Cactus para casa

16 tipos de CACTUS muy diferentes que deberías conocer (y tener): ¡nosotros los queremos todos!

Por su gran variedad, son perfectos para dar un toque de color a cualquier rincón, desde pequeñas estanterías hasta dar vida y protagonizar entradas o esquinazos

Añade estos cactus a la decoración de tu casa.
Pexels
Lucia Lera
Lucía Lera

Periodista especializada en diseño y estilo de vida

El hecho de no tener muy buena mano para las plantas no es razón para privar al hogar de su encanto. Y ni por ello hay que privarse de la vida que dan al interior de una estancia, ni de la sensación de calma que produce tener un pequeño jardín con plantas de interior al llegar a casa después de largos viajes o días ajetreados. Además de bonitas, dejan atrás esa sensación desértica en el hogar, y es precisamente en este tipo de paisajes donde podemos encontrar el remedio perfecto para los más descuidados: los cactus.

Si hay una ventaja que tienen los cactus es su resistencia. Pertenecen a la familia de las suculentas, es decir, que almacenan el agua en sus hojas y aguantan perfectamente a largos periodos sin riego. Aptos para despistados y para viajeros. 

La guía básica de cuidados es sencilla. Únicamente debes tener en cuenta que no debes regarlos mucho, que la mejor época para trasplantarlos es el verano o la primavera y, al poder ser, en suelos con pocos nutrientes o especiales para cactus. El hecho de que sean exóticos hace que también necesiten de un ambiente fresco y soleado junto a tomas de luz. 

Sus formas exóticas, salvajes y únicas son todo un recurso decorativo para llenar de color pequeños rincones o grandes espacios. Podemos encontrar gran inspiración en sus formas, bien sean los icónicos cactus desérticos característicos de Sonora en Arizona y México, los tropicales o los endémicos de Canarias. Existen más de 2000 especies diferentes entre las que elegir. Son muchos y por eso te facilitamos la decisión con los cactus que querrás encontrarte en cualquier pequeño rincón de la casa, con unos pequeños consejos para su cuidado ¡No te pierdas ninguno!

1 /16
1 castillo de hadas
Pexels

Castillo de hadas

Este cactus es perfecto para principiantes. Apenas requiere mucho cuidado y solo hay que estar pendiente de no someterlo a temperaturas muy bajas, ya que no es muy resistente al frío. Además, sus características columnas hacen que sea el protagonista independientemente de dónde esté colocado.

3 Euphorbia
Pexels

Euphorbia

Aspecto robusto proporciona un toque elegante y moderno a cualquier espacio de la casa. Son tanto de interior como de exterior, por lo que es importante que tengan luz de forma directa y constante y así estarán en mejor estado. Por su presencia es perfecta para colocar en la entrada de la vivienda o en los pasillos.

4 Cactus oreja de conejo
Pexels

Cactus oreja de conejo

Otro de los clásicos si hablamos de cactus es el de oreja de conejo. Sus tallos son ovalados y poseen unos reconocibles puntos blancos con las que debemos tener cuidado, ya que son pequeñas espinas blancas y amarillas. Ideales para colocar en la repisa de la ventana, agradecerá la exposición constante al sol.

5 Pitahaya
Pexels

Pitahaya

Esta especie no es recomendable para interiores, pero quedará perfecta para dar ese toque salvaje y de color a cualquier terraza o balcón. ¿Los requisitos que necesita? Tener mucho sol directo y evitar exponerlo a temperaturas muy bajas

6 cactus asiento de siegra
Pexels

Cactus asiento de suegra

Le caracteriza su forma redondeada y sus largos pinchos, lo que hace que sean perfectos como centro de mesa. Tardan mucho en alcanzar un gran tamaño, por lo que es el cactus ideal para colocar entre los huecos de las estanterías.

