Las ideas más fáciles (y baratas) para decorar tu mesa en Navidad

Para conseguir una mesa navideña bonita se necesita menos de lo que piensas. Aquí algunas ideas.

Los turrones, los villancicos y las reuniones familiares están al caer y el espíritu navideño nos ha invadido. Todavía no sabemos cuántas personas podremos juntarnos este año alrededor de la mesa, pero sí estamos seguros de que queremos que ésta sea estética y bonita. Este año te proponemos que vistas tu mesa con una estética sencilla y te animamos a incentivar el reciclaje de lo que tengas a mano y contribuir a ahorrar algo en estas semanas de tantos gastos.

Solo hace falta sacar adornos que guardamos de otros años, abrir cajones y rebuscar piezas que bien valen una segunda vida o dar un paseo por el parque o el campo para encontrar elementos con los que vestir la mesa. Eso sí, deberás dejar que fluya tu vena creativa para que tu mesa quede bonita sin sucumbir a la fiebre consumista. Aquí unas ideas para conseguirlo.

 

1 / 8
Mesa con decoracion de plantas de pino y colgantes de galletas de jengibre. Aprovecha la naturaleza

Aprovecha la naturaleza

Las ramas verdes de pino y abeto aguantan perennes todo el invierno y son sinónimo del último festivo del año. Puedes usarla como detalle y crear un camino de mesa mesa, anudarlas con una cinta a las servilletas o colócalas dentro una botella de cristal. Son toques de naturaleza que aportan vida.

Mesa de Navidad decorada con globos y adornos del arbol navideño. Del árbol al mantel

Del árbol al mantel

Reutiliza la decoración del árbol de Navidad, como las bolas y los adornos que te gusten y distribúyelos por la mesa, en los platos o como centro de mesa. ¡El efecto es único!

Mesa con decoración de Navidad en color blanc con arboles. Juegos de color

Juegos de color

Animamos a salirse de los clásicos colores rojo y verde. Son buena opción, aunque sienta muy bien salirse de la norma y dejar que la imaginación fluya. Puedes lanzarte a usar tonos blancos y morados que dan un toque muy invernal, o dorados y azules.

Mesa de madera con camino de mesa en color verde sin mantel. Tejidos ricos

Tejidos ricos

Si estas fiestas vas a pasarlas en una casa en el campo o en un ambiente rural, puedes envolver la mesa con los típicos manteles de cuadros o incluso dejarla desnuda con la madera vista. Para las mesas más urbanas, una opción muy divertida pasa por hurgar en el baúl de los recuerdos, jugar y mezclar. Retales, colchas antiguas, mantones de Manila… Es hora de esmerarse y rescatar del cajón ricos textiles y darles una segunda vida. Eso sí, evita las servilletas de papel.

Mesa de navidad con decoración en color dorado y mantel blanco. Detalles metalizados

Detalles metalizados

Dorado, plateado, incluso, nácar y cristal destacan tanto sobre una mantelería en tonos oscuros como claros y su brillo pone sofisticación. Cubiertos, un bajoplato, elementos naturales como piñas… escoge un acabado (no los mezcles) y conviértelo en el rey de la mesa.

Vajilla vintage sobre una repisa con decoracion de navidad. La vajilla de la abuela

La vajilla de la abuela

Es el momento de dar una segunda vida al juego de vajilla que heredaste y tienes guardado en la alacena. Hazlo resplandecer con un mantel de hilo blanco o negro, que hará que resalte de una manera muy elegante. Si no dispones de suficientes servicios para completar la mesa, crea tu propio juego con los platos que has recopilado de tus viajes, los heredados… Seguro que lo que tienes, puedes conseguir un resultado espectacular.

Mesa de navidad con velas. Luces cálidas

Luces cálidas

A la hora de crear una atmósfera única, la luz de las velas no tiene rival. Baja la luz artificial y pon muchas velas en la mesa. Dentro de tarros, en botellas, en candelabros de plata… Son un elemento mágico y económico con el que generar un ambiente cálido.

Centro de mesa con granadas. Centros de mesas con frutas

Centros de mesas con frutas

¿Qué te parece crear el tuyo propio? Nos encanta la idea de combinar ramas de pino con rodajas de naranja seca. Puedes utilizar una base que ya tengas, usar una tabla de madera o un gran jarrón de cristal. Unos días antes de tu comida o cena de Navidad, deja secar rodajas de naranja, una fruta muy mediterráneo y de temporada invernal, y aprovecha tus escapadas al campo para recoger ramas de pino. Combina ambos elementos en el centro de mesa y conseguirás, además, un sutil aroma muy navideño.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?