Gio Ponti

Reencarnación del ecléctico hombre renacentista, Gio Ponti abrazó cualquier disciplina que diera rienda suelta a su pasión creadora: arquitectura, diseño, gráfica, escenografía... Pero sobre todo fue maestro de maestros, y pionero en situar a Italia en el olimpo de la modernidad.

Biografía de Gio Ponti

Gio Ponti

Ningún tema creativo le fue ajeno a Gio Ponti (1891- 1979), un humanista del diseño, fundador y director hasta su muerte de la mítica revista Domus, desde la que reveló su visión del mundo. Como arquitecto diseñó casas que, como él pregonaba, “expresaran amor a la vida”, como la Villa Planchart en Caracas, o el que fuera por unos años el rascacielos más alto de Europa, la Torre Pirelli, facetada a la manera de un diamante para que la luz se reflejara en ella y la hiciera más ligera.

Torre Pirelli, Milán, 1960.

Precisamente esa idea de lo liviano, de lograr lo máximo con lo mínimo, está detrás del que quizá sea su diseño más reconocido: la silla Superleggera, que todavía produce Cassina. Un objeto que roza lo arquetítpico con su estilizada y sobria estructura de madera de fresno y su asiento de paja trenzada.

Silla Superleggera, Cassina, 1955.

Con gran visión, promovió la industrialización del diseño en su país, pero sin perder nunca las raíces artesanales del producto, preparando el terreno para la eclosión de firmas como Flos, Artemide o Driade. Además no se quedó en la teoría, porque creó en 1932 junto a Pietro Chiesa la firma de iluminación FontanaArte.

Lámpara 0024, Fontanaarte, 1933

Promotor de los premios Compasso d’Oro, fundador de la Asociación de Diseño Industrial (ADI), director de la Trienal de Milán, profesor del famoso politécnico de la capital lombarda... su “bulimia” creadora le llevó a trabajar para 120 empresas y construir en 13 países, pero sin perder nunca de vista el halo poético de lo que hacía: “No es el cemento, la madera, la piedra, el acero, el vidrio, el elemento más resistente. El elemento más resistente en la construcción es el arte”. Su legado es pura resistencia.

Butaca D153.1, Molteni, 1953

 

Más Sobre

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?