7 Biznaga de agua
Pexels

Biznaga de agua

Es fácilmente reconocible por su forma de raíz, pero más aún por el toque de color que tiene en su parte superior. Una alternativa más colorida para los que quieren una planta con auténtica personalidad

cactus iStock 592674740
iStock

Cactus de Navidad

Similar, aunque no igual, es el cactus de Navidad, a quien debe su nombre porque su época de esplendor es durante el invierno. Con un tamaño medio podremos colocarlo sobre una mesita para alzarlo ligeramente del suelo y hacerlo resaltar más. Es recomendable regarla dos veces por semana para mantener vivo el color de sus flores.

cactus iStock 1476973054
iStock

Mamilarias

¿Quién dijo que los cactus no podían tener color? Las mamilarias son ese tipo de cactus que todos queremos tener en el escritorio, en una mesa o en las pequeñas baldas de la cocina. No alcanza gran tamaño y se caracteriza por tener una forma globosa con aristas para formar una estrella de tres a cinco lados.

10 Astrophytum Asterias
Pexels

Astrophytum Asterias

Como señalamos anteriormente, una gran cualidad de los cactus es su variedad de formas y colores. El ejemplo perfecto lo tenemos con la también conocida como planta estrella.  El híbrido perfecto entre una flor y un cactus con el que poder.

12 Estrella de la tarde
Pexels

Estrella de la tarde

El último de los cactus pequeños que te recomendamos es la estrella de la tarde. Su tamaño no alcanza más de 7 cm de altura y tiene un encanto especial ya que toda su superficie está cubierta de espinas traslúcidas y brillantes.

13 Cactus cola de mono
Pexels

Cactus cola de mono

El cactus cola de mono se caracteriza por crecer en forma de lianas y por estar cubiertas con una gran cantidad de espinas, que dan la sensación de estar recubiertas de pelo. Haciendo honor a su origen, quedarán perfectas en lugares altos donde sus tallos queden colgantes.

14 Cactus cacahuate
Pexels

Cactus cacahuate

No hay mejor descripción que un nombre, sobre todo cuando el siguiente cactus debe su nombre a la divertida forma de cacahuate de sus tallos. No crecen más de 15 cm, así que son idóneos para cualquier rincón. Consejo de interiorismo: para destacar sus tallos y la flor, cubre la superficie de sustrato con una capa de guijarros blancos finos. 

15 Cactus espina de pescado
Pexels

Cactus espina de pescado o zig zag

El cactus espina de pescado o zigzag deja atrás la típica imagen de cactus que se nos viene a la cabeza al pensar en este tipo de plantas. Su primera diferencia es que no tiene espinas. En su defecto, posee unos tallos serpenteantes que le llenan de carácter, perfecto para cualquier salón. No necesita mucho riego y se recomienda abonar para que mantenga su color.

16 Planta cebra
Pexels

Planta cebra

La Haworthia fasciata es uno de esos cactus “no cactus” que destacan por una singularidad y belleza especial. Apodado como la planta cebra, posee unas reconocibles líneas blancas que van de un lado a otro y que la hacen perfecta para decorar cualquier interior. Además, destacar que es una planta de semisombra, por lo que podremos colocarlo en cualquier rincón de la casa, y que su cuidado requiere de riego cada 15 días. 

17 cactus monstruoso jpg

April Plants

aprilplants

Cactus monstruoso

Tiene la típica forma que nos imaginamos en el decorado de una película de terror. Sin embargo, estas cualidades son las que dan el encanto único de este tipo de cactus. Y lo más importante: son muy resistentes y resisten tan bien el frío como el calor.

Cereus Spiralis

@amandaandtheplants

Instagram

Cereus Spiralis

Sorprendente, estético y perfecto para ser el centro de todas las miradas. El cereus spiralis es una de esas especies que fusionan exotismo con autenticidad. Posee una forma en espiral y grandes flores blancas o rosas que solo florecen por la noche y al amanecer se marchitan.

 

Si quieres estar al día de todo lo que publicamos en www.arquitecturaydiseno.es, suscríbete a nuestra newsletter

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?