hacerlo en en tiendas de gama alta, desconfiar de “gangas” y si se adquiere a través de tiendas de segunda mano, recomendamos buscar a alguien introducido en el segmento del mueble del lujo que asesore y pueda contrastar si efectivamente se trata de un original o de una copia. Un profesional lo ve rápido”, advierte Rocío Calvo, gerente de Maranbrands, agencia exclusiva de Dedon en España.

gyrofocus

Chimenea Gyrofocus, de Focus

"Focus es intransigente en las copias de sus modelos y lleva a cabo intervenciones legales sistemáticas en caso de identificación de falsificaciones, ya sea en España o en otros países. La compañía francesa de chimeneas quiere llamar la atención sobre los riesgos de seguridad que comporta una instalación deficiente, así como el incumplimiento de las normas sanitarias o la contaminación que representan los productos falsificados y, por lo tanto, las graves consecuencias económicas y de salud a las que estarían expuestos los compradores de estos productos.

Para reconocer una chimenea Focus original hay que fijarse que todas llevan un número de serie para la trazabilidad y, en los nuevos modelos, además, el logotipo de la compañía se muestra en el vidrio o en el acero. Todos los modelos Focus originales se reconocen por la excelente calidad de sus acabados, esto es, la pintura mate de efecto aterciopelado, la elegancia del acero curvado que envuelve la pieza y el desarrollo perfecto de la línea curva frente a las líneas de los competidores que están rotas", explican desde la compañía, cuyos modelos más copiados son Gyrofocus (creada en 1968) y Slimfocus.

 

VONDOM-adan-mini-nano-teresa-sapey . [4] Taburete Adan, de Vondom

Taburete Adan, de Vondom

“Los materiales y procesos de fabricación que emplea Vondom suponen una inversión grande, como son el rotomoldeo con material PE o la inyección con material PP, que rara vez se usan en las imitaciones. Entre las piezas más copiadas en Europa, destaca Adan, diseñado por Teresa Sapey. Se puede distinguir una imitación de inmediato ya que la original tiene las líneas muy marcadas, ya que con la tecnología de rotomoldeo se puede fabricar cualquier forma que podamos imaginar y que no es posible de conseguir con otras técnicas.

Como tenemos la filial en China y Vondom es muy conocido en el país asiático, encontramos las copias de nuestra colección Faz diseñada por Ramón Esteve y la colección Stones diseñada por Stefano Giovannoni. Ambas se pueden distinguir por el material y el terminado, ya que las copias emplean fibra de vidrio, un material con rotura fácil y cuyo color cambia con el tiempo, mientras que los materiales de Vondom son duraderos. También hemos encontrado copias de nuestra barra Fiesta y de la colección Spritz en España y Portugal, ambos emplean mismo material que Vondom, pero cambian un poco las formas”, explican desde la firma.

[1] Aceitera Marquina, de nanimarquina

Aceitera Marquina, de nanimarquina

Tal como explican desde la firma, la aceitera de Marquina que es uno de los productos más copiados del diseño español. Diseñada en 1961 por el padre de Nani Marquina es una pieza icono de nuestro diseño. Producida por M114 durante años, nanimarquina la produce desde el 2017. Los signos identificativos son siempre primero la calidad de los acabados. La original tiene un grabado de la firma de Marquina en la base. Buscar marcas, grabados, sellos de autenticidad en los productos suele ayudar a discernir entre la copia y el original.

Por otro lado, la alfombra Tres de la compañía es una de las mejor vendidas y de las que más copias e interpretaciones ha habido. Hay que fijarse bien en la calidad y las proporciones. Por otro lado, la original incorpora la etiqueta de nanimarquina así como etiquetas con consejos de cuidado y limpieza en la parte trasera.

 Lámpara Trípode, de Santa & Cole

Lámpara Trípode, de Santa & Cole

“Entusiastas del buen hacer, en Santa & Cole nos conmueve la calidad más honesta. Esa que se deja ver en los pequeños detalles y que emociona por la minuciosidad de su mensaje. Nos diferencia nuestra obsesión en los detalles. La lámpara Trípode surge como una alternativa al uso de cartulinas y metacrilatos que recupera métodos y formas olvidadas, incorporando cintas ensambladas artesanalmente. Encendidas, estas pantallas proporcionan una característica luz cálida rica en matices. Y, apagadas, constituyen una escultura volumétrica que dignifica los espacios. Tristemente, Trípode es nuestro modelo más imitado.

