Un ático con base minimalista de 300 metros cuadrados donde se fusionan con elegancia el color y la calidez

La interiorista Pia Capdevila ha dado vida y personalidad a este dúplex de 300 metros cuadrados en la exclusiva urbanización de La Finca de Madrid.

Fotos y estilismo: Paloma Pachueco
Paloma Pachueco
Ores Lario
Ores Lario

Periodista especializada en estilo de vida, decoración y diseño

Evita los brillos y apuesta por los textiles para dar sensación de hogar. La calidez es sello inconfundible en el trabajo de Pia Capdevila y eso es lo que ha conseguido aportar a este dúplex de líneas minimalistas situado en la exclusiva zona residencial de La Finca (Madrid). Los propietarios de la vivienda, amigos de la interiorista que ya habían confiado en ella para otros proyectos, entregaron a la experta una construcción recién terminada de bases neutras a la que le faltaba vida y personalidad para que ella ejecutara una intervención de interiorismo, amueblamiento y decoración, que es la que ella llevó a cabo con el objetivo de "crear un hogar".

A la familia, que se instalaba en la capital, le gustó esta vivienda de 150 metros cuadrados por planta por su ubicación, por el entorno y por las vistas al campo de golf. El proyecto partía de una arquitectura marcada con la obra nueva y, por tanto, la decoración del espacio se adaptó a ella con la petición expresa de maximizar la capacidad de almacenaje. Y, sobre todo, con relación a la gran cantidad de libros que tienen y que exigía disponer de una importante librería. De hecho, según el estudio de interiorismo, éste se convirtió "en uno de los puntos de partida del proyecto", tal como asegura la experta.

La colección de obras de arte y cómo integrarla en los diferentes espacios de la vivienda fue otro de los retos más destacables del proyecto. El resultado demuestra que se ha sacado el máximo partido a las estancias haciéndolas cómodas y funcionales consiguiendo "que un ambiente que a priori era frío, debido a la presencia del mármol, lo convirtiéramos en espacios cálidos", explica Pia Capdevila. Ella misma reconoce que el proyecto es bastante diferente, de líneas más modernas a las habituales del estudio, "pero conseguimos no perder nuestro objetivo de la calidez".

1 /12
Pia Capdevila Proyecto 444 Madrid FOTO y ESTILISMO de Paloma Pachueco recibidor
Paloma Pachueco

La escalera, el eje

En el centro de la vivienda, y a modo de elemento vertebrador de las diferentes zonas, se sitúa el recibidor con una original escalera que conduce a la planta superior dónde está la terraza. En la planta baja se encuentra un salón comedor abierto a la cocina mediante una puerta corredera, así como tres dormitorios (uno de ellos en suite y los otros dos que comparten baño), además de un aseo de cortesía, un despacho y una zona de lavandería.

En esta sofisticada entrada tienen un papel determinante las obras de arte, como la llamativa escultura de pie y el cuadro que preside la pared que conduce hacia los dormitorios, revestida de la misma madera que la escalera.

La alfombra es de The Rug Company en BSB y los cojines, de Pepe Peñalver.

Pia Capdevila Proyecto 444 Madrid FOTO y ESTILISMO de Paloma Pachueco salon 3
Paloma Pachueco

El salón

Desde el recibidor, a mano izquierda, hay un acceso directo a la cocina y otro al salón-comedor. Es en este espacio donde a la interiorista se le presentó el reto más motivador del proyecto: "Integrar estas tres cosas, sin perder las vistas, fue complicado", reconoce quien encontró la solución con un mueble central a medida de altura media que diseñó el estudio para dividir el espacio en dos, "sin perder la sensación de espacio único abierto".

Se trata de una pieza de palillería de madera que alberga el gran televisor y la chimenea de bioetanol en la parte inferior.

 

Pia Capdevila Proyecto 444 Madrid FOTO y ESTILISMO de Paloma Pachueco salon 2
Paloma Pachueco

Madera y color

En la zona de estar, los sofás a medida, son de Miki Beumala, los cojines, de Pepe Peñalver y BSB, las mesas auxiliares blancas, de Javier Bellón, las de madera de Vitra y la azul es el modelo Cubb de Inés Benavides. La alfombra, de The Rug Company en BSB. Y, sobre la chimenea, una escultura azul y verde, de Maite Carranza, jarrón azul, de Habitat y los blancos son de Zara Home.

