En la villa romana La Olmeda de Palencia ahora puedes escuchar algo histórico

A partir de documentación histórica, a la colección del yacimiento se ha añadido la primera réplica de un instrumento musical de origen romano, el hydraulis, que fue, probablemente, el primer instrumento de teclado de la historia.

Interior de la villa romana La Olmeda.
Ores Lario
Ores Lario

Periodista especializada en estilo de vida, decoración y diseño

Este mes de julio la villa romana La Olmeda en Pedrosa de la Vega (Palencia), un conjunto declarado Bien de Interés cultural en 1996, ha cumplido 54 años desde la reapertura del recurso renovado en 2009. Todo comenzó en 1968 cuando Javier Cortes realizaba labores agrícolas en sus tierras de labranza y descubrió unos restos que fueron el principio de una investigación arqueológica.

La casa, de dos pisos, estaba flanqueada por cuatro torres, dos cuadradas en la fachada norte y dos octogonales en la sur.

El resultado de este descubrimiento fortuito reveló 27 mosaicos polícromos de entre los siglos IV y V, que decoraban los suelos de las 35 habitaciones que componían la villa palaciega. Un auténtico palacio de un terrateniente de la época de Diocleciano y Teodosio I que la revista National Geographic ha señalado entre los doce más importantes recintos arqueológicos del mundo.

En el recinto hay una pieza excepcional: un mosaico figurativo de 175 m2 donde se recrean escenas de una cacería.

Con el objetivo de difundir el patrimonio histórico de la provincia, la diputación palentina, propietaria y gestora de la Villa Romana La Olmeda, encargó al taller artesano Acitores la realización de una réplica del hydraulis, que fue, probablemente, el primer instrumento con teclado dela historia. "Construirlo ha sido todo un reto. No hay modelos a seguir y ha habido que construir un puzle con los datos y los restos arqueológicos existentes para hacerlo sonar", dicen desde Acitores.

El Hydraulis.

Su investigación sobre el instrumento en las fuentes escritas y en los restos arqueológicos es lo que ha permitido construir esta recreación. Así, hoy podemos conocer su funcionamiento y su sonido. Este hydraulis tetracordo (es decir, con cuatro hileras de tubos) de dieciocho notas nicas, según los modelos griegos, puede usarse en actuaciones musicales. Para ello, el 28 y 29 de septiembre está previsto que se celebren las primeras Jornadas de Arqueomúsica para profundizar en el hydraulis y entender su éxito en teatros, anfiteatros y circos, así como en reuniones sociales o litúrgicas en época antigua. Además, en esta cita que busca traer el pasado al tiempo presente, también se analizaran las fuentes y las imágenes de los instrumentos que han llegado hasta nosotros. Habrá charlas magistrales y conciertos."Hemos querido innovar con nuestra historia, demostrando que el pasado y el presente son claves para nuestro futuro", sentencia Ángeles Armisén, presidenta de la Diputación de Palencia.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?