Los colores son un aspecto definitorio y diferenciador de que se está ante una lámpara Trípode original. Junto al blanco crudo, al rojo ámbar y al negro (en vigor desde el año 1994) se añadieron un teja, un mostaza y un verde fruto de la colaboración con el estudio Raw Color de Eindhoven. También Santa & Cole defiende el uso de pantallas encintadas artesanalmente. La selección de tejidos y sus texturas son aspectos que sumar en el proceso de distinguir un original de una copia, así como los detalles de la pieza. La orientación de la pantalla y posición de las patas que se cruzan en un punto que igualmente nos ayudará a discriminar los plagios”, advierten desde la firma.

[1] Cama Daybed, de Gandía Blasco

Cama Daybed, de Gandía Blasco

“Para diferenciar una original de la copia hay que fijarse que el logo aparezca grabado en la estructura. Normalmente las copias son de empresas sin una cultura de diseño clara, sin personalidad, que pueden emplear materiales de peor calidad y un tipo de montaje mecanizado o fabricación mal acabada, con imperfecciones, la tornillería vista (no oculta como la nuestra), soldaduras vistas…

También puede ser que la fabricación de la copia sea impoluta y copien porque saben que esa colección se vende mucho, o simplemente porque no tienen definida una estrategia de diseño clara y no se les ocurre otra cosa más que imitar a marcas de diseño que consideran buenas. En este caso las diferencias entre la copia y el original son más difíciles de percibir”, explica Alejandra Gandía Blasco, subdirectora creativa y de comunicación de la casa valenciana.

julia casals

Silla BKF, de Isist

 “Un icono de diseño que incluyo en la mayoría de mis proyectos es la silla BKF o silla Butterfly. Me gusta porque es atemporal, elegante, por sus líneas simples que encajan en cualquier estilo decorativo y ambiente. Tanto en interiores como en exteriores y en entornos tan diferentes como en una casa de campo, en la playa o en la ciudad. Sus líneas sobrias son perfectas para cualquier rincón, delante de una chimenea, al aire libre en una piscina, en la montaña... Es un diseño exquisito con unas proporciones estéticas y una versatilidad que permite adaptar su look escogiendo uno u otro acabado según para qué ambiente se vaya a poner, como piel, loneta, etc. Es una silla muy fácil ya que estéticamente encaja igual en una vivienda, en un hotel o en unas oficinas, además su diseño está pensado para ser cómoda, ligera  y poder descansar en ella. Es una pieza que siempre intento ubicar en algún rincón de mis proyectos pero no siempre encaja ya que ocupa mucho espacio y muchas veces no entra en presupuesto.

Actualmente hay un sinfín de opciones distintas de este diseño en réplicas. En las imitaciones, las proporciones de los hierros de su estructura son muy diferentes a la original y los acabados completamente artesanales, como el cosido a mano, marcan la diferencia. Hasta ahora la silla original tenía 31 modelos diferentes pero si estás buscando algo único, desde este mes de marzo ya se puede personalizar tu propia silla. Las imitaciones tienen un sinfín de acabados pero con esta acertada apuesta de poder personalizar la original, creo que no quedará espacio para las imitaciones. Así que para aquellos que les cuesta más identificarlas, esta tarea pronto será algo más complicada. Otro punto fuerte de comprar la original es que lo considero una inversión, ya que es un icono de diseño del siglo XX ( está expuesta en el museo MOMA de NY). Estoy agradecida a los creadores Bonet, Kurchan y Ferrari por idearla en 1938”, alega la interiorista Júlia Casals.

Un color que se mantiene inalterable al paso del tiempo, una silla que no se comba con el uso, un almohadón sin arrugas, una rejilla alineada al milímetro… En las piezas de diseño estos detalles marcan la diferencia. Porque ya lo dijo Mies Van der Rohe, “Dios está en los detalles”. En pleno siglo XXI, cuando las piezas icónicas han adquirido cada vez más popularidad, hay quienes se suben al carro del éxito y bajo el paraguas del “diseño inspirado en”, lanzan réplicas de las originales. O, lo que significa lo mismo, copias.

Si cuando queremos adquirir las piezas de mobiliario vamos a las fuentes originales y a los establecimientos homologados, no tendremos ningún problema. Pero, ¿qué pasa cuando compramos un sofá o una lámpara de segunda mano? Para acertar con la compra, nos hemos puesto en contacto con las editoras y nos han dado las pautas para diferenciar los iconos originales de los que son meras imitaciones.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?