Pia Capdevila Proyecto 444 Madrid FOTO y ESTILISMO de Paloma Pachueco comedor 1
Paloma Pachueco

El comedor

Toda la pared principal que comparte el espacio del salón-comedor está presidida por una gran librería en laca del mismo color que la pared, con algunos de los huecos revestidos con fondo de madera. Este mueble, que está unido a la pieza central y cuya parte inferior se ha hecho cerrada para almacenaje, ayuda a potenciar tambie´n la comunicación visual entre ambos ambientes.

Pia Capdevila Proyecto 444 Madrid FOTO y ESTILISMO de Paloma Pachueco comedor 3
Paloma Pachueco

El espejo

Un gran espejo en la pared permite ver reflejadas las panorámica al campo de golf mientras se está en la mesa.

La mesa es de Ethnicraft, las sillas a medida las ha tapizado Miki Beumala con tela de Romo y el centro de cristal es de Judith Sanquintín. 

Pia Capdevila Proyecto 444 Madrid FOTO y ESTILISMO de Paloma Pachueco cocina 1
Paloma Pachueco

La cocina

La cocina formaba parte del proyecto original que venía con la obra nueva, en blanco y, junto al pavimento claro, la luminosidad natural se eleva a su máximo exponente gracias a la gran cristalera.

La intervención en este espacio se centró en la decoracio´n para integrarla al salón con unos taburetes de disen~o en madera, una imponente lámpara de base cera´mica y un cuadro cuyos tonos azules, junto al de algunas piezas decorativas, representan un guiño al conjunto. La puerta corredera es otro elemento que ayuda a fomentar esta comunión espacial.

Pia Capdevila Proyecto 444 Madrid FOTO y ESTILISMO de Paloma Pachueco cocina 3
Paloma Pachueco

Detalles de madera

Los muebles la cocina, el pavimento y la grifería es de Porcelanosa. Los jarrones de cristal de murano, de Judith Sanquintín, los taburetes, de Norr11. La lámpara de techo, de Normann Copenhagen y los electrodomésticos, de Neff.

Pia Capdevila Proyecto 444 Madrid FOTO y ESTILISMO de Paloma Pachueco dormitorio principal 1
Paloma Pachueco

Dormitorio principal

En el dormitorio principal, un revestimiento de palillería vuelve a protagonizar, en este caso, la pared del cabecero, hecho a medida tambie´n en madera, un material habitual del estudio para aportar "la calidez de hogar" que caracterizan todos sus proyectos. Y en este, con mayor motivo, ya que debía contrarrestar la frialdad de los suelos de mármol.

Pia Capdevila Proyecto 444 Madrid FOTO y ESTILISMO de Paloma Pachueco dormitorio principal 2
Paloma Pachueco

Pinceladas de mostaza

Junto al cabecero diseñado a medida por Pia Capdevila en madera de roble con aplicaciones en laca, se ha dispuesto una mesa de noche, de Crisal y una mesa auxiliar geométrica, de Maite Carranza. La ropa de cama es de Matarranz y los cojines de Pepe Peñalber. 

Pia Capdevila Proyecto 444 Madrid FOTO y ESTILISMO de Paloma Pachueco dormitorio principal ban~o
Paloma Pachueco

Baño principal

El lavabo, la grifería, los solados, el espejo y la mampara son de Porcelanosa. El papel pintado de Photowall, el jarrón de H&M Home y el taburete de Sklum.

Pia Capdevila Proyecto 444 Madrid FOTO y ESTILISMO de Paloma Pachueco dormitorio
Paloma Pachueco

Dormitorio de invitados

El recurso decorativo en esta estancia se ha centrado en crear una base neutra con el color azul como hilo conductor entre diferentes detalles, el mismo tono que destaca en otras estancias de la casa. 

Pia Capdevila Proyecto 444 Madrid FOTO y ESTILISMO de Paloma Pachueco terraza 1
Paloma Pachueco

La terraza

Situada en la planta superior de este dúplex madrileño, se acondicionó con una gran zona de estar con mobiliario que combina madera y aluminio bajo una pérgola con estructura blanca que se integra perfectamente en el revestimiento de la fachada. Los tonos del conjunto de este salón exterior tienden a una paleta cromática neutra, ideal para esos momentos de relax que inspiran este atractivo espacio al aire libre.

Loading...