Una casa de campo en Asturias que presume de ladrillo visto y proporciones perfectas

Los materiales sin ornamentos toman el protagonismo en la estética de esta casa en Asturias de arquitectura equilibrada y proporcionada.

Foto: Luis Díaz Díaz
Sara Barragán del Rey
Sara Barragán del Rey

Periodista especializada en arte y cultura visual

Con un presupuesto ajustado, el equipo CDP Arquitectos logró crear poesía arquitectónica llevando al límite la materialidad y creando una casa en Asturias tan equilibrada como eficiente. Ubicada en una parcela recientemente urbanizada en la localidad de Tapia de Casariego, la vivienda, ideada como casa de verano y de fin de semana, derrocha personalidad sin aspavientos ni ornamentos. "Las clientas son una pareja que son amigas del estudio. Por tema de presupuestos, les propusimos llevar al límite la materialidad, dejando ver lo orgánico de los materiales que estamos utilizando y dejando todo en bruto, tal y como se coloca", explica Adrián Lesmes, socio fundador del estudio CDP junto con Pablo Serna y Bilbo García-Conde.

La vivienda, de una sola planta, ha sido concebida como segunda residencia y en sus 200 metros cuadrados de planta cuenta con varias zonas diferenciadas, siempre manteniendo el eje longitudinal. Por un lado se encuentra la zona de dormitorios y baños que se conecta con la zona del salón a través de un interesante módulo central, en el que se ubica la cocina. También cuenta con un garaje y lavadero, como posible habitación extra.

En el interior, el ladrillo visto se convierte en el absoluto protagonista en paredes, techos e, incluso, en muebles de obra que solucionan todo el interiorismo, como los sencillos pero originales armarios de los dormitorios. "Toda la casa ha sido modulada a partir del tamaño de los ladrillos de 24x12", asegura Lesmes. Un detalle que se suma a soluciones precisas que hacen del conjunto un espacio acogedor y equilibrado. De hecho, todas las instalaciones están ocultas en las cámaras de fachada o entre la juntas del ladrillo, en los cargaderos de las ventanas y en las puertas se ve también solo el ladrillo, (que está rematado e ingletado). En cuanto a aislamientos se ha apostado por la máxima calidad y, para adecuar la casa al clima, se ha instalado un suelo radiante. Un lucernario en la terraza junto a la cocina, contribuye también a aprovechar el sol del invierno y, gracias a su diseño, favorece una buena ventilación en verano. 

1 /11
casa asturias

La horizontalidad es el sello de este proyecto en el que se ha aprovechado al máximo la orientación, para proteger la casa de los vientos de la zona. La fachada sur (en la foto) es la que da al jardín, mientras que la fachada norte da a la entrada desde la calle. "Los baños, el comedor y la cocina por un lado, dan a esa calle, que tiene menos interés. Los dormitorios y el salón, así como la cocina por el otro lado, dan a la vista buena, el jardín de la casa", explica Lesmes.

terraza casa asturias

La peculiaridad de la cocina es que se encuentra ubicada en este módulo central que une las dos alas de la casa y tiene salida a la terraza de la fachada sur, con cubierta translúcida. Es una solución pensada para aprovechar el sol durante el invierno pero, al mismo tiempo, favorecer la ventilación durante el verano, para lo que este módulo central se ha diseñado más bajo dejando un espacio libre que favorece la circulación del aire. 

cubierta policarbonato

El techo es de policarbonato y se sostiene sobre unas vigas de madera laminada estructural de abeto, un material utilizado también en otras partes de la vivienda. La chapa galvanizada, junto con la madera y el ladrillo, es otro de los materiales que dan personalidad al proyecto. "Este lucernario potencia la luz natural y con las vigas de se crea un interesante juego de luces y sombras", destaca el arquitecto. 

casa asturias

Las ventanas están recercadas con la propia madera de abeto, un detalle que logra dar un aspecto acogedor.

Cocina casa asturias

La cocina en el interior, cuenta con vistas a ambas fachadas, disfrutando de una gran cantidad de luz natural. Todo el diseño está hecho a medida, incluida la funcional barra de desayuno. 

Salón casa asturias ladrillo

El ladrillo toma el protagonismo en el interior, revistiendo de forma acogedora todas las paredes e, incluso, la chimenea y el banco junto a ella, todo diseñado a medida, soluciones que convierten el estilo en casi minimalistas pues ofrecen elementos arquitectónicos como mobiliario. Los suelos de pavimento continuo son de mortero autonivelante y cuenta con un sistema de calefacción radiante que, en verano, puede utilizarse con agua fría para refrescar el ambiente. 

dormitorio casa asturias

Los dormitorios mantienen este estilo simple y rotundo con el ladrillo visto. "Al ladrillo se le dio un tratamiento hidrófugo y para fijarlo y evitar que no caigan restos de mortero. Por lo demás, está tal cual fue colocado", explica Lesmes. 

dormitorio ladrillo

En los dormitorios se crearon unos armarios muy sencillos con algunas baldas de obra que funcionan como espacios de almacenaje que potencian la sencillez de la casa. 

baño casa asturias

En el baño se mantiene, de nuevo, el mismo estilo, con todo diseñado a medida por el equipo de arquitectos. 

ventana casa asturias

La casa está llena de detalles precisos, como los cargaderos de las ventanas y las puertas en las que se ve solo el ladrillo, que está rematado e ingletado.

casa asturias ladrillo

En el exterior, la idea original fue dejar el ladrillo visto en la fachada, pero por ordenanzas municipales no fue posible. El tejado es de pizarra, siguiendo la tendencia de la arquitectura local de esta zona occidental de Asturias, muy cercana a Galicia. 

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?