La guía para amueblar un dormitorio desde cero

Además de la cama y la mesita de noche, toda habitación debe contar con otros elementos indispensables como espacio de almacenamiento y, al menos, dos tipos de iluminación.

Un dormitorio vacío es como un lienzo blanco. Al principio asusta, luego llega la inspiración y finalmente se disfruta de un entorno confortable y tranquilo que influirá mucho en nuestro bienestar. Y es que para descansar bien hay que conseguir crear un entorno propicio para ello.

Probablemente sea esta la estancia más personal de la casa, aquella en la que somos nosotros mismos. Por eso es importante elegir un estilo decorativo que nos identifique y con el que estemos a gusto. Por otro lado, es importante tener claro cuáles son las necesidades que queremos cubrir, pudiendo diseñar un dormitorio con cama y poco más, hasta otro con butaca, escritorio o incluso vestidor.

1 / 8
Cama frente a gran ventanal

Pensar la ubicación de la cama

Protagonista indiscutible del dormitorio, su colocación va a determinar la disposición del resto de los elementos. Cerca de la ventana, frente a ella, alejada del radiador o pegada a la pared son las opciones más habituales. En cualquier caso, las cortinas son necesarias tanto para agregar calidez como para mantener la intimidad. 

Cama con cabecero de madera y butaca Diamond Lounge Chair

Elegir la cama y el cabecero

Si bien la elección de la cama suele estar condicionada por la comodidad y el bienestar, la del cabecero es básicamente estética. En este sentido existen muchas posibilidades como pueden ser los tradicionales tapizados, capitoné o madera. También puede prescindirse de él sustituyéndolo por revestimientos, pintura o papel pintado. 

Vestir la pared principal

Vestir la pared principal

Empapelar la pared es un gran recurso para aumentar su protagonismo. Utilizando un gran estampado ganará perspectiva produciendo un efecto asombroso. En ese caso, a fin de no saturar, se recomienda moderar el uso de color y mantener cierta sobriedad en el resto del dormitorio.

Dormitorio gris con libros como mesita de noche

Encontrar una mesita de noche que se adapte al espacio

En un aspecto práctico, la mesita auxiliar es un elemento indispensable en el dormitorio. Por cuestiones de espacio, puede ser necesario agudizar el ingenio y buscar soluciones tan prácticas como originales y atrevidas. Desde una pila de libros hasta una silla, un taburete o incluso un amplificador pueden ser grandes candidatos.

Dormitorio en marrones con mueble y hornacina

Añadir más espacio de almacenaje

El orden es un requisito fundamental para que la energía positiva fluya en el dormitorio, con lo que los elementos de almacenamiento van a tener un papel relevante. 

Armarios y cómodas son buenas opciones para mantener los objetos bien guardados, pero si se busca una propuesta más decorativa las estanterías y hornacinas cumplirán perfectamente ambos requisitos.

Dormitorio con zona de escritorio de mármol

Disponer de una zona de escritorio

Si se cuenta con el espacio para ello, una mesa de escritorio va a aportar mucho encanto a la par que creará un espacio tranquilo donde trabajar, leer o escribir. Entre las opciones más interesantes, aparte de la tradicional mesa, se encuentran aquellas de superficies suspendidas que van de lado a lado resultando tan prácticas como ligeras visualmente.

Dormitorio en blanco y rosa

Dar calidez con los textiles

La mayoría de los dormitorios se conciben como un refugio tranquilo y personal que propicia un buen descanso. Las cortinas y la ropa de cama cuentan con un papel sumamente importante, tanto por la suavidad y la calidez de su tejido como por los colores que se elijan para ellas.

Por lo general, suele confiarse en el blanco, el beige, el crema o los tonos pastel para crear la atmósfera adecuada. La tendencia de los últimos años ha sido la incorporación de colores más oscuros como el gris, el marrón, el azul marino e incluso el negro. 

Para aportar contraste sin romper la armonía, puede utilizarse una superficie pequeña como una alfombra, un cuadro o una butaca, como esta naranja, diseño de Victoria Yakusha para Faina.

Cabecero de madera y detalles decorativos

Añadir detalles decorativos

Una vez conformado el dormitorio tan solo quedan por añadir elementos decorativos como láminas, marcos o fotografías. Apoyarlos en vez de taladrar resulta bastante cómodo y permite cambiarlos de posición tantas veces como se desee.

Por otro lado, la presencia de la naturaleza en cualquiera de sus vertientes siempre suma. Sean caracolas, piedras, ramas o flores silvestres, es interesante acompañarlas de piezas de cristal que las complementen sin apenas ocupar espacio